Compartir

No soporto a mi pareja, ¿qué hago?

 
Por Zoraida Luque. 28 enero 2020
No soporto a mi pareja, ¿qué hago?

Todas las relaciones tienen altibajos. Algunas de mayor nivel y otras de tan poca importancia que pueden pasar desapercibidos. Pero en general, en una relación duradera, surgen dificultades o aparecen cambios. A veces nos encontramos con que no soportamos a nuestra pareja y no sabemos qué hacer.

En Psicología-Online te damos algunas pautas para comprender esta situación y actuar en consecuencia.

También te puede interesar: Mi pareja tiene depresión: ¿qué hago?

Por qué no soporto a mi pareja

Un buen día, hablando con alguien de nuestra confianza nos percibimos irritados hablando de nuestra pareja. Esta mañana no ha hecho la cama y eso nos molesta enormemente. Además el otro día estábamos contándole lo que nos pasó en el trabajo y no levantaba la vista del móvil, ¡qué falta de respeto! Nos indignamos con sus comportamientos.

Poco a poco pasamos de que nos molesten un par de cosas a que nos moleste cada cosa que hace o que no hace. Su forma de hablar, de sentarse, de masticar e incluso de respirar. Nos damos cuenta de que no soportamos a nuestra pareja.

No comprendemos si lo que nos irrita antes no estaba o es que antes no nos molestaba. Y eso nos aturde. ¿Ha cambiado? ¿He cambiado yo? ¿Ha cambiado la situación? Las tres cosas pueden ser ciertas. Si no soportas a tu marido, a tu mujer, novio o novia, puede ser por estas razones:

  • Mi pareja ha cambiado. Esto puede deberse a un periodo de estrés, al consumo de sustancias, a la abstinencia de las mismas, a un cambio en sus sentimientos hacia nosotros, a la aparición de una tercera persona, a problemas sin resolver o incluso a un historial de peleas y faltas de respeto en la pareja. En el siguiente artículo hablamos en profundidad sobre Por qué las personas cambian.
  • Yo he cambiado. Igualmente todos esos motivos pueden estar en nosotros.
  • Ha cambiado la situación. Quizás haya habido un cambio laboral, una mudanza, un nuevo entorno o un cambio en la economía familiar. Y también es posible que hayáis pasado la fase inicial de la relación, el enamoramiento.

Algunos tienen fácil solución. Cuando es un cambio temporal se puede sobrellevar hasta que pase. Cuando el cambio es definitivo igualmente se puede asimilar. Adaptarse a nuevas circunstancias es posible si queremos y contamos con los recursos necesarios. Está en nosotros trabajar en la relación o proponer una ruptura.

Estoy embarazada y no soporto a mi pareja

¿Embarazada? Bienvenida a la revolución hormonal. Si bien el embarazo tiene cosas maravillosas como notar como crece vida dentro de ti y estar ilusionada con la llegada de tu bebé, no todo es ideal.

Cuando las oleadas de hormonas hacen su aparición, además de cambios físicos, notarás cambios psicológicos. Tu estado de ánimo puede verse alterado, tu humor y tu paciencia. Cosas a las que antes no le dabas importancia, ahora te afectan y mucho. Pueden ser olores o actitudes, pero suele ocurrir que la pareja sea la causante de nuestra ira. No ha cambiado nada en él o ella pero nos irrita cada cosa que hace, cada comentario que dice o cada opinión que suelta.

No te preocupes porque es pasajero. Eso sí, permanece un tiempo después del parto, hasta que las hormonas vuelven a la normalidad.

Es conveniente que nuestra pareja sepa lo que está sucediendo para que nuestra irritabilidad no cause males mayores. Además durante esta etapa hay que trabajar la paciencia por parte de ambos, y mucho. Practicad la asertividad en la medida de lo posible y no os faltéis al respeto. Poco a poco, si no hay otros problemas (reparto de tareas o cuidados del bebé desiguales), las aguas volverán a su cauce.

El embarazo y los primeros meses del cuidado de un bebé son periodos de estrés, de no descansar lo suficiente, de preocupaciones y saturación en muchos aspectos. Ten paciencia y busca ayuda de un profesional para llevarlo de la mejor manera posible.

Qué hacer si no soporto a mi pareja

¿Cómo actuar ante esta sensación de no poder más y no soportar a nuestra pareja?

Reflexionar y detectar las causas

Lo primero que debemos hacer es descartar que haya alguna causa, algún motivo que haya aparecido en la relación y que antes no estuviera. Si es así convendría sentarnos a dialogar del problema con nuestra pareja y, entre los dos o las dos, proponer soluciones.

Si aparentemente no ha cambiado nada pero empieza a molestarte el comportamiento de tu pareja, es posible que la fase de enamoramiento haya terminado. Esta fase se da en los comienzos de la relación y nos nubla un poco la vista. Del enamoramiento viene la frase “el amor es ciego”. Y cuando se va pasando el subidón inicial, ese que nos llena de emociones tan intensas y agradables, va apareciendo la realidad. Empezamos a ver fallos que antes no percibíamos, a darnos cuenta de comportamientos que ahora nos cuesta tolerar.

¿Me separo o aguanto?

Si no soportas a tu pareja y te estás preguntando si continuar o no la relación, es hora de plantearse la terapia de pareja. Si las bases de la relación están bien asentadas y existe amor, cariño, respeto, admiración, valores y metas comunes; esto será solo un bache en la relación.

De lo contrario, si queréis cosas distintas u os habéis dado cuenta de que realmente no os sentís bien con vuestra pareja, será el momento de finalizar vuestro compromiso.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a No soporto a mi pareja, ¿qué hago?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Terapia de pareja.

Bibliografía
  • Beck, A. T. (2011). Con el amor no basta. Madrid: Paidós.
  • Mazel, S; Murkoff, H. (2013). Qué se puede esperar cuando se está esperando. Barcelona: Planeta

Escribir comentario sobre No soporto a mi pareja, ¿qué hago?

¿Qué te ha parecido el artículo?

No soporto a mi pareja, ¿qué hago?
No soporto a mi pareja, ¿qué hago?

Volver arriba