menu
Compartir

Qué es un secuestro emocional y cómo evitarlo

 
Por Mary Dulcinia Lugo. 24 noviembre 2022
Qué es un secuestro emocional y cómo evitarlo

Las emociones constituyen una parte importante de nuestra realidad desde el inicio de la humanidad. Sin embargo, no siempre somos capaces controlar las reacciones que producen y que incluso pueden llevarnos a actuar de forma desproporcionada ante determinadas circunstancias. Después de este tipo de reacciones es común sentir culpa o remordimientos al darnos cuenta de que hemos actuado de forma exagerada. Si esto te ha sucedido, es posible que hayas pasado por un secuestro emocional.

Con el fin de profundizar en el tema, en este artículo de Psicología-online te explicamos qué es un secuestro emocional y cómo evitarlo. La idea es que aprendas a identificar tus emociones para que ser capaz de controlarlas y hacer que jueguen a tu favor.

También te puede interesar: Qué es el contagio emocional

Qué es un secuestro emocional

El secuestro emocional es una respuesta del sistema límbico ante cualquier situación de amenaza que experimenta la persona. Este sistema actúa para limitar la capacidad de razonamiento o lógica del neocórtex. De este modo, al sentir una señal de alarma el cuerpo activa la amígdala para segregar hormonas como el cortisol o la adrenalina, con la finalidad de preparar el organismo para huir o luchar.

Por lo tanto, el secuestro emocional es el dominio de las emociones sobre el razonamiento. Esto causa que las personas activen diversos mecanismos de defensa que incluyen reacciones intuitivas y hasta la pedida momentánea de la memoria. La duración de un secuestro emocional tiene que ver con la inteligencia emocional de cada quien y con el control que tengan sobre sus propias emociones.

Asimismo, las personas que sufren un secuestro emocional no suelen recordar con claridad sus actuaciones y pueden perder la capacidad de comunicarse de forma lógica y coherente, ya que el sistema límbico toma el control de forma momentánea, limitando las respuestas controladas, analizadas o racionales.

Por qué se producen los secuestros emocionales

¿Qué provoca un secuestro emocional? El psicólogo estadounidense Daniel Goleman, plantea en su libro “La Inteligencia Emocional” que este tipo de secuestros se manifiesta cuando las propias emociones, generalmente las negativas como, por ejemplo, el miedo, el odio, la ira o la rabia, entre otras, son capaces de “secuestrar” la amígdala del cerebro, que es la parte encargada del control emocional.

Por lo tanto, cuando el cerebro detecta un peligro inminente o ciertos factores estresantes, empieza una descarga de adrenalina y de otras hormonas de supervivencia para tratar de que el cuerpo haga frente a ese supuesto peligro, dejando bloqueada momentáneamente la capacidad de análisis, lógica y reflexión.

Es por eso que, durante el secuestro emocional, las decisiones racionales se ven limitadas, ya que la corteza superior del cerebro se desactiva y las personas tienden a ser más reactivas que racionales. Además, toda la atención se centra en complacer la emoción manifestada, por lo que se pierde el enfoque analítico de la situación.

Qué es un secuestro emocional y cómo evitarlo - Por qué se producen los secuestros emocionales

Consecuencias de un secuestro emocional

¿Cómo actúan las personas bajo un secuestro emocional? El secuestro emocional desconecta la lógica y el razonamiento para activar las reacciones primitivas alojadas en el cerebro subconsciente. Por lo tanto, algunas de las consecuencias del secuestro emocional son:

  • Nervios descontrolados y alteración de la circulación sanguínea.
  • Sobreestimulación del organismo a causa de la producción descontrolada de hormonas reactivas.
  • Bloqueo de la parte cognitiva y analítica del cerebro.
  • Aumento de los niveles de estrés y ansiedad.
  • Aparición de algunas reacciones somáticas: por ejemplo, dificultad para respirar, aceleración de los latidos del corazón, mareos, entre otras.
  • Se nubla la mente y se limitan ciertos recuerdos del suceso.
  • Se producen reacciones momentáneas, sin pensar en las consecuencias futuras.

Durante un secuestro emocional se actúa desde lo irracional y muchas veces cuando pasa la tormenta vienen los arrepentimientos por las acciones cometidas.

Qué es un secuestro emocional y cómo evitarlo - Consecuencias de un secuestro emocional

Cómo evitar un secuestro emocional

Existen distintas estrategias para evitar un secuestro emocional. Una de las más efectivas es aumentar tu inteligencia emocional para que aprendas a abordar de manera proactiva las emociones propias o la de los demás. Además, puedes poner en práctica las siguientes recomendaciones:

  • Reconoce tus emociones: en lugar de tratar de reprimir lo que sientes, date un espacio para identificar tus sensaciones con la finalidad de sintonizar con ellas. De esta manera, podrás manejarlas con mayor asertividad.
  • Cambia la configuración de inmediato: una de las técnicas más efectivas para controlar un secuestro emocional es respirar hasta 10 o pensar en un problema matemático simple, ya que de esa manera tu mente se concentrará en otro punto y no en la emoción que busca dominarte.
  • Comparte tu carga o busca ayuda: si te sientes abrumado/a, lo mejor es que trates de desahogarte con alguien de confianza o buscar la ayuda de algún profesional que te ayude a sobrellevar la situación.
Qué es un secuestro emocional y cómo evitarlo - Cómo evitar un secuestro emocional

Ejemplos de secuestro emocional

Como ya hemos mencionamos anteriormente, el secuestro emocional es parte de la respuesta de lucha o huida que desde siempre ha tenido la especia humana. Por ello, existen una gran cantidad de ejemplos de secuestro emocional que se experimentan a diario. Te dejamos algunos de ellos a continuación:

  • Si un animal salvaje ataca: en estos casos, la persona activa su sistema de supervivencia para huir del lugar o defenderse. Por lo que bloquea la parte racional o cognitiva de su cerebro.
  • Cuando alguien te insulta: cuando una persona a la que aprecias mucho te insulta o habla mal de ti sin previo aviso, experimentarás ira o molestia por lo ocurrido.
  • Si sientes muchos celos por tu pareja y no puedes controlar esas emociones, ocurre un arrebato emocional que puede terminar en discusiones. En este artículo encontrarás Cómo dejar de ser celoso.
  • Descubres que alguien te ha engañado o tienes alguna discusión con un miembro de tu familia y empiezas una discusión acalorada.

En cualquier caso, lo importante es reconocer que la mayoría de estas situaciones pueden ocurrir en cualquier momento de nuestra vida, por lo que debemos aprender a manejarlas con tacto y asertividad.

Qué es un secuestro emocional y cómo evitarlo - Ejemplos de secuestro emocional

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es un secuestro emocional y cómo evitarlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Emociones.

Bibliografía
  • Aguirre, O. R. (2017). Aprende a escuchar tu voz interior. Tus psicólogos en CDMX: Irradia Terapia.
  • Vallés Arandiga (2017). Programa de refuerzo de las habilidades sociales III. EOS.

 

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Qué es un secuestro emocional y cómo evitarlo
1 de 5
Qué es un secuestro emocional y cómo evitarlo

Volver arriba