Compartir

Mis padres no me quieren

Mis padres no me quieren

Cuando no nos sentimos parte de una familia, nos enteramos de que nacimos a causa de un accidente, que somos un hijo no deseado o, simplemente, cuando no hemos recibido el amor y el apego que necesitamos de nuestros padres, pueden surgir sentimientos de profunda soledad. El ser humano necesita muestras de amor de sus progenitores para poder desarrollar una fortaleza mental que le permita superar las adversidades que le depara la vida. No hay nada más doloroso en el mundo que no sentir el amor de nuestros progenitores.

Mis Padres no me quieren es un artículo de Psicología-Online donde te ofrecemos información y consejos para ayudarte a salir adelante si te sientes poco querido en casa.

También te puede interesar: Cómo decirle a mis padres que tengo novio

¿Por qué mis padres no se preocupan por mí?

Esta es una duda que puede pasarnos por la cabeza si sentimos que nuestros padres no nos quieren. ¿Por qué no me prestan atención? ¿Mis padres me odian? ¿Por qué mis padres no se preocupan por mí?

El desapego emocional se suele reflejar en la falta de preocupación hacia los demás. Si no somos importantes para una persona, esta no se va a preocupar por nuestra felicidad y bienestar. Cuando esto pasa con nuestra figura paterna o materna, se vive de un modo más estresante, puesto que son ellos quienes deberían preocuparse por cómo estamos.

En estos casos, es importante trabajar para fortalecer la autoestima y tejer una red social de apoyo que se preocupe por nosotros de la misma manera que lo haría nuestra familia. Depender de los demás no es una solución, pero recibir el amor y el afecto del que carecemos es una poderosa herramienta para salir adelante. También es fundamental preocuparnos por nosotros mismos del mismo modo que nos preocupamos por un ser querido, la única compañía que jamás nos abandonará es la nuestra propia.

En mi casa no me quieren

Otro de los pensamientos más comunes es creer que en casa no nos quieren. Es una creencia normal, puesto que solemos convivir con nuestros padres. Si estos no nos prestan atención y no recibimos su amor, nos sentiremos rechazados en nuestro propio hogar. En este tipo de situaciones, es aconsejable buscar una zona segura en nuestro hogar, un espacio íntimo donde sentirnos libres y comprendidos. Esta zona suele ser la habitación. Hacer de ella nuestra zona de confort, nos ayudará a sentirnos mejor en casa.

Mis padres no me quieren - En mi casa no me quieren

Consecuencias de sentir que los padres no nos quieren

Cuando sentimos que nuestros padres no nos quieren, es común sentir mucha ira y rabia, por lo que la depresión o la violencia se hacen patentes. Es normal sentirse frustrado ante la indiferencia de nuestros progenitores y pensar que no vale la pena seguir adelante. De hecho, hay muchos estudios que relacionan la depresión con el desapego emocional.

Sentir que los padres no nos quieren también se ha relacionado con la falta de habilidades sociales. Si no aprendemos a entrenar nuestra capacidad de socializar desde pequeños, no tendremos herramientas para establecer buenas relaciones personales. La falta de amor de padres a hijos puede provocar una cadena de consecuencias que terminan por aislar a la persona de la sociedad.

Entre otras consecuencias de sentir que los padres no nos quieren, están las siguientes secuelas psicológicas:

  • Falta de autoestima: no sentirnos valorados por el núcleo familiar afecta mucho a la valoración que hacemos de nosotros mismos.
  • Violencia: es posible que la frustración de no sentirnos queridos se canalice mal y se proyecte en forma de rabia y violencia hacia los demás.
  • Falta de control emocional: del mismo modo que la educación de los padres es importante en el entrenamiento en habilidades sociales, también es fundamental en el aprendizaje del control emocional.
  • Falta de empatía: vivir en un desapego constante puede producir una falta de empatía, normalmente surge como factor protector. Si no sentimos las emociones de los demás, no las sufriremos.
  • Proyección del desapego: si desde pequeños hemos recibido una educación basada en la falta de amor, cuando crezcamos, nos relacionaremos del mismo modo. De este modo, proyectamos el desapego que hemos sufrido a lo largo de nuestro crecimiento.

