menu
Compartir

Qué es la autoestima en psicología

 
Por Anna Badia, Psicóloga y editora. 5 julio 2021
Qué es la autoestima en psicología

La autoestima es un término muy utilizado y un concepto del que mucho se habla actualmente, sin embargo, algunas veces, de forma equivocada. Pues la autoestima va mucho más allá de la imagen, es una valoración subjetiva que se configura durante las experiencias, principalmente de la infancia, aunque puede ir cambiando a lo largo de la vida. Por eso, la autoestima se puede trabajar y mejorar.

En este artículo de Psicología-Online, veremos qué es la autoestima en psicología con ejemplos prácticos, así como los tipos de autoestima, la importancia que tiene y algunas estrategias para mejorarla.

También te puede interesar: Cómo mejorar la autoestima

Qué es la autoestima

Lejos de lo que se piensa, la autoestima no es reflejar un físico atractivo en el espejo, tampoco es decirnos piropos contantemente. Es algo más complejo que involucra diferentes componentes de la relación con uno/a mismo/a. La autoestima es la valoración que una persona hace de sí misma. Es una percepción subjetiva y emocional sobre nosotros/as mismos/as basada en el autoconcepto.

El autoconcepto es la idea que tenemos de nosotros mismos, de quién somos y cómo somos. Podríamos decir que el autoconcepto es una lista de características, mientras que la autoestima es la apreciación positiva o negativa de las características y de la importancia que tienen. Además, la autoestima se puede fer por la forma de actuar con uno/a mismo/a y con los/as demás. Una persona con una autoestima sana se respeta, se cuida, confía en ella misma, trata con respeto y amabilidad a los/as demás y espera un buen trato por parte de los demás.

Tipos de autoestima

Esta valoración se puede realizar en las diferentes áreas de la vida de una persona, por eso hablamos de la autoestima personal, académica, laboral... En los diferentes ámbitos, una persona puede tener una visión de sus características y realizar una valoración diferente. Además de esta diferenciación, la clasificación principal de los tipos de autoestima sería la siguiente:

  • Autoestima positiva y estable. La autoestima positiva se caracteriza por estar basada en un autoconcepto realista y realizar una valoración positiva de este. Es decir, la persona con una autoestima positiva se conoce, reconoce sus características de forma realista y la valoración que hace de ello es positiva. Puede ver características de sí mismo/a que le gustan más y características que le gustan menos, pero a nivel global, se considera una persona valiosa. Por otro lado, la autoestima estable es la que se sustenta en el criterio propio y que tiene unos fundamentos sólidos. Por tanto, se mantiene más estable en el tiempo, a pesar de las circunstancias externas y de la opinión de las demás personas. Este es el tipo de autoestima al que nos referimos cuando hablamos de autoestima sana.
  • Autoestima positiva e inestable. Como hemos visto, la autoestima positiva supone una buena valoración de uno/a mismo/a. La autoestima inestable es la que depende de factores tanto internos como externos y que cambia en función del contexto. La autoestima inestable no está bien sustentada en el criterio propio ni bien anclada, eso significa que ante un evento, puede tambalear. Por ejemplo, una persona que deja de sentirse valiosa tras suspender un examen o tras un comentario negativo de su pareja.
  • Autoestima negativa y estable. La autoestima negativa es la que supone una valoración negativa. La persona con una autoestima negativa no se siente cómoda con su autoconcepto, las características que ve en sí mismo/a las valora de forma negativa. No se conoce, no tiene una visión de sí mismo/a realista y no le gusta la imagen que tiene de él o ella. En este caso, al ser estable, significa que esta valoración negativa está fuertemente establecida y que no suele variar en función de los acontecimientos.
  • Autoestima negativa e inestable. En este caso, como hemos visto, la autoestima negativa es la valoración negativa de uno/a mismo/o. A demás, al ser inestable, es cambiante en función de los sucesos.
  • Autoestima inflada. Este tipo de autoestima se caracteriza por un bajo nivel de autoconocimiento que se disfraza de una "autestima alta". Las personas con una autoestima inflada no tienen un autoconcepto realista, esconden la necesidad de reconocimiento externo, no hacen autocrítica y no admiten errores.

En el siguiente artículo, encontrarás más información sobre Los 5 tipos de autoestima y sus características.

La importancia de la autoestima

La autoestima, el valor que nos damos a nosotros/as mismos/as, es tan importante que se considera la base de la salud psicológica. Y no es para menos, pues en función de cómo nos sintamos con nosotros/as mismos/a y la importancia que nos demos, nos trateremos a nosotros/as y a los/as demás de una forma u otra. Una persona que se considera valiosa e importante, que tiene una autoestima sana, se relaciona de forma sana consigo misma y con las demás. La autoestima positiva y estable permite:

  • Tener una apreciación ajustada a la realidad de uno/a mismo/a.
  • Saber qué conocimientos, habilidades, capacidades, fortalezas, etc., se tienen y cuáles no se tienen.
  • Quererse a uno/a mismo/a a pesar de equivocarse.
  • Ser consciente de que se merece un buen trato por parte de los demás.
  • Tratar a los demás correctamente, desde la empatía, la comprensión y la honestidad.
  • Cuidarse a sí mismo/a: ofrecerse una alimentación nutritiva y saludable, permitirse descansar lo necesario, darle al cuerpo la actividad que le favorece.
  • Tratarse bien a sí mismo/a, cuidar el diálogo interno.
  • Otorgar al físico la importancia que tiene y no más.
  • Sentirse valioso tal y como se es, aún sabiendo que siempre se puede mejorar.
  • Escuchar las opiniones de los demás y reflexionar antes de tomarlas como verdaderas o falsas.
  • Otorgar más perso al criterio propio que al ajeno en cuando a la valoración de uno mismo/a.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es la autoestima en psicología, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Bibliografía
  • Branden, N. (1993). Poder de la Autoestima. Paidos Iberica, Ediciones S. A.
  • Congost, S. (2015). Autoestima automática. Editorial Planeta, S. A.
  • Quintilla, H. G. (2018). Autoestima para vivir: Cómo confiar en ti mismo y lograr lo que deseas. Ediciones Paidós.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué es la autoestima en psicología
Qué es la autoestima en psicología

Volver arriba