Compartir

Percepción de la Profundidad en psicología

 
Por Equipo editorial. 5 marzo 2018
Percepción de la Profundidad en psicología

La percepción de profundidad es la capacidad visual para percibir el mundo en tres dimensiones, junto con la capacidad de medir qué tan lejos está un objeto. La percepción de profundidad, el tamaño y la distancia se determinan a través de señales monoculares (un ojo) y binoculares (dos ojos). La visión monocular es pobre para determinar la profundidad.

Conjunto de Claves Visuales

Berkeley aludió a la dificultad de percibir el mundo en tres dimensiones, ya que el mundo lo vemos realmente en dos dimensiones. Clásicamente se han propuesto dos aproximaciones:

Innatista: La percepción de la tridimensionalidad es posible porque el organismo está dispuesto para que la percepción tridimensional se produzca. Empirista: No estamos genéticamente preparados, es nuestra experiencia con la realidad lo que permite esto. Estas dos aproximaciones coinciden en que funciona por indicios, captura de la formación retiniana datos para construir la tridimensionalidad.

Binoculares (Estereopsis): Los campos visuales de cada ojo están solapados. Vemos prácticamente el mismo campo de visión, pero con diferente punto de vista. Existe disparidad cruzada cuando la disposición de los objetos cambia según se mire con un ojo o el otro. Si trazamos un círculo imaginario que pase por el observador y por el objeto los objetos situados en su perímetro producen la misma proyección en la retina, entonces la disparidad es 0. La prueba de que existe disparidad la encontramos en el estereoscopio.

Con este sistema el 95% de los sujetos perciben la tridimensionalidad, el 5% restante son estereociegos. Hay dos teorías para explicar esto: Teoría de Sherrinton: Se realizan una serie de procesos por cada imagen. Consiste en identificar y localizar los objetos presentes en la imagen, y luego realizar el ensamblaje. Hasta ese momento las imágenes que se utilizaban eran objetos reales. Esta teoría no es mantenible, ya que hay estereopsis con objetos no identificables como los estereogramas de puntos aleatorios. Teoría de Marr: El problema de construir la información es encontrar la correspondencia entre las dos imágenes retinianas. La mejor forma de resolver el problema es reducir la complejidad de la imagen con un filtrado, que consiste en eliminar ciertas frecuencias espaciales. Al final del proceso los puntos están perfectamente identificados.

Las personas incapaces de ver estereogramas tienen ese defecto de nacimiento, solo utilizan la información de un ojo. Por ello las neuronas encargadas de calcular disparidades pierden su función. El efecto de rivalidad binocular se produce cuando se presenta información competitiva en cada ojo. Entonces se percibe solo un patrón cada vez, se pueden percibir los dos pero alternativamente. b) Monoculares (Pictóricas): Se les llama así porque las suelen utilizar los pintores para dar sensación de profundidad. Estáticas: En el abismo visual lo que se produce es un gradiente de textura de la superficie, el cambio en ese gradiente nos hace percibir profundidad. La altura relativa está ligada al concepto de linea en el horizonte, se mide por la distancia a esta. El tamaño nos sirve para calcular la distancia incluso cuando el objeto se presenta descontextualizado si se puede comparar con otros objetos en escena. La familiaridad del objeto hace que su imagen sobre la retina sirva para calcular la distancia. Si el objeto no es familiar no es posible, a no ser que se presente junto a otro objeto familiar.

Gruber y Dimertein (1965) colocaban a los sujetos en un pasillo muy largo en el que controlaban la iluminación. A 8 metros se les ponía un cuadrado y a 16 metros otro de doble tamaño. Con iluminación veian que el más lejano era el mayor. Después se les presentaban sin luz en el pasillo y se percibían dos cuadrados de igual tamaño a la misma distancia.La familiaridad es insuficiente.

En la habitación de Ames, una habitación con características peculiares, en la que la distancia entre el techo y el suelo es distinta según la zona, el efecto que podemos percibir es el de que un adulto sea menor que un niño. La interposición o oclusión consiste en que unos objetos tapan parcialmente a otros. Los que tapan a los demás se perciben más cercanos. Nos indica que estamos tratando con objetos completos que se tapan y no con fragmentos. La perspectiva lineal se refiere al efecto de que los objetos retroceden respecto al observador. El efecto de convergencia de paralelas es el que tenemos por ejemplo en una viña.

El punto de fuga es el punto donde parecen converger las paralelas. La perspectiva aerea se debe a la dispersión de la luz que produce la atmósfera. Los objetos lejanos se perciben difusos y de otro color por la atmósfera que hay entre el observador y el objeto. Las sombras no solo son las que proyectan los objetos tras ellos, sino las de unas partes del objeto provocan sobre otras. Esto es muy importante en la percepción de caras, es una clave muy poderosa de profundidad. Suele interpretarse como que hay una sola fuente de luz y que esta viene de arriba, si estuvieramos abajo pensaríamos que la luz viene de nuestras cabezas.

Esto produce efectos como el de la tablilla de escritura que al rotar su imagen nos parece distinta. Dinámicas: El paralaje de movimiento se basa en el cambio de perspectiva que tenemos respecto al objeto y de este con respecto a otros en escena (absoluto o relativo). Es parecido a la estereopsis, pero las diferentes perspectivas se producen a lo largo del tiempo

Conjunto de Claves Oculomotoras

Berkeley aludió a la dificultad de percibir el mundo en tres dimensiones, ya que el mundo lo vemos realmente en dos dimensiones. Clásicamente se han propuesto dos aproximaciones:

  • Innatista: La percepción de la tridimensionalidad es posible porque el organismo está dispuesto para que la percepción tridimensional se produzca.
  • Empirista: No estamos genéticamente preparados, es nuestra experiencia con la realidad lo que permite esto.

Estas dos aproximaciones coinciden en que funciona por indicios, captura de la formación retiniana datos para construir la tridimensionalidad.

Oculomotoras: La información proviene de grupos musculares implicados en la visión. Hay dos grupos: extraoculares y ciliares. La información de estos dos grupos suele ser redundante. Una parte de los movimientos son los que tienen como objetivo focalizar el objeto en la retina, movimientos de convergencia en los que los ojos convergen en el lugar donde está situado el objeto.

Para el movimiento algunos músculos deben contraerse y otros retraerse. Esto puede ser una clave de distancia. Cuando miramos un objeto del infinito visual el cristalino está aplanado, mientras más cercano esté más abombado estará el cristalino. Sería una clave asociada a la acomodación. Pero, ¿puede haber tridimensionalidad solo con esas dos claves? La respuesta es sí, pero a partir de 6 metros el cristalino no cambia, por lo que a partir de ahí no es útil como clave. Por lo tanto un sistema basado solo en estas dos claves no sería un sistema muy fiable.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Percepción de la Profundidad en psicología, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología básica.

Escribir comentario sobre Percepción de la Profundidad en psicología

¿Qué te ha parecido el artículo?

Percepción de la Profundidad en psicología
Percepción de la Profundidad en psicología

Volver arriba