menu
Compartir

Posturas para meditar

 
Por Mary Dulcinia Lugo. Actualizado: 14 septiembre 2022
Posturas para meditar

La meditación consiste en armonizar la mente y el cuerpo para lograr un estado de relajación plena. Por lo tanto, si durante el proceso no tienes una postura correcta, no obtendrás los resultados que esperas. De hecho, sin una postura para meditar adecuada, solo provocarás tensión e incomodidad en tu cuerpo, lo que te alejará de la calma que necesitas y no lograrás un buen estado energético para relajarte.

Descubre en este artículo de Psicología-Online las mejores posturas para meditar. Además, te daremos algunos consejos para que evites los dolores de espalda y la tensión en los músculos, ya que, aunque cada cuerpo y necesidad es diferente, todos se enfocan en alcanzar el equilibrio interior.

También te puede interesar: Cómo dejar la mente en blanco para meditar

Claves para una buena postura al meditar

Aunque practiques distintas posturas de meditación, existen algunos puntos universales en los que te debes concentrar. Si no estás en una posición cómoda y tranquila, no encontrarás el punto de equilibrio entre la calma y el estado de alerta que necesitas. Por ello, toma nota de estas sugerencias que te serán de gran utilidad para conseguir la postura perfecta:

  • La espalda: procura que tus hombros estén caídos y ligeramente hacia atrás para que el pecho quede abierto y el flujo de aire sea continúo.
  • La columna vertebral: la columna vertebral no debe estar encorvada, pero tampoco muy erguida. Es decir, debe conservar la curva natural, conocida como curvatura lordótica. De esa forma se evitan dolores en la espalda.
  • Manos: las manos puedes dejarlas como lo prefieres. Algunas posturas sugieren que sea con la palma hacia arriba, en otras las dejas descansar sobre las rodillas o se mantienen a los lados. Todo depende de ti.
  • La barbilla: esta parte del cuerpo se mantiene hacia dentro de manera muy sutil. Trata de relajarla, pero que su postura invite a la columna vertebral a estirarse. La mirada puede estar con los ojos entrecerrados, sin preocuparte por algún punto en específico.

Ahora que ya conoces las claves más importantes, veamos las posturas para meditar recomendadas.

Posturas para meditar - Claves para una buena postura al meditar

Cuarto de loto

Como recomendación, utiliza un cojín, zafu o una esterilla de yoga para que estés más cómodo/a durante el ejercicio. En esta postura, cada pie descansa por debajo de la rodilla opuesta. Es decir, es un estereotipo de las piernas cruzadas.

Por otra parte, las rodillas no deben estar por encima de las caderas y deberás sentarte hacia el frente del cojín para asegurar la rotación de la pelvis. Si te estás iniciando en la meditación te recomendamos que uses una pared como soporte para la espalda, para que apoyes la columna y vayas acostumbrándote a la posición.

Medio loto

En este caso, se realiza el procedimiento de la postura anterior, pero dejarás reposar el pie izquierdo va a reposar sobre el muslo derecho o viceversa, como te sea más cómodo. Es recomendable que esta postura se realice con cuidado, ya que requiere mucha flexibilidad de la cadera. Asimismo, es recomendable hacer un breve estiramiento o calentamiento previo para que los músculos se adapten más rápido a la postura de medio loto.

Posturas para meditar - Medio loto

Loto completo

¿Quieres conocer otra postura para meditar? Esta es una de las posturas para meditar más conocidas. Sin embargo, no se recomienda para principiantes, puesto que exige un mayor nivel de flexibilidad. Cada pie se debe colocar sobre el muslo opuesto y debemos intentar mantenerlos simétricos.

Si sufres de problemas en las rodillas o en la espalda, lo mejor es probar con otras posturas más simples.

Posturas para meditar - Loto completo

La posición birmana

Es una posición para meditar más simple y menos exigente. Para hacer esta postura solo tienes que apoyar ambos pies apoyados en el suelo, situados frente a la pelvis. Las rodillas van a descansar en el suelo, pero no debes inclinarte demasiado hacia delante o la cadera se tensará y podrás sufrir de espasmos o calambres.

Posturas para meditar - La posición birmana

Meditación de rodillas

Si cuentas con un espacio en el que puedas arrodillarte, prueba la posición para meditar de rodillas. Esta postura permite tener la espalda recta. Para lograrlo, colócate en el suelo con las rodillas dobladas, de tal forma que los tobillos descansen bajo los glúteos.

Es recomendable colocar un cojín o zafu de meditación entre los pies y los glúteos para aumentar la comodidad.

Meditación en una silla

¿Sabías que también puedes usar una silla como una postura para meditar? Para esta posición debes colocar los pies tocando el suelo y procurando que estén a la anchura de tus hombros. Al meditar en una silla, tienes la ventaja de que las piernas estén más relajadas.

Por otra parte, también puedes sentarte en el borde de la silla para que la espalda esté recta. Del mismo modo, un cojín de respaldo es ideal para mantener la postura adecuada durante el tiempo que vas a meditar. Asimismo, es aconsejable usar una silla que no sea la misma en la que habitualmente trabajas o realizas alguna otra actividad para que tu mente no la asocie con tu rutina diaria.

Meditación acostada

A esta postura para meditar se le conoce como savasana, postura de cadáver o del cuerpo muerto. Para realizar esta postura de meditación tendrás que acostarte boca arriba, con los brazos de lado y mantener las palmas siempre hacia arriba. Si sientes alguna presión en la parte baja de la espalda, puedes doblar un poco las rodillas, colocar los pies planos sobre el suelo y abrirlos un poco a la altura de las caderas.

Si quieres saber más acerca de esta técnica de relajación, en el siguiente artículo te explicamos Para qué sirve la meditación.

Posturas para meditar - Meditación acostada

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Posturas para meditar, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Meditación y relajación.

Bibliografía
  • Bertolín, G.J. (2014). Eficacia-efectividad del programa de reducción del estrés basado en la conciencia plena (MBSR): actualización. Rev. Asoc. Esp. Neuropsiq, 35, 289-307.
  • LeShan, L. L. (1990). Cómo meditar: guía para el descubrimiento de sí mismo/How to meditate (No. 242). Troquel.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Posturas para meditar
1 de 6
Posturas para meditar

Volver arriba