Compartir

¿Por qué una persona casada se aleja de su amante?

 
Por Cristina Alavedra Barceló. Actualizado: 23 noviembre 2020
¿Por qué una persona casada se aleja de su amante?

En ocasiones, conoces a alguien, pero esta persona se encuentra en otra relación. Aun así, tú crees que vale la pena intentar algo con esa persona, notas feeling y piensas: oye, ¿por qué no? Os vais conociendo y finalmente os acabáis liando. Pero, de pronto, las cosas cambian él o ella se cansa y ya no te busca como antes, sientes que has intentado acercarte pero te han rechazado en las distintas ocasiones. En este artículo de Psicología-Online queremos explicarte 10 motivos por los que una persona casada se aleja de su amante. Veremos qué piensa una persona casada de su amante y cuándo se termina una relacion de amantes.

También te puede interesar: Estoy casado y tengo una amante: ¿qué hago?

Tenéis expectativas diferentes

Un matrimonio puede suponer unas expectativas distintas, enfocas tu vida a algo más serio con una perspectiva diferente, tal vez ya han planteado formar una familia y cree que la etapa de tener una amante se ha terminado.

No tiene interés

Otra opción que podemos encontrar cuando una persona casada se aleja de su amante es porque el o la amante se ha vuelto otra rutina más y ya no despierta ese interés que generaba anteriormente. Puede ser que los encuentros con ese amante se hayan vuelto algo más rutinarios y que la persona casada haya perdido el interés en su amante. Puede ser que ya no le guste esa persona, que los encuentros se hayan vuelto aburridos o que sus gustos y preferencias hayan cambiado.

Hijos e hijas

Este es uno de los motivos más importantes por los cuales una persona casada puede alejarse de su amante: el hecho de tener un hijo o hija. Este gran evento en la vida de una persona puede llevarle a adquirir más responsabilidades y respeto por su pareja y su familia, así como adquirir más miedo por perder todo aquello que ha creado.

Miedo al divorcio

Puede que la persona casada haya cambiado de opinión y tenga miedo a perder a su pareja. Por ese motivo, se aleja de su amante para centrarse en su matrimonio. La persona con un amante, quizás, se ha dado cuenta de que no quiere arriesgar a perderlo por una aventura que no le proporciona esta estabilidad, sino más adrenalina.

Cambios

Puede que haya cambiado de ciudad o de trabajo, puede que sus rutinas y horarios sean diferentes y que le cueste encontrar momentos para encontrarse con su amante. Puede que, entre sus prioridades, no esté su amante y, por eso, cuando tiene menos tiempo, es lo primero que deja de hacer.

Madurez de la relación

Otro de los motivos que pueden llevar a alejarse a alguien de su amante es la madurez de la relación, puede que haya visto que aquella persona que tiene al lado tiene todo aquello que deseaba y buscaba en una pareja, eso le ha llevado a dar este paso más y a establecer una relación más madura.

Balance de relaciones

Puede suceder que la persona haya hecho un balance de ambas relaciones y finalmente haya decidido que apostar por la que ya tenía y no arriesgarse a nada más. A lo largo de la historia de pareja, se hacen varios balances en las relaciones, puede suceder que en uno de estos balances decida que quizás hubiese sido mejor escogerte a ti y vuelva a intentar retomar contacto contigo.

Se ha enamorado y tiene miedo

Hay muchos tipos de relaciones con amantes, pero suelen ser un poco más superficiales que las de pareja. El nivel de intimidad suele ir más asociado al sexo que a expresar emociones y en ocasiones eso puede producir que os conozcáis, pero no tanto como le o la conoce la pareja. Por lo tanto, dejar a la pareja por ti es un riesgo, a pesar de la clara atracción en todos los sentidos que ambos podáis notar e incluso empezar a despertarse sentimientos amorosos hacia la o él amante. Cuando alguien siente esto, puede ser que tenga miedo a aquellos sentimientos que se están despertando dentro de él o ella y decida alejarse de la amante antes de que no pueda remediar lo que siente. Si este es el caso, puede suceder que siga pensando en ti y que en momentos de confusión se intente poner en contacto contigo. ¿Cuáles son las señales de que una persona casada está enamorada de su amante? En este artículo puedes ver cómo actúa una persona enamorada.

Su pareja se ha dado cuenta

También puede pasar que la pareja se haya dado cuenta de la situación y, antes de dejar la relación, decida hacer un ultimátum a esta “o dejas de ver a X persona o me voy de casa”, entonces es cuando la persona se da cuenta de que tiene algo que perder y se aleja de la amante. Cuando la decisión no ha sido tomada por el individuo propio, puede suceder que no dejé de pensar en la o el amante, sino que realmente se haya dejado el contacto más por obligación que por “querer”.

Comodidad

Puede ser que, al principio, la relación con su amante le fuera cómoda y le resultara divertida, mientras que, con el paso del tiempo, la relación se ha vuelto más personal. Es posible si la relación ahora es más intensa, también le requiere más esfuerzo mantenerla, un esfuerzo que quizás no está dispuesta o dispuesto a realizar. Este puede ser otro motivo por el que una persona casada se aleja de su amante.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué una persona casada se aleja de su amante?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sentimientos.

Bibliografía
  • Riso, W. (2003). ¿Amar o depender?: cómo superar el apego afectivo y hacer del amor una experiencia plena y saludable. Editorial: Norma.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Por qué una persona casada se aleja de su amante?
¿Por qué una persona casada se aleja de su amante?

Volver arriba