menu
Compartir

Qué hacer cuando el miedo a la muerte no me deja vivir

 
Por Alejandro Garcia Mingrone. 17 enero 2024
Qué hacer cuando el miedo a la muerte no me deja vivir

Si el miedo a la muerte no te deja vivir, lo mejor es aceptar tus emociones, vivir en el presente, buscar ayuda profesional, iniciar nuevos proyectos y educarte sobre la muerte. A lo largo de los años, se ha hablado de la muerte como un suceso desconocido e inexplorado por investigadores. A pesar de que es un hecho inevitable, este miedo es muy común, y puede manifestarse de diversas maneras y tener diferentes niveles de intensidad en cada persona.

Abordar el miedo a la muerte implica a menudo un proceso de reflexión personal y de aceptación. En este artículo de Psicología-Online, te explicamos qué hacer cuando el miedo a la muerte no me deja vivir, las principales causas que lo provocan y qué consecuencias puede provocar a quien la experimenta.

También te puede interesar: Cómo superar el miedo a la muerte

Por qué tengo tanto miedo a la muerte

A grandes rasgos, el temor a morir posee algunos justificativos que explican los síntomas de una persona que sufre. Conocer sus orígenes permite que se establezcan modos de intervención para brindar un alivio. A continuación, desarrollaremos por qué tengo tanto miedo a la muerte:

  • Experiencias traumáticas: la exposición ante una situación de peligro puede ser entendida como un efecto de los pensamientos en torno a la muerte. En general, se trata de momentos del pasado en los cuales una persona no tuvo los recursos suficientes para afrontarlos. A modo de ejemplo, pueden citarse los robos con armas de fuego, amenazas, violencia física y/o verbal, información negativa acerca de la muerte, entre otros.
  • Identificación con modos de ser: es posible que una persona imite la forma de pensar que le han enseñado durante la niñez. Tomando como referencia este tema, los adultos responsables podrían reflejar una vida sin ningún incentivo que carece de sentido. Por otro lado, la presencia de trastornos de salud mental tales como la depresión son condicionantes de los miedos existentes en un ser humano.
  • Consumo de sustancias tóxicas: aunque no suele ser una causa frecuente, no debe desestimarse la ingesta reiterada de drogas. Cabe aclarar que dichas sustancias producen alteraciones en la percepción, la atención y la concentración diaria. Como efecto secundario, una persona con alucinaciones y delirios puede denotar un gran temor a la muerte.

Qué pasa si tengo miedo a morir

Convivir con síntomas persistentes que estén asociados al temor a la muerte acarrea una serie de consecuencias. Para conocerlas en detalle, explicaremos qué pasa si tengo miedo a morir:

  • Inhibiciones: ante la presencia de pensamientos catastróficos, la persona que padece síntomas de ansiedad deja de tomar decisiones vinculadas al desarrollo de su vida. Esto no solo se circunscribe a las obligaciones que tiene, sino también a actividades placenteras.
  • Obsesiones: como efecto de los pensamientos negativos, existen grandes posibilidades de que se conviertan en obsesiones que afecten gravemente la calidad de vida. Dicho de otra manera, las ideas de muerte pueden repetirse sin cesar durante mucho tiempo.
  • Problemas de salud: tanto el cuerpo como la mente se pueden deteriorar si el miedo a la muerte produce un impacto en quien lo padece. A modo de ejemplo, la persona que convive con este tipo de síntomas deja de acudir a consultas médicas para evitar tomar contacto con noticias que podrían ser perjudiciales.
Qué hacer cuando el miedo a la muerte no me deja vivir - Qué pasa si tengo miedo a morir

Qué hacer para dejar de tener miedo a la muerte

Más allá de las complejidades que suscita esta problemática, existen métodos para contrarrestar los efectos nocivos que generan. En los próximos ítems, señalaremos qué hacer para dejar de tener miedo a la muerte:

  • Terapia psicológica: acudir a un profesional de la salud mental ayuda a sobrellevar las situaciones de estrés y/o ansiedad de un modo más ameno. Por otro lado, la terapia psicológica brinda las herramientas necesarias para disuadir los temores a la muerte. Entre las terapias de corta duración, se destaca el abordaje sobre las emociones, pensamientos y conductas que dan lugar a los síntomas más relevantes. Luego de un lapso breve de sesiones, la persona está en condiciones de vivir su vida sin la intensidad de las preocupaciones que la acechan. Por otra parte, las terapias de larga duración hacen especial hincapié en el recuerdo de situaciones del pasado que causaron temor. A partir de esto, es posible adoptar otras alternativas en aquellos momentos de incertidumbre que surjan.
  • Mindfulness: consiste en una técnica psicoterapéutica que hace uso de la respiración y la concentración en el presente. Para ponerlo en práctica, el mindfulness requiere de un ambiente relajado que esté alejado de estímulos distractores. El objetivo reside en contemplar el temor a la muerte como un pensamiento que pierde su valor.
  • Iniciar nuevos proyectos: la contracara de la muerte es la vida. En muchos casos, la presencia de ideas catastróficas impide llevar adelante proyectos y oportunidades de progreso. Esto puede ser aplicado al ámbito laboral, estudiantil, familiar, social, económico y/o cualquier otra área de interés.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué hacer cuando el miedo a la muerte no me deja vivir, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Bibliografía
  • Martínez Cazares, G.E. (2021). Miedo a la muerte e hiperindividualidad. Doctorado en Filosofía e Historia de las Ideas. Universidad Autónoma de Zacatecas.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Qué hacer cuando el miedo a la muerte no me deja vivir
1 de 2
Qué hacer cuando el miedo a la muerte no me deja vivir

Volver arriba