Es posible que hayamos estado expuestos a gritos, insultos, amenazas e incluso a maltrato físico por parte de nuestros padres. No sentirnos queridos quizás es solamente la punta del iceberg. Si nos encontramos en estos casos tan extremos, lo mejor es pedir ayuda lo antes posible, salir de estas situaciones de maltrato es una prioridad.

Necesidad de reconocimiento

Si en nuestra cabeza solo suena la frase "mis padres no me quieren", es posible que a día de hoy tengamos algunas secuelas psicológicas. La necesidad de reconocimiento es una de las secuelas más comunes. Todos necesitamos que nos valoren. Sentir que pertenecemos a un grupo es fundamental para un correcto crecimiento emocional. Para saber quienes somos a veces necesitamos a alguien que valore nuestros actos y hazañas.

Si a lo largo de nuestra vida, no hemos recibido esta valoración por parte de nuestros padres, podemos seguir adelante y buscar el reconocimiento dentro de nosotros mismos. Saber que valemos independientemente de no haber recibido ese reconocimiento es un ejercicio muy difícil, pero vale la pena. Con el tiempo, podemos encontrarnos con relaciones que nos enseñarán otro prisma de la vida, una alternativa para valorar las cosas y otras herramientas para fortalecer nuestra autoestima.

Mis padres no me quieren - Necesidad de reconocimiento

Consejos para salir adelante

Intenta comunicarte

Si tenemos la oportunidad de hablar con nuestros padres, podemos intentar comunicar de una manera abierta y emocional lo que sentimos, apelando a como nos hace sentir el desapego y el poco aprecio que nos tienen. Lejos de justificar a nuestros padres, también es clave escuchar todo aquello que tengan que decirnos, comprendiendo sus palabras y entendiendo su punto de vista, siempre y cuando no nos ofendan ni ataquen. Es posible que poniendo las cartas sobre la mesa, algunos aspectos de la dinámica familiar mejoren considerablemente.

Practica la resiliencia

En algunas ocasiones, hay que desarrollar la resiliencia para poder afrontar las situaciones de adversidad. Cuando sentimos que nuestros padres no nos quieren, es un buen momento para salir adelante y generar nuestras propias estrategias de afrontamiento ante la vida.

Los procesos de resiliencia se vuelven extremadamente importantes en casos donde el núcleo familiar es profundamente inestable: maltratos, orfandad, padres en centros penitenciarios...

Busca el apoyo en ti

"Si hay alguien que jamás te va a fallar, ese eres tú"

Esta frase resume muy bien una de las estrategias más eficaces para afrontar el desapego. Sentirnos poco queridos por nuestros padres no debería ser un impedimento categórico para poder desarrollar una buena fortaleza mental. Debemos tomarnos nuestro tiempo, buscar fortalezas y debilidades para luchar y seguir adelante, ver como avanzamos en el camino también nos ayuda a valorar la obtención de nuestras metas.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mis padres no me quieren, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Escribir comentario sobre Mis padres no me quieren

