menu
Compartir

Qué es el contagio emocional

 
Por Gianluca Francia. 18 marzo 2021
Qué es el contagio emocional

El término contagio emocional pertenece a esa categoría de vocabulario que, aunque describe un fenómeno común, es en realidad desconocido para la mayoría de las personas y conocido sólo por un pequeño círculo de estudiosos. En efecto, muchas personas afirman no saber a qué se refiere el término contagio emocional.

Por el contrario, reconocen como familiares los episodios en los que el llanto de un recién nacido ha desencadenado inmediatamente una reacción similar en los vecinos de la misma edad, o los momentos en los que, casi mágicamente se crea entre padre e hijo pequeño un intenso intercambio y unión emocional.

También hay situaciones en las que, ante señales de peligro, el miedo de unos pocos sujetos se extiende inmediatamente a toda una multitud. En este artículo de Psicología-Online, te contaremos qué es el contagio emocional.

Qué significa contagio emocional

Si te preguntas qué es el contagio emocional, este término se refiere a todas las formas de compartir emociones, de forma inmediata y automática, caracterizadas por la falta de mediación cognitiva. Hace referencia a reacciones automáticas que tenemos debido a los estímulos expresivos manifestados por otra persona para la cual la emoción es compartida de manera directa, no vicaria.

Este intercambio indiferenciado y carente de conciencia es característico, sobre todo, en las primeras fases del desarrollo psicológico, afectivo y cognitivo, en las que la diferenciación entre uno mismo/a y el otro aún no se ha completado plenamente. Se trata de un fenómeno muy común que, no por casualidad, todos hemos experimentado y seguimos experimentando en situaciones particulares. De hecho, se le ha reconocido una función importante en el desarrollo filogenético y ontogénico de las personas.

Tipos de contagio emocional

El significado de contagio emociona no siempre se ha interpretado de la misma forma. Los diferentes estudios del contagio emocional lo han definido de distintas maneras. A continuación, veremos cuáles han sido los tipos de contagio emocional descritos a lo largo de la historia.

  • Darwin preveía la existencia de una propensión natural y innata de las personas a reconocer y responder automáticamente a las emociones del otro.
  • Según M. L. Hoffman, los procesos implicados en el contagio emocional son mediados por procesos no cognitivos como la imitación motora, es decir, la toma automática de la mímica y de la postura de otra persona, y la reacción circular primaria, como en la tendencia del recién nacido a llorar cuando escucha a otro recién nacido llorar.
  • Para H. Wallon, la diferenciación entre uno mismo/a y la otra persona nunca se realiza definitivamente, por lo que las formas más primitivas de contagio emocional, como el mimetismo afectivo de Bühler o la sintonización afectiva de Stern, pueden reaparecer a cualquier edad. Concretamente, pueden aparecer todas aquellas veces en que los confines de uno y otro se confunden, por ejemplo, en una multitud, en el enamoramiento o en la unión mística.

Ejemplos de contagio emocional

Esta forma de "contaminación" psico-emocional se produce cuando un individuo transfiere a otros - consciente o inconscientemente - sus emociones, estados de ánimo y sentimientos. Para que pueda ocurrir, es necesario que en una relación o relación de intercambio, como madre-hijo, jefe-colaborador o pareja, una de las personas sea emocionalmente sensible y psicológicamente influenciable por parte de un sujeto "dominante".

En este caso, de manera intencional o involuntaria, la persona con mayor poder de contagio emocional transfiere a la otra su actitud emocional. Esta transmite su manera de manejar y expresar las emociones y, más particularmente, el estado de ánimo y la vivencia que experimenta en una determinada situación. En ausencia de una reelaboración subjetiva, esas emociones podrán ser interiorizadas pasivamente por la otra persona.

Algunos de ejemplos de contagio emocional pueden verse en el entorno familiar cuando los padres, que están patológicamente preocupados, infectan emocionalmente a sus hijos. Tal vez sin ser conscientes de los efectos y las posibles consecuencias que su "modelo educativo" puede tener en su proceso de crecimiento psico-físico. Los hijos, a su vez, tenderán a compartir el comportamiento parental e interiorizarlo como modelo de gestión de las emociones, considerándolo legítimo y creíble. En este artículo, te contamos cómo gestionar las emociones.

Cómo evitar el contagio emocional

El contagio tiene pocas posibilidades de ocurrir si el sujeto receptor es una persona emocionalmente estable, con capacidad de decisión propia y suficiente autonomía en la gestión de los propios pensamientos y estados de ánimo. De ello se desprende que, cuando existe una relación de dependencia afectiva y/o psicológica entre los que se comunican, es muy probable que pueda producirse una situación unidireccional de contagio emocional.

En general, ser consciente de los mecanismos del contagio emocional puede ser útil, desde varios puntos de vista, para evitar el contagio emocional. Veamos como hacerlo:

  • Aumentar el autocontrol emocional, nuestra conciencia, entender que no se trata de gestionar solo las propias emociones, sino también la influencia de las otras.
  • Tomar decisiones guiadas por una inteligencia emocional que permite comprender y expresar las propias emociones, reconocerlas en los demás, disciplinarlas y canalizarlas en comportamientos adaptativos. Eso ayudará a gestionar mejor el trabajo, la familia y nuestra vida social.
  • Tener una percepción realista de nuestra capacidad de influir en las situaciones sociales, evitando el riesgo de asumir demasiadas responsabilidades.
  • A nivel de influencias culturales a gran escala, ser más conscientes de los mecanismos aplicados por la industria de los consumidores y, por lo tanto, hacernos agentes sociales activos en lugar de consumistas impulsados por impulsos tan irrefrenables como inexplicables.

En este artículo, encontrarás más información sobre técnicas de control emocional.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es el contagio emocional, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Emociones.

Bibliografía
  • Battista, A. (2011). Vocabolario dell’intelligenza emotiva ed altro… Bari: Cacucci Editore.
  • Di Blasi, M. (et al.) (2003). Sud-Ecstasy. Un contributo alla comprensione dei nuovi stili di consumo giovanile. Milán: Franco Angeli.
  • Inzani, L., Cazzaniga, I., Martelli, D., Salina, P. R. (2004). Il contagio emotivo: quando le emozioni “passano” tra le persone... Recuperado de: http://www.acp-italia.it/rivista/2004/Liberta_inzani,_ilaria_cazzaniga,_dario_martelli,_paola_rita_salina_-__il_contagio_emotivo_.pdf

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué es el contagio emocional
Qué es el contagio emocional

Volver arriba