Compartir

Diferencia entre lealtad y fidelidad

 
Por Gianluca Francia. 27 octubre 2020
Diferencia entre lealtad y fidelidad

¿Es mejor ser fieles o leales? ¿Se pueden colocar estas dos posiciones del alma humana como alternativa o están necesariamente unidas? ¿Se puede ser fiel y leal o desleal e infiel? Esta diferenciación es fundamental para permitir a cada uno vivir su subjetividad sin obstáculos y sus relaciones en base a sus aspiraciones profundas. Con este artículo de Psicología-Online veremos el significado de lealtad y la definición de fidelidad con ejemplos para descubrir cuál es la diferencia entre lealtad y fidelidad.

También te puede interesar: Diferencia entre ética y moral

¿Qué es la lealtad?

Según el diccionario de la lengua española, la definición de lealtad es la siguiente:

  • Cumplimiento de lo que exigen las leyes de la fidelidad y las del honor y hombría de bien.
  • Amor y fidelidad que muestran a su dueño algunos animales, como el perro y el caballo.
  • Legalidad, verdad, realidad.

La palabra lealtad deriva del latín legalitas que indica un componente del carácter, por lo que una persona elige obedecer a valores particulares de corrección y apoyo incluso en situaciones difíciles, manteniendo las promesas iniciales y actuando según un código preestablecido, sea tácito o explícito. En otras palabras, se puede entender por lealtad el grado de coherencia entre un comportamiento en la práctica y los ideales a los que se atiene teóricamente una persona; una cualidad moral humana que presupone la superación de un conflicto interior por una elección.

Lealtad indica, pues, un comportamiento que inspira a una persona a elegir "obedecer" y observar valores de corrección y sinceridad incluso en situaciones difíciles, manteniendo los compromisos asumidos. La lealtad se refiere también a las relaciones entre los miembros de un grupo social; expresa la convicción imaginaria de que, para formar parte del clan, hace falta una obediencia perfecta y obligada a un pacto. La lealtad puede ser considerada un vasallaje al servicio de la autoridad más fuerte; estructura, fija, endurece, reduce tanto el ser, cuya subjetividad es sofocada, como sus potenciales relaciones.

En el psicoanálisis la lealtad es un comportamiento ético suscitado por el Super-yo, a su vez introieción de las figuras parentales; es un elemento de la personalidad, por tanto, muy arraigado y antiguo, que se sumerge en el inconsciente y que hunde sus orígenes en la primera educación, entendida en sentido amplio.

¿Qué es la fidelidad?

Según el diccionario de la lengua española, la definición de fidelidad es la siguiente:

  • Lealtad, observancia de la fe que alguien debe a otra persona.
  • Puntualidad, exactitud en la ejecución de algo.

La fidelidad (fidelitas, en latín) es una virtud, un compromiso moral, con la que una persona o una colectividad de personas se vinculan para que un vínculo o una obligación hacia otra persona o colectividad de personas sea válido y mutuo. Parece estar vinculada a la confianza, pero no sólo, es también una dimensión ética relacionada con la lealtad y las decisiones fundamentales. No es de fácil observancia, puesto que la estructura humana es compleja y contradictoria.

La fidelidad se refiere a una dimensión completamente distinta, la del encuentro, de la delicadeza y del amor. La fidelidad es una realidad: la realidad de un compromiso adquirido con conciencia y verdad, ante todo hacia sí mismos, luego hacia el otro y sobre todo hacia el profundo vínculo de una alianza libremente elegida. La fidelidad a la alianza con el otro, que es sobre todo fidelidad a su ser profundo y a su deseo, es un proceso, un movimiento fluido y flexible. Favorece la duración, la globalidad y la memoria de la relación, más allá de los momentos de incomprensión.

En este artículo encontrarás más información sobre la fidelidad.

Diferencias entre lealtad y fidelidad

¿Lealtad y fidelidad son sinónimos? Como acabamos de ver, si buscamos las definiciones en el diccionario descubrimos que la lealtad y la fidelidad se dan como significados mutuos. Esto puede crear confusión, ya que podemos encontrar ambas cosas en muchos contextos diferentes en los que se prefiere un término a otro. Veamos a continuación algunos ejemplos de significado diferente en varios contextos:

  • Por ejemplo, la diferencia entre lealtad y fidelidad en la pareja. En una pareja que se ama la lealtad es: común visión del mundo, capacidad de comprenderse y respetarse, libertad recíproca en la renovación de ese pacto eterno de amor que une una vida o, por lo menos, caminar juntos por una parte importante del camino. Significa aceptar las diferencias, soportar un poco en nombre de un bien más alto, de un proyecto común. La fidelidad implica, por el contrario, una relación de poder mutua: estamos juntos, me debes algo. No desees a nadie más, eres mío, somos nuestros para siempre, no renovamos ningún trato, porque lo juramos al principio y así será hasta que la muerte nos separe. Somos leales porque estamos libres de no traicionar, somos fieles porque, en cambio, está prohibido o es vergonzoso traicionar.
  • En la fidelidad está el concepto de fe, en la lealtad está el concepto de ley, lo divino y lo humano, lo trascendente indiscutible o lo inmanente continuamente reescrito. En la lealtad no hay cálculo, en la fidelidad a veces hay cálculo y conveniencia. La fidelidad tiene, en efecto, menos implicaciones de carácter moral que la lealtad, la cual supone, quizás, también una participación y un compartir los conceptos o ideales para los cuales se decide ser leales hasta el final, porque se comparten fuerte y también emocionalmente los principios a los que se quiere seguir siendo leales en el éxito y en las dificultades.
  • A cualquier líder le gusta rodearse de gente leal en lugar de gente fiel, porque mientras que los primeros, aunque puedan estar en desacuerdo sobre elecciones u opiniones, reconocen el papel y actúan de todos modos para tareas previamente compartidas, los segundos expresan un valor temporal, dedicado al momento y a la ocasión. Basta pensar en los muchos "delfines" políticos, que a la primera ocasión abandonan al perezoso de turno para crear su propio partido.

Debido a que tienen similitudes y diferencias, lealtad y fidelidad se consideran sinónimos parciales.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Diferencia entre lealtad y fidelidad, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología social.

Bibliografía
  • Curti, I. (2014). Lealtà o fedeltà: non sono sinonimi, caro PD e caro Segretario. Recuperado de: https://www.glistatigenerali.com/partiti-politici/lealta-o-fedelta-non-sono-sinonimi-caro-pd-e-caro-segretario/
  • Manzoni, D. (2017). #LEALTÀ#O#FEDELTÀ#. Recuperado de: https://linguaggiointeriore.wordpress.com/2017/11/25/25ottobre2017lealtao-fedelta/
  • Pilutti, R. (2016). Lealtà e/o fedeltà? Recuperado de: http://www.renatopilutti.it/2016/05/26/lealta-eo-fedelta/
  • Tomasella, S. (2014). L’amore non è mai per caso. Milán: Urra.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Diferencia entre lealtad y fidelidad
Diferencia entre lealtad y fidelidad

Volver arriba