menu
Compartir

Por qué hay personas desconfiadas y cómo tratarlas

 
Por Mary Dulcinia Lugo. 8 julio 2022
Por qué hay personas desconfiadas y cómo tratarlas

La confianza es una de las experiencias humanas más fundamentales. De hecho, si no existe este sentimiento en cualquier tipo de relación social, difícilmente se mantendrá o se consolidará con el tiempo, puesto que no llega a ser profunda ni sincera. Sin embargo, a veces no es tan simple confiar abiertamente en todas las personas que nos rodean, sobre todo, si hemos sido víctimas de abusos y traiciones.

Ahora bien, cuando las personas son muy desconfiadas, están siempre alerta porque piensan que los demás tienen un motivo siniestro para acercarse y perjudicarles. Este hecho implica la anticipación a la incomodidad, una actitud hostil y la inmediata predisposición al menor roce social. Si crees que a tu alrededor existen ese tipo de individuos, en este artículo de Psicología-Online te diremos por qué hay personas desconfiadas y cómo tratarlas para que aprendas a manejarlas de manera más efectiva.

También te puede interesar: Cómo ayudar a una persona celosa

Cómo son las personas desconfiadas

Las personas desconfiadas tienen ciertas características asociadas, como el hecho de ser frías, rígidas, solitarias y muy distantes. En ocasiones, la decepción y la traición suelen ser la raíz del problema. Entre los signos más comunes de las personas desconfiadas encontramos los siguientes:

  • Se expresan con rencor, odio o frustración.
  • Mantienen pocas relaciones y estas suelen ser muy inestables y conflictivas.
  • Sienten ansiedad cuando están en presencia de amigos o familiares.
  • Tienen miedo a la intimidad física.
  • Creen que todo el mundo es malévolo y engañoso.
  • Viven en un estado de alerta total para analizar cada detalle de quienes le rodean. Se fijan en los movimientos corporales, las palabras y en las acciones de las otras personas.
  • Suelen cruzar los brazos, tocarse la barbilla o la nariz, incluso entrecruzan sus dedos como señal de desconfianza.

La desconfianza es una respuesta plenamente válida en momentos puntuales, ya que activa el sistema parasimpático ante estímulos amenazantes. No obstante, el verdadero problema aparece cuando se vuelve un estado generalizado que domina al individuo que afecta a su vida diaria y su convivencia con los demás.

Por qué las personas son desconfiadas

Las personas no se vuelven desconfiadas de la noche a la mañana, sino que el cambio se desarrolla de forma progresiva, siguiendo un patrón de etapas que suele empezar en edades muy tempranas a través de la relación que se tiene con los cuidadores directos.

¿Qué hay detrás de una persona desconfiada? Una de las primeras etapas que da paso a la desconfianza es la duda que, de no resolverse, lleva a la sospecha y a un estado de ansiedad constante. Además de eso, algunas de las razones para que las personas sean desconfiadas son las siguientes:

  • Tienen un exceso de apego y una crianza sobreprotectora por parte de los padres.
  • Fueron víctima de traiciones, acoso o situaciones que afectaron su autoestima.
  • Sufren o sufrieron de rechazo social, lo que también afecta la capacidad de confianza personal.
  • En casos más graves, la desconfianza surge después de sufrir abusos físicos o mentales que provocan que desarrolle una actitud cerrada y sumamente desconfiada ante las situaciones de la vida.

Algunas personas que han sufrido ese tipo de situaciones son capaces de pasar página y aprender de sus experiencias. Sin embargo, muchas otras se estancan en lo que les pasó y no se dan la oportunidad de sanar, por lo que asocian a todo el mundo con alguien traicionero. Esta actitud hostil intoxica su estado mental, lo mantiene en una condición de hiperalerta constante y provoca que las personas se vuelvan desconfiadas.

Cómo tratar con personas desconfiadas

Como puedes ver, el problema de las personas desconfiadas está en ellos, no en ti. Por lo tanto, es necesario que aprendas a tratarlas para que su actitud no termine afectándote y mantener tu equilibrio interior estable. Para hacerlo, el primer paso es evitar caer en discusiones con ellas/os y hacerles entender que no mientes.

¿Cómo se manifiesta la desconfianza? Las personas desconfiadas nunca te van a creer, puesto que solo quieren escuchar su propia verdad. Intenta no ser tan severo/a en tu juicio y recuerda que la desconfianza es producto de situaciones anteriores. En su lugar, intenta entender a esa persona, pero sin dejar que domine tu propio criterio.

Cultiva relaciones más sanas para recuperar la sensación de control sobre tus propios pensamientos, así aumentará tu autoestima y no dejarás que la desconfianza de los demás te afecte. No es necesario que te alejes por completo, pero mantén una distancia apropiada para que sus emociones no te afecten de manera excesiva.

Por último, si quieres ayudar a una persona con desconfianza, mantén un enfoque objetivo para que pueda entender que en el mundo aún existen buenos individuos en los que se puede confiar plenamente.

Por qué hay personas desconfiadas y cómo tratarlas - Cómo tratar con personas desconfiadas

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué hay personas desconfiadas y cómo tratarlas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Emociones.

Bibliografía
  • Bravo, M. J. S., & Serrano, M. C. E. (2011). Confianza-desconfianza en las relaciones conyugales de parejas transnacionales. Prospectiva: Revista de Trabajo Social e Intervención Social, (16), 225-256.
  • Sandoval, M. (2012). La desconfianza de los jóvenes: sustrato del malestar social. Ultima década. vol.20 no.36 Santiago. Chile. https://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-22362012000100003

 

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Por qué hay personas desconfiadas y cómo tratarlas
1 de 2
Por qué hay personas desconfiadas y cómo tratarlas

Volver arriba