Compartir

El proceso de inferencia

El proceso de inferencia

El conocimiento social, con frecuencia implica ir más allá de la información disponible y requiere formarse impresiones, realizar juicios o formular inferencias. "Inferencia": "Proceso en el que se va más allá de la información disponible, pretendiéndose llegar a una conclusiones acerca de unos datos que no están completamente contenidos en los datos mismos".

También te puede interesar: El proceso de conflicto y sus fases

El proceso de inferencia y recogida de información

Para Fiske y Taylor, "la inferencia es el tema central de la cognición social. Es un proceso y un producto":

  • Como proceso: implica decidir qué información se reúne en torno a un tema o cuestión, recoger dicha información y combinarla de alguna manera.
  • Como producto: viene a ser el resultado de un proceso de razonamiento.

Algunos autores defienden que a la hora de realizar cualquier inferencia existiría un "modelo o teoría normativa" que haría proceder en 3 fases:

  • Recogida de la información.
  • Muestreo de la información.
  • Uso e integración de la información.

Recogida de información

Según el modelo normativo, el perceptor social debería escrutar y ponderar toda la información relevante antes de llegar a una conclusión. Sin embargo, la evidencia muestra que el proceso de toma de decisión acerca de cual es la información relevante, se ve fuertemente influido, por las expectativas previas (por el conocimiento que ha sido activado).

Esto puede resultar apropiado en algunas circunstancias (entrevista laboral).

Sin embargo, el conocimiento se puede activar por diversas causas (accesibilidad, aplicabilidad y saliencia), que no tienen por qué ser necesariamente apropiadas para la situación en que nos encontramos.

Muestreo de la información

Una vez que la persona ha decidido qué información es relevante, los datos han de ser sometidos a un muestreo (no todo lo que se sabe hay que revelarlo).

Fiske y Taylor: Cuando a las personas se nos suministra una muestra adecuada, solemos utilizarla de manera bastante correcta. Sin embargo, cuando somos nosotros mismos quienes hemos de seleccionas la muestra, cometemos errores:

  • Dejarnos llevar por los ejemplos extremos (Investigación de Rothbart: en la observación, el grupo B se establece, debido a la presencia de algún otros delito grave, una asociación más fuerte entre grupo y delito).
  • No prestarle suficiente atención a su tamaño.
  • Utilizar muestras sesgadas (Aunque se nos avise del carácter sesgado de la muestra, seguimos utilizándola: investigación de Hamill, Wilson y Nisbett, en la que se entrevistaba a un guardia de prisiones).

Uso e integración de la información

Utilizamos reglas y mecanismos para combinar la información de que disponemos con el fin de realizar 2 tipos fundamentales de operaciones:

Establecimiento de relaciones entre eventos: Consiste en efectuar un diagnóstico de covariación. Según Fiske y Taylor, éste diagnóstico debería tener en consideración los datos pertinentes. Además, existe influencia de las creencias previas de los perceptores sociales: correlación ilusoria.

Estimación de probabilidades

Las investigaciones en torno a cómo realizamos éstos cálculos de probabilidades, han demostrado la ocurrencia de varios fenómenos:

  • Sesgo en el cálculo debido a la utilización del heurístico de representatividad: El heurístico de representatividad se utiliza, cuando una persona establece la probabilidad de un evento en virtud del grado en que:

    Se parece en sus propiedades esenciales a la población a la que pertenece.

    Refleja las características prominentes del proceso mediante el que ha sido generado.

    El heurístico de representatividad suministra una solución rápida.

    En muchas ocasiones, la probabilidad y la representatividad están correlacionadas, sin embargo, las propiedades de un evento se ven afectadas pro muchos factores que no tienen impacto en la representatividad (deducir una alta probabilidad a partir de una alta representatividad, puede resultar erróneo).

  • Ignorancia de las probabilidades previas (tasa base).
  • Fallos en el cálculo de probabilidades conjuntas: En ocasiones, necesitamos calcular las probabilidades conjuntas (probabilidad de que 2 hechos ocurran conjuntamente). Para calcularlo, se multiplican las probabilidades de ocurrencia de cada hecho por separado, lo que explica, que la probabilidad conjunta sea siempre menor que la probabilidad del hecho más probable. Sin embargo, bajo ciertas circunstancias, la gente predice mayor probabilidad de ocurrencia de hechos conjuntos que de cada hecho por separado. Falacia de la conjunción.
  • Dificultades en el manejo de la información diagnóstica y no diagnóstica: Información diagnóstica: Aquella que guarda una relación con la tarea a realizar. No parece lógico que la información sin valor diagnóstico influya en la inferencia. Sin embargo, se ha encontrado un efecto de desleído o diluido: Si se añade una cierta información diagnóstica a elementos de información no diagnóstica, las inferencias se hacen menos extremas.

Las inferencias correspondientes: Jones y Davis

Uno de los principales objetivos de las inferencias es realizar predicciones (las atribuciones internas o personales sirven para predecir la conducta). Jones y Davis, se centran en el estudio de las "inferencias correspondientes": infieren directamente la disposición o característica personal del sujeto a partir de la conducta observada. Para que se produzca una inferencia correspondiente debe darse una condición previa: la intención.

Asignar unas características concretas a la persona, DEPENDE DE UNA SERIE DE VARIABLES: Los efectos no comunes de la acción: Cualquier conducta produce efectos diferentes (Ej: Abandonar el entrenamiento). Los efectos son comunes cuando permanecen a los dos tipos de actividades (abandonar o no abandonar el entrenamiento).

Los efectos no comunes son los que sí cambian: cantidad de características diferenciadoras entre 2 comportamientos que pueden ser elegidos por el actor. Cuanto menor sea el número de efectos no comunes a los dos tipos de actividades, mayor probabilidad de una inferencia correspondiente. Las expectativas sobre el actor: Cuando se observa al actor realizando conductas antinormativas o poco deseables socialmente, se incrementa la probabilidad de una inferencia correspondiente. Las expectativas pueden ser:

  1. Individuales: Según el conocimiento previo que se posee de la persona.
  2. Categoriales: Proceden del conocimiento que se tiene sobre la categoría o grupo social al que pertenece. La desconfirmación de las expectativas lleva a buscar explicaciones de carácter personal o interno.

Relevancia Hedónica: Si los efectos no comunes son abundantes y/o las expectativas se confirman, la probabilidad de inferencias correspondientes será escasa o nula. Sin embargo, existen excepciones por razones afectivas: Existe "relevancia hedónica" cuando la conducta del actor tiene consecuencias que afectan positiva o negativamente a las personas que realizan la atribución (observadores). Ejemplo: insulto o acción agresiva. La relevancia hedónica, por incidir fuertemente sobre aspectos afectivos, hace disminuir el número de efectos no comunes que percibe el observador (aumenta la probabilidad de inferencia correspondiente).

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a El proceso de inferencia, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología Social y de las Organizaciones.

Escribir comentario sobre El proceso de inferencia

¿Qué te ha parecido el artículo?

El proceso de inferencia
El proceso de inferencia

Volver arriba