Compartir

Diferencia entre ética y moral

 
Por Gianluca Francia. 22 octubre 2020
Diferencia entre ética y moral

Hablar de ética implica necesariamente abordar la cuestión de la moral, términos que, por lo demás, en el lenguaje común normalmente significan lo mismo. En el lenguaje diario no se diferencia entre los términos "moral" y "ética", utilizando ambos sin distinción para hacer referencia a normas, conductas y comportamientos del ser humano. Sin embargo, desde un punto de vista técnico-filosófico, los dos términos no tienen el mismo significado, y con este artículo de Psicología-Online veremos juntos cuál es la diferencia entre ética y moral, apuntando también la diferencia entre ética y moral según Savater.

También te puede interesar: Valores éticos: qué son, lista y ejemplos

Qué es la ética

La ética (del griego ethos, que significa costumbre, manera de ser y de pensar) ha surgido en el lenguaje filosófico con Aristóteles para indicar aquella parte de la filosofía que estudia la conducta del hombre, los criterios en base a los cuales se evalúan los comportamientos y las opciones.

  • Cuando esta parte de la filosofía se limita a describir la conducta moral y los criterios que la orientan, se habla de ética descriptiva.
  • Mientras que cuando se dan indicaciones sobre qué criterios y valores deben ser respetados por quien actúa se habla de ética normativa.

La ética es, por tanto, la ciencia que estudia los comportamientos del hombre y se pregunta si lo que hace corresponde a lo que debería hacer, mientras que el adjetivo "ético" define, calificándolo, un determinado modo de comportarse. La ética es la ciencia que debe indicarnos el bien que hay que perseguir. Pero, ¿qué es el bien? Según la clásica definición de Aristóteles, "bien es todo lo que es objeto de deseo", de la que podemos deducir los siguientes postulados metafísicos de la ética:

  • Hay sólo el bien, el mal no es más que la ausencia de bien.
  • Excepto el Bien Absoluto, todos los bienes existentes en la naturaleza tienen algo bueno y malo.
  • El hombre busca siempre el bien.
  • Cuando se elige el mal se hace porque se considera un bien.
  • Elegir sólo es posible cuando nos enfrentamos a bienes relativos.

Qué es la moral

El término moral deriva etimológicamente del latín mos- moris, que significa costumbre, y por lo tanto indica la conducta de vida, las normas de comportamiento, los principios, los valores, refiriéndose específicamente a las acciones humanas cotidianas y a las opciones del individuo con respecto a la propia vida.

La moral está constituida esencialmente por principios, o normas, relativas al bien y al mal, que permiten definir o juzgar las acciones humanas, leyes universales que se aplican a todos los seres humanos y determinan su comportamiento. Se trata, por ejemplo, del respeto debido al ser humano en cuanto tal, de la obligación de tratar a los individuos de manera equitativa, de la condena total del sufrimiento infligido sin motivo. La coacción moral se produce en el hecho de que la violación de las reglas provoca la perturbación de la conciencia, la desaprobación o el juicio moral negativo más que una sanción pública impuesta por cuerpos organizados.

La formulación específica de las reglas morales que orientan nuestros comportamientos es en parte herencia de una serie de experiencias históricas que hemos hecho, una relación moral con el mundo que viene de la superposición de numerosas tradiciones morales que todavía informan la manera en que valoramos la realidad y las acciones.

6 Diferencias entre ética y moral

¿Qué diferencia hay entre la moral y la ética? A menudo los dos términos se usan indistintamente, pero su significado es diferente: comúnmente se hace referencia a la ética para indicar aspectos generales, mientras que se hace referencia a la moral para indicar aspectos más personales. A continuación veremos las diferencias entre la ética y la moral con ejemplos.

  1. La ética es la reflexión y la moral la conducta. La moral se puede definir como el conjunto de comportamientos y normas que normalmente se aceptan como válidos; pero la ética sería la reflexión sobre por qué se consideran válidas aquellas conductas y normas, en comparación con otras morales o moralidades que tienen personas diferentes.
  2. La ética pregunta y la moral responde. La moral, a diferencia de la ética, prescribe a cada hombre la acción que debe realizar en un momento determinado, de modo que permite decir lo que está bien hecho o no, lo que es bueno y malo, lo recto y lo justo. Por eso, allí donde la moral da respuestas, la ética plantea cuestiones, preguntas: la ética trata de construir un discurso que dé cuenta del porqué de las normas morales.
  3. La ética es la parte más objetiva y la moral más subjetiva. Se podría decir con Hegel que por moralidad se entiende el aspecto subjetivo de la conducta, cuál es la disposición interior, la intención del sujeto, mientras eticidad indica el aspecto más objetivo de la conducta, el conjunto de los valores que realmente se han realizado en la historia.
  4. Una distinción más articulada de los dos conceptos (Russ, 1997) es la que define la ética más teórica que la moral y más orientada a una reflexión sobre los principios. La ética no es como la moral, un conjunto de reglas de una cultura, sino que se coloca más allá de la moral: es una "meta-moral", en cuanto teoría razonada del bien y del mal, de los valores y de los juicios morales.
  5. La ética es más universal. Aunque etimológicamente el término “ética” remite al mismo significado de moral, a menudo se asocia a una visión universal, trans-moral, a diferencia del término “moral” que asume en general una connotación puramente religiosa o referida a particulares pertenencias culturales. Por eso, a menudo el término ético se utiliza para indicar una moral progresiva, nueva y abierta, capaz de generalizar y dialogar. (De Leo, Pierlorenzi, Scribano, 2000).
  6. La moral es más individual. En su libro Ética para un hijo (2007), Savater define la moral como el conjunto de comportamientos y normas que yo, tú y algunos de los que nos rodean consideramos válidos; la ética, en cambio, es la reflexión sobre por qué los consideramos válidos, y la comparación con otras morales de diferentes personas.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Diferencia entre ética y moral, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología social.

Bibliografía
  • Canto-Sperber, M., Ogien, R. (2006). La filosofia morale. Bolonia: Il Mulino.
  • Caputo, F. (2005). Etica e pedagogia. Linee di teorizzazione etica e pedagogica nel pensiero classico e medievale. Cosenza: Pellegrini Editore.
  • De Leo, G., Pierlorenzi, C., Scribano, M. G. (2000). Psicologia, etica e deontologia. Nodi e problemi della formazione professionale. Roma: Carocci Editore.
  • Giannella, E. (2009). Etica e Deontologia nel Counseling professionale e nella mediazione familiare. Roma: Sovera.
  • Russ, J. (1997). L’etica contemporanea. Bolonia: Il Mulino.
  • Savater, F. (2007). Etica per un figlio. Roma: Editori Laterza.
  • Zanotto, G. (2013). Etica e professione infermieristica. Manuale introduttivo. Milán: LSWR.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Diferencia entre ética y moral
Diferencia entre ética y moral

Volver arriba