Compartir

¿Qué es la heteroagresividad? Ejemplos y componentes

 
Por Marina Fernández. 28 febrero 2020
¿Qué es la heteroagresividad? Ejemplos y componentes

La heteroagresividad refiere a todas aquellas conductas agresivas dirigidas hacia los demás. Estas, pueden abarcar diferentes formas de manifestación: mediante conductas físicas, verbales, psicológicas... En este artículo de Psicología-Online abordaremos el tema y mencionaremos algunos ejemplos para entender mejor qué es la heteroagresividad y los componentes que la forman.

También te puede interesar: Neuromarketing: qué es, tipos y ejemplos

¿Qué es la heteroagresividad? - Definición

¿Qué significa heteroagresividad? Originariamente el concepto surge de la biología y se encuentra relacionado con el instinto sexual y el sentido de territorialidad y refiere concretamente a cualquier forma de conducta física o verbal destinada a dañar o destruir, al margen de que se manifieste como hostilidad o como medio calculado para alcanzar un fin. En definitiva, un tipo de agresividad que refiere a todas las conductas agresivas caracterizadas por dirigirse a otra persona y que se manifiestan con intensidad variable a través de diferentes conductas: físicas, verbales, gestuales...

Causas de la heteroagresividad

La génesis de la heteroagresividad es multifactorial e incluye factores neurobiológicos, factores psicológicos y factores socio-ambientales. Además, son numerosos los estudios que aseguran que la heteroagresividad es facilitada por diversos trastornos mentales: orgánicos, psicóticos, caracteriales o afectivos. Afecta directamente la esfera social y relacional de la persona.

Ejemplos de heteroagesividad

Para entender mejor qué es la heteroagresividad, podemos diferenciarlas entre dos tipos o expresiones de esta:

  • La heteroagresividad verbal: que respondería a todas aquellas reacciones que desencadenan amenazas verbales, un lenguaje provocativo en el entorno o cambios en el tono de voz, por ejemplo.
  • La heteroagresividad física: en este caso la emoción desencadenaría un estado grave que provoca daño físico en el medio. Como, por ejemplo, patadas, empujones, bofetadas... El nivel de brutalidad varía.

Existen pautas, o más bien estrategias de ayuda para calmar los episodios de heteroagresividad más impulsivos o brutales ya que pueden llegar a ser peligrosos tanto para las personas del ambiente social del individuo como para el sujeto mismo.

Diferencia entre agresividad, autoagresividad y heteroagresividad

De forma resumida, la agresividad es un elemento vital del comportamiento de cualquier especie como auto-conservación. La principal característica de la agresividad es atacar a otro para causar un daño. Conviene diferenciar el concepto agresividad de agresión, pues el segundo refiere a la conducta en sí. Existen tres tipos:

  1. Agresividad normal: contra una situación amenazante, en consonancia con la naturaleza de la situación amenazante, se da cuando es necesario cierto grado de agresividad para enfrentarse a los acontecimientos de modo asertivo.
  2. Agresividad como respuesta adaptativa: la sociedad establece la pauta de lo que son objetivos, cantidad y formas de agresividad aceptables.
  3. Agresividad como respuesta no adaptativa: la especie humana es la única que presenta actos intencionales contra otros individuos de su propia especie. Se considera violencia destructiva que busca causar daño a otros seres humanos.

Además, la agresividad se ha clasificado en diferentes estudios en función de dimensiones como podrían ser: a quién va dirigida esa agresividad (hacia uno mismo, un individuo, colectivo...), su expresión (física,verbal, impulsiva...), el tipo de daño que produce (físico, psicológico), la frecuencia con la que ocurre (puntual, repetidamente), la duración de sus consecuencias (transitorias, duraderas) o el objetivo (afectivo, instrumental...) En este artículo nos interesa diferenciar entre heteroagresividad y autoagresividad:

  • Heteroagresividad: hace referencia a la agresividad dirigida hacia el medio, como hemos explicado anteriormente.
  • Autoagresividad: refiere a un tipo de agresividad que va dirigida hacia uno mismo.

Ambas son clasificaciones que irían dentro de la dimensión a quién va dirigida la agresividad. Diferencia entre autoagresividad y heteroagresividad es a quien va dirigida.

Componentes de la heteroagresividad

Desde un punto de vista psicopatológico, la heteroagresividad presenta los siguientes componentes:

  • Comportamiento perturbador
  • Explosividad
  • Agitación

Comportamiento perturbador

La heteroagresividad implica la aparición de una serie de conductas que resultan perturbadoras para los demás. Estos comportamientos suelen aparecer en la infancia y pueden englobarse dentro de los trastornos psicopatológicos como el trastorno negativismo desafiante - comportamiento marcadamente hostil, desafiante, desobediente y provocador- o el trastorno disocial - patrón repetitivo y persistente que busca romper siempre con las normas sociales-.

Explosividad

Este componente es muy importante pues en muchas ocasiones el comportamiento heteroagresivo suele originarse a través de un cuadro psicopatológico conocido como trastorno explosivo intermitente -pérdida de control, impulsividad agresiva-. Esta agresividad tan explosiva genera comportamientos verbales y físicos atacantes que forman parte de episodios de descontrol que pueden mitigarse por sí solos o necesitar ayuda.

Agitación

La agitación origina un cuadro de hiperactividad motora acompañada de alteraciones emocionales como ansiedad, angustia o miedo que puede variar en intensidad. Estas alteraciones pueden responder a una gran variedad de trastornos físicos y mentales así como al consumo de substancias, reacciones secundarias a medicamentos, infecciones en parte del sistema nervioso, trastornos neurológicos...

Trastornos asociados a la heteroagresividad

Todos estos componentes se relacionan en gran medida con una serie de trastornos y enfermedades mentales tales como:

  1. La esquizofrenia.
  2. El trastorno bipolar.
  3. La depresión.
  4. El trastorno negativista desafiante.
  5. El trastorno disocial.
  6. El trastorno antisocial de la personalidad.
  7. El trastorno límite de la personalidad.

Aún así, no necesariamente se debe padecer algún trastorno o enfermedad de este tipo para manifestar episodios de heteroagresividad.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Qué es la heteroagresividad? Ejemplos y componentes, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología social.

Bibliografía
  • Anónimo.(2017). Psicopatología de la agresividad. Unioviedo.Recuperado de: https://www.unioviedo.es/psiquiatria/wp-content/uploads/2017/01/Agresividad.-Concepto-bases-y-psicopatolog%c3%ada.pdf
  • Ortego, M. C. & López, S. & Álvarez, M. L. & Aparicio, M. M. (2011). Tema 4:La agresividad.Ciencias Psicosociales II, Universidad de Cantabria.Recuperado de: https://ocw.unican.es/pluginfile.php/1575/course/section/2034/tema_04c.pdf

Escribir comentario sobre ¿Qué es la heteroagresividad? Ejemplos y componentes

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Qué es la heteroagresividad? Ejemplos y componentes
¿Qué es la heteroagresividad? Ejemplos y componentes

Volver arriba