menu
Compartir

¿El Parkinson tiene cura?

 
Por Sonia Silgado. 29 diciembre 2020
¿El Parkinson tiene cura?

El Parkinson es una enfermedad degenerativa del sistema nervioso. Sus síntomas van apareciendo de forma gradual, siendo al principio bastante común tener un leve temblor en alguna mano o que los brazos no se balanceen cuando caminan. Los síntomas van siendo más graves a medida que la enfermedad avanza. Se estipula que la persona tiene una esperanza de vida de buena calidad de entre 15 y 20 años.

Debido a que cada vez la esperanza de vida es mayor, aumentan los casos de Parkinson, ya que la enfermedad es más habitual en edades avanzadas. Esto hace que muchos quieran saber si la enfermedad tiene cura.

En este artículo de Psicología-Online, te contamos si el Parkinson tiene cura, los distintos síntomas y causas de la enfermedad y la esperanza de vida y mortalidad de una persona con Parkinson. También verás los tratamientos actuales y los últimos medicamentos que existen para tratar la enfermedad.

Síntomas del Parkinson

Hay diversos signos bastante comunes en personas que padecen esta enfermedad. Así pues, ¿cómo se detecta el Parkinson? Veamos cuáles son los síntomas del Parkinson:

  • Temblores: este es el síntoma más característico del Parkinson y el que todo el mundo recuerda, si bien no todo el que padezca Parkinson tiene temblores necesariamente. En general los temblores comienzan en una extremidad. El conocido como "temblor de la píldora" es bastante común y consiste en que de forma involuntaria el índice y el pulgar se frotan. Los temblores ocurren incluso con la mano en reposo.
  • Lentitud en los movimientos (bradicinesia): los movimientos pueden llegar a hacerse más lentos y más costosos. Es bastante común arrastrar los pies al caminar, que los pasos sean más cortos y que cualquier movimiento sea complejo de realizar.
  • Rigidez muscular: la tensión o rigidez muscular es bastante común. En muchas ocasiones esta rigidez puede llegar a ser incluso dolorosa.
  • Postura encorvada y el equilibrio: otro de los síntomas típicos en la enfermedad de Parkinson es tener problemas de equilibrio y una postura al andar encorvada. Además, el Parkinson produce cansancio.
  • Pérdida de los movimientos automáticos: los movimientos automáticos son aquellos que hacemos sin planificar ni pensar. Algunos de ellos que se pueden ver afectados son el parpadeo o el movimiento de brazos al andar, entre otros. Así pues, la persona tiene que dedicar un tiempo a pensar qué movimiento quiere hacer porque ya no lo hace de forma automática.
  • Cambios en el habla: en función de la persona, el habla puede verse afectada de una u otra manera. Puede llegar a tenerse un tono muy monótono o llegar a hablar muy rápido. También es habitual los insultos o el dudar antes de hablar.
  • Problemas en la escritura: escribir puede ser cada vez más costoso y puede llegar a hacerse una letra más pequeña.

Todos estos síntomas producen el parkinsonismo. Descubre más sobre qué es el Parkinson y por qué se produce en el siguiente artículo: Neuropsicología de la enfermedad de Parkinson.

Causas del Parkinson

El Parkinson se debe a un fallo en la producción de dopamina en el cerebro. Es decir, hay menos cantidad de la que debería. La dopamina es una hormona que se encarga de producir la sensación de recompensa, participa en los movimientos corporales, en el sueño, etc. Pero, ¿por qué se produce este fallo en la producción de dopamina?

No se han encontrado las causas del Parkinson, pero si diversos factores que aumentan la probabilidad de padecer Parkinson. Uno de estos factores es que el Parkinson es genético. Por otro lado, determinados factores del ambiente como la exposición a toxinas como los insecticidas y herbicidas puede aumentar la probabilidad de tener Parkinson.

Las investigaciones actuales están centrándose en la presencia de cuerpos de Lewy, los cuales son unas masas que se encuentran en el interior de las neuronas. La probabilidad de sufrir Parkinson aumenta en hombres de edad avanzada.

Esperanza de vida y mortalidad en el Parkinson

Como bien decíamos al principio, se estipula que la esperanza de vida de buena calidad es entre 15 y 20 años. Diversos estudios han mostrado que la esperanza de vida del Parkinson es más corta y hay un mayor riesgo de mortalidad. Sin embargo, no hay grandes diferencias entre la esperanza de vida total de una persona con el Parkinson tratado que la de una persona sin Parkinson.

Entonces, ¿el Parkinson es mortal? Podemos concluir que no se trata de una enfermedad mortal en mayoría de las personas que la sufren. Así pues, ¿el Parkinson tiene cura? A continuación, veremos si el Parkinson es curable y su tratamiento.

Tratamiento del Parkinson

¿El Parkinson tiene cura? En primer lugar, cabe mencionar que el tratamiento del Parkinson sirve para paliar los síntomas pero no cura la enfermedad. La ayuda de fisioterapeutas puede ayudar a preservar el movimiento y el equilibrio y un logopeda puede facilitar el mantenimiento del agua.

En cuanto a medicación, no se puede proporcionar al paciente directamente dopamina pues esta no puede acceder al cerebro, así que la medicación habitualmente se compone de precursores de dopamina. Algunos de los medicamentos para el Parkinson más actuales que ayudan considerablemente a paliar los síntomas son:

  • Carbidopa-Levodopa: la levodopa es el precursor natural de la dopamina por lo que es el tratamiento más eficaz y habitual. Sin embargo, con el tiempo, este medicamento pierde eficacia.
  • Carbidopa-levodopa inhalada: se emplea cuando los medicamentos orales dejan de ser tan eficaces.
  • Infusión de carbidopa-levodopa: se administra a través de una sonda de alimentación para que el medicamento llegue directamente al intestino delgado. Es habitual que se administre a pacientes con la enfermedad avanzada.
  • Agonistas de dopamina: se trata de imitar a la dopamina en el cerebro. No son tan eficaces pero sus efectos son más duraderos.
  • Inhibidores de la enzima monoamino oxidasa tipo B: evitan que se metabolice la dopamina.
  • Inhibidores de la catecol-O-metiltransferasa: bloquea una enzima que disuelve la dopamina.
  • Anticolinérgicos: son los medicamentos para el Parkinson más clásicos a la hora de controlar los temblores. Sin embargo, ya no se usan tanto debido a sus innumerables efectos secundarios.
  • Amantadina: se aplican al inicio de la enfermedad para aliviar los síntomas cuando aún son leves. En ocasiones, se administra junto a la carbidopa-levodopa para controlar los efectos secundarios de esta última.
  • En los casos más extremos puede llevarse a cabo una estimulación cerebral profunda con electrodos.
  • Ejercicios para el Parkinson y el consumo de cafeína o de té verde están asociados a un menor riesgo de padecer esta enfermedad.
  • Si te preguntas cómo prevenir el Parkinson, los ejercicios mentales y físicos pueden ayudar a que los síntomas del Parkinson sean más leves.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿El Parkinson tiene cura?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Neuropsicología.

Bibliografía
  • Chou, KL (2017). Diagnóstico y diagnóstico diferencial de la enfermedad de Parkinson. Waltham (MA): UpToDate.
  • Ferri, F. F. (2019). Ferri's Clinical Advisor 2020 E-Book: 5 Books in 1. Elsevier Health Sciences.
  • Posada Rodríguez, I. J. (2010). Mortalidad de la enfermedad de Parkinson y otros parkinsonismos. Datos del estudio poblacional Nedices.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿El Parkinson tiene cura?
¿El Parkinson tiene cura?

Volver arriba