Compartir

Sistema límbico: partes, funciones y enfermedades

Sistema límbico: partes, funciones y enfermedades

El sistema límbico es aquella parte de nuestro cerebro encargada de regular las respuestas fisiológicas y emocionales de nuestro cuerpo. Las estructuras anatómicas del sistema límbico son las responsables de procesar nuestras emociones y regular nuestra conducta. Esta parte del cerebro ha suscitado siempre mucha curiosidad en la comunidad científica y en el mundo de la psicología, eso es debido a que resulta increíble investigar cómo una parte tan concreta de nuestra anatomía puede regular algo tan importante como pueden ser nuestras emociones.

En Psicología-Online, intentaremos enumerar las funciones de este sistema y describir su anatomía con imágenes que ilustren con precisión la información aportada. Si estás interesado/a en el sistema límbico, sus partes, funciones y enfermedades, te invitamos a seguir leyendo el siguiente artículo.

También te puede interesar: El cerebelo: partes, funciones y enfermedades

Qué es el sistema límbico

Este conjunto de zonas cerebrales no siempre ha sido definido como lo entendemos hoy en día, a lo largo de la evolución histórica y los avances en neurociencias, el término de "sistema límbico" ha ido evolucionando hasta la definición que tenemos hoy en día.

Evolución del término

Dos siglos atrás, un científico llamado Paul Broca se refirió por primera vez al sistema límbico para referise a la zona adyacente a la glándula pineal. Broca habló de un "gran lóbulo límbico" y en ese término englobó toda la cara medial de los hemisferios cerebrales alrededor del cuerpo calloso. También introdujo en este gran lóbulo los bulbos olfactorios (a pesar de que estos tengan poco que ver con el procesamiento de emociones).

Posteriormente, James Papez descubrió un circuito formado por estructuras nerviosas que también forman parte del sistema límbico. Este neurólogo es conocido por ser el primero proponer un modelo anatómico para las emociones y por poner bajo el foco científico todo aquello relacionado con el plano sentimental.

Tuvimos que esperar hasta 1952 para que Paul MacLean acuñara el término de "sistema límbico" que utilizamos hoy en día. Este científico definió las estructuras neuronales implicadas en ese sistema y propuso varias teorías acerca del cerebro y su evolución. En ellas, afirmaba que el sistema emocional era el más avanzado de todos ellos (él lo definió dentro del cerebro neomamífero) y que era algo propiamente de mamíferos muy avanzados.

Definición actual del sistema límbico

Hoy en día, hablamos de sistema límbico cuando hacemos referencia al conjunto de estructuras situadas en el encéfalo (zona interna del cerebro) y cuya utilidad principal es la gestión y la regulación de las emociones. Aquello que solemos definir como inconsciente o irracional tiene su base en una zona muy concreta de la anatomía humana. Este sistema está formado por estructuras como el hipotálamo, el hipocampo, la amígdala...entre otras más que describiremos porteriormente.

Sistema límbico: partes, funciones y enfermedades - Qué es el sistema límbico

Anatomía del sistema límbico: partes principales

El sistema límbico o sistema nervioso emocional está situado en la zona interna de nuestro cerebro, más allá de la corteza cerebral. Recibe influencias de muchas otras vías del sistema nervioso relacionadas con los sentidos: sistema auditivo, visual, olfactivo, sensores del tacto y del gusto. Al estar interconectado con tantas otras vías, resulta muy complicado hacer un esquema totalmente preciso de todos sus elementos anatómicos. Entre las principales partes del sistema destacamos las siguientes:

1. Hipocampo

Este elemento está relacionado con la transformación de la memoria reciente a la memoria a largo plazo y a la memoria autobiográfica. Lo encontramos en la parte central del lóbulo temporal (1) y también tiene una importante función relacionada con la orientación y la memoria espacial.

2. Amígdala cerebral

La amígdala o cuerpo amigdalino es una masa de neuronas en forma de almendra localizadas en los lóbulos temporales (2). Esta zona del sistema límbico está relacionada con la formación y el almacenamiento de memoria asociada a hechos o acontecimientos que nos hayan producido fuertes emociones. Se dice que la amígdala es la sede de todas las emociones. Además, estudios recientes también demuestran que este elemento tiene una fuerte implicación en la consolidación de la memoria.

3. Tálamo

El tálamo se define como la estructura cerebral situada encima del hipotálamo (3). Todos los estímulos sensoriales (menos el olfato) pasan por esta zona de nuestro sistema límbico para después ser derivados a zonas más específicas. Esta parte de nuestro cerebro tiene la función principal de comportarse como núcleo de conexión y asociación de estímulos e información de carácter emocional.

4. Hipotálamo

Este pequeño elemento de nuestra sistema nervioso emocional (4) posee es el responsable de muchísimas funciones neuronales. El hipotálamo es la zona del cerebro más importante para la gestión y coordinación del equilibrio de nuestro cuerpo. Este equilibrio se conoce como homeostasis y es el proceso mediante el cual nos regulamos y podemos llegar a mantenernos estables en nuestro entorno. Recientemente se ha descubierto que percibe los niveles de una proteína llamada leptina cuando comemos demasiado y, como respuesta a esos niveles, disminuye nuestro apetito. También regula conductas tales como los ciclos del sueño y el mantenimiento de la temperatura corporal.