¿Qué te ha parecido el artículo?
113 comentarios
Su valoración:
Marta
Creo que no nos tenemos que quedar atrapados en este tipo de pensamientos. Intentar pasar pagina y no victimizarnos. Si alguien sea quien sea no nos acepta se ha de respetar y pensar que seguramente es lo mejor y que esta persona no nos merece. Creo que hoy en dia caemos constantemente en la trampa de la autocompasión y asi justificamos no ser felices. Si no te quieren tus padres hazte feliz a ti mismo, busca un amigo, una pareja... el mundo es muy grande¡
Su valoración:
Teresa Angelica Campos
Yo desde que tengo uso de razón mi papa no me kiere desde mis 14 años me ablaba solo un tiempo pero tube problemas q él no le gustaron y tengo 5anos q si me ve en la calle ni me abla😢😢
Su valoración:
Cristy Dominguez
Amo mis padres aon lo mejor para mi pero aveces siento que no valoran mo aprecion lo que hago con ellos siempre dicen que mis hermanos aqui y aya saca a lucir lo que hacen con ellos y aunque yo sea igual me duele muchl que sean asi
Su valoración:
Alice
Desde que tengo uso de razón siento que mi familia no me quiere, mi madre no quería tener más hijos aparte de mi hermana mayor, llegué yo y me dejó en manos de mi abuela con quién pasé media infancia...hasta los 8 años que me diagnosticaron diabetes tipo 1...de quedarme en casa de mi abuela, pasé a quedarme sola en casa...9,10,11,12...así hasta que me pude independizar con 26 años...siempre sola...con 9 años salía del colegio, caminaba 2 kilómetros por la carretera, llegaba a casa, almorzaba sola y veía la tele hasta que ellos llegaban a las 11 de la noche...así toda mi adolescencia...mi madre, me llama la desgraciada delante de mis tíos, mientras que se ahoga en elogios con mi hermana y de lo orgullosa que está de ella, para mi padre soy la segundona, la hija boba porque no tenía amigos (porque sufrí Bullying) con mi hermana es todo orgullo...no le tengo celos, pero siento que no pertenezco a esa familia y me duele...cada vez que hay una reunión familiar, tengo ganas de irme porque hasta las contestas que me dan son secas y tajantes...me cuesta mucho ir...y realmente no quiero ir...hace unos años cometí un error y mis padres me quitaron el habla un mes, desde entonces les hago mil favores como si estuviese obligada a hacerlo por el error que cometí....ahora ellos se van de viaje con mi hermana a todos lados y yo, me quedo en su casa cuidando del perro...y eso me desgarra el alma...siento que nunca he sido querida...y eso me destroza por dentro...
sonia
Si se lo q se siente 😭😭
Marta
no te aferres a quien no te valora . Seguro que tienes mucho que dar a quien te merezca. Si eres independiente economicamente alejate, sin culpa. Solo tienes una vida y mereces ser feliz. animos¡
juan manuel
yosiento que mi mama no me quiere casi todas las noches me pega me trata mal y ya no se si vivir o morir porfavor ayudenme tengo 12 años
Anna Badia Llobet (Editor/a de Psicología-Online)
Hola Juan Manuel,
Puedes comunicárselo a un adulto de confianza para que te acompañe a buscar ayuda.
Teresa Angelica Campos
Yo. Tengo 29 años y no logro que me kiera eres un bebe tienes 12 Anitos animo 🤧😪
Marta
Juan Manuel, ahora te parece que si tu mama te trata mal el mundo se ha de caer a tus pies. Pero no. seguro que eres fuerte y seras un hombre que puede llegar muy lejos en la vida. Pero por desgracia si tu mama no puede ayudarte a ello, busca a alguien que sientas cercano, como a un profesor del colegio y explica todo lo que pasas. Y nunca nunca te sientas culpable. Tu te mereces ser feliz.
Su valoración:
juan
saben mi mama no me quiere i nos se que aser me siento con rabia siento ganas de irme de la casa pero si ago eso no se que pase ayudenme siento que me odia porque siempre me pega
adrian ordoñez
mis padres siempre me dicen q no sirvo para nada y q soy un estorbo ha veces me amenazan q me mandaran al campo y q nunca los voy a ver siempre me dicen burro inutil bobo y otras cosas no se q hacer ayudenme
Marta
Hola, no sé que edad tienes pero un consejo que siempre te funcionará es que estudies mucho para poder ser economicamente independiente. Piensa que el dia que lo seas no tendras que ver mas a toda las personas que te han hecho sufrir.
Silvia Huamanchumo Castro
Buenos días mi consulta es porqué cómo hija me reprochan yo los tengo a mis hijos en la casa de mis padres pero siempre es tus hijos son malcriados no hacen nada y yo estoy siempre allí cuando ellos necesitan de mi pero siempre me han botado que puedo hacer si mis hijos no tienen a dónde ir
Magaly Andrade
Que es lo que les tengo que decir a mis padres cuando dicen que mi hermana es mucho mejor que yo?
Su valoración:
Daniel
mis padres no me quieren y para ellos soy solo un error me siento despreciado y solo, siento que para ellos nunca debí existir

Mis padres no me quieren
1 de 3
Mis padres no me quieren

Volver arriba