5. Ganglios basales

Los ganglios basales participan de forma indirecta en el sistema nervioso emocional, estos se encargan de gestionar nuestras respuestas motoras (gestos o expresiones) relacionadas con los estados emocionales producidos por las otras partes del sistema límbico.

Partes del sistema límbico

A continuación, te ofrecemos un esquema para que conozcas mejor todas las partes de esta zona cerebral

Sistema límbico: partes, funciones y enfermedades - Anatomía del sistema límbico: partes principales

Sistema límbico: funciones principales

Como hemos ido repitiendo a lo largo de este artículo, el sistema límbico se encarga de la regulación y la expresión motora de las emociones. A continuación, destacamos las siguientes funciones del sistema límbico:

  • Busca la autopreservación de la especie mediante la activación de los sistemas de homeostasis.
  • Se encarga de gestionar la mayoría de mecanismos cerebrales para la memoria.
  • Los circuitos de placer y adicción pasan por la amígdala, el hipocampo y otros núcleos del sistema límbico, por lo que los sentimientos agradables se inician ahí mismo.
  • Activa el sistema nervioso autónomo: se encarga de enviar señales a los nervios para mantener un estado de alerta (sistema nervioso simpático) o para inhibir dicho estado (sistema nervioso parasimpático).
  • Se está investigando una posible implicación del sistema límbico en algunas conductas sexuales.

¿El sistema límbico es el cerebro emocional?

Cuando hablamos de vivencias emocionales, nos suele venir a la cabeza cierta sensación de irracionalidad, como si estas no formaran parte de nuestra mente pensante. Sin embargo, como hemos demostrado, el cerebro es el principal causante de nuestras respuestas emocionales. Por lo que podemos afirmar que nuestras emociones son procesadas por el sistema nervioso central.

¿Podemos hablar de cerebro emocional cuando nos referimos al sistema límbico? A continuación, resolveremos tus dudas.

Relación entre sistema límbico y emociones

Como hemos comentado a lo largo de este artículo, el sistema límbico posee una gran cantidad de estructuras neuronales encargadas de regular las emociones a través se los neurotransmisores.

El sistema límbico regula las respuestas de nuestro cuerpo ante estímulos emocionales. Por ejemplo, activa los sistemas de alerta y aumenta la tasa cardíaca cuando estamos nerviosos o sentimos miedo. Sin embargo, reducir su campo de actuación a las respuestas emocionales es un enfoque que deja de lado muchas de las otras funciones que posee este sistema y que hemos mencionado con anterioridad.

Gracias a los estudios de James Papez o más recientemente McLean con su teoría del cerebro triuno, se han situado los núcleos emocionales en este sistema cerebral. De hecho, este último neurólogo, utilizó el término cerebro límbico o emocional a una de las tres estructuras que enumera en su teoría.

Si bien es cierto que hoy en día estas teorías están algo desfasadas y se ha demostrado que, en realidad, las emociones son reguladas por todo el sistema nervioso, no cabe duda de que existe una importante relación ente el sistema límbico y las emociones.

Sistema límbico: partes, funciones y enfermedades - Relación entre sistema límbico y emociones

Sistema límbico: enfermedades

Una vez hemos presentado al sistema límbico, sus partes y funciones, llega el momento de enumerar algunas de las enfermedades principales.

Al ser una parte tan importante en nuestro sistema nervioso, existen numerosos trastornos asociados al sistema límbico, entre los más comunes destacamos los siguientes:

  • Esquizofrenia: muchos estudios demuestran que esta enfermedad está relacionada con una notable disminución del hipocampo. Por ello, este trastorno también cursa con desorganización de la memoria y del aprendizaje. Te descubrimos aquí qué es la esquizofrenia.
  • TDAH: una parte de la comunidad científica afirma que este tipo de trastornos atencionales surgen en personas con un defecto por agrandamiento en la zona del hipocampo y las amígdalas. Sostienen que, al haber tantas neuronas sobreexcitadas, los niños presentan deshinibición conductual y emocional.
  • Encefalopatía límbica: los pacientes que sufran de esta enfermedad suelen presentar pérdidas de memoria a largo plazo, cambios en la conducta y en algunos casos extremos convulsiones. La encefalopatía puede tener síntomas sutiles al inicio pero suele avanzar rápidamente. Sin embargo, tiene buen pronóstico y un buen tratamiento puede garantizar la recuperación completa.
  • Epilepsia psicomotora: las neuronas situadas en la zona del hipocampo se lesionan produciendo este tipo de enfermedad tan característica. Afecta a los lóbulos temporales y sus síntomas varían entre defectos en la grafía (escribir con letras demasiado grandes o pequeñas) y disfunciones sexuales.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Sistema límbico: partes, funciones y enfermedades, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Neuropsicología.

Escribir comentario sobre Sistema límbico: partes, funciones y enfermedades

¿Qué te ha parecido el artículo?
4 comentarios
Su valoración:
Hugo
qué bueno!
Su valoración:
Gustavo Adrian
Excelente informacion, concreta.
Su valoración:
Homero
Información muy completa, muchas gracias
Su valoración:
STIBEN
Nombras como estructura al hipotalamo, pero no lo defines como los demas. puntos menos a eso manito
Claudia Pradas Gallardo (Editor/a de Psicología-Online)
Hola Stiben, creo que es un problema de comprensión lectora. El hipotálamo se encuentra definido tal y como es. Un saludo.

Sistema límbico: partes, funciones y enfermedades
1 de 4
Sistema límbico: partes, funciones y enfermedades

Volver arriba