Compartir

¿Qué son las virtudes de una persona?

 
Por Gianluca Francia. 24 noviembre 2020
¿Qué son las virtudes de una persona?

Con el término virtud se entiende la disposición de ánimo orientada al bien. La capacidad de un hombre de sobresalir en algo, de realizar un cierto acto de manera óptima, de ser virtuoso. En su etimología, virtud deriva del latín virtus, es decir virilidad, que a su vez proviene de vir (hombre), para expresar mejor esas características típicamente masculinas de la fuerza física y de valentía.

En el lenguaje moderno, en cambio, la virtud es la calidad de excelencia moral, tanto para el hombre como para la mujer. El término se refiere comúnmente a un rasgo característico considerado positivo. Por virtudes se entienden dotes positivas de excelencia moral en oposición a la práctica del vicio, que constituyen un modo de ser perfecto y ejemplar. En este artículo de Psicología-Online, veremos qué son las virtudes de una persona, cuáles son y algunos ejemplos.

¿Qué son las virtudes?

Desde la época antigua ya se hablaba de las cualidades y virtudes de las personas. A continuación, veremos qué son las virtudes mediante distintos modelos antiguos.

Ética platónico-aristotélica

La elaboración platónico-aristotélica del concepto de virtud parte de las premisas culturales del mundo griego arcaico y clásico, pero las supera y acentúa la importancia de las dotes intelectuales del hombre.

Para Platón, la virtud corresponde al control de la parte racional del alma sobre las pasiones. Se indican por primera vez cuatro virtudes principales:

  1. Templanza. Moderación de los deseos que, si son excesivos, desembocan en la irregularidad.
  2. Valor o fuerza de ánimo. Necesaria para llevar a cabo los comportamientos virtuosos.
  3. Sabiduría. Entendida como control de las pasiones y la base de todas las demás virtudes.
  4. Justicia. El equilibrio de todas las demás virtudes presentes en el hombre virtuoso y en el estado perfecto.

Según Aristóteles, la virtud es una condición de lo que se plantea entre dos extremos, por lo que define dos tipos de virtudes:

  1. Intelectuales: el ejercicio de la razón preside el conocimiento: intelecto, ciencia, sabiduría.
  2. Morales: dominio de la razón sobre los impulsos sensibles. La virtud ética consiste en reducir la facultad del deseo a los dictados de la razón. Esta virtud se obtiene con la costumbre.

Pensamiento cristiano

Según el posterior pensamiento cristiano, la virtud es una disposición habitual y firme a hacer el bien. Permite a la persona, no solo realizar actos buenos, sino dar lo mejor de sí misma. El fin de una vida virtuosa consiste en llegar a ser semejantes a Dios. Se distinguen dos tipos de virtudes.

  • Virtudes humanas: actitudes firmes que regulan nuestros actos, ordenan las pasiones y guían nuestra conducta según la razón y la fe. Hay cuatro virtudes humanas cardenales: la prudencia, la justicia, la fortaleza y la templanza.
  • Virtudes teologales: se refieren directamente a Dios. Disponen a los cristianos a vivir en relación con la Santísima Trinidad y fundan, animan y caracterizan la acción moral del cristiano. Hay tres virtudes teologales: la fe, la esperanza y la caridad.

Clasificación de las virtudes

Uno de los principales objetivos de la psicología positiva es tratar de comprender lo que hace que la vida sea digna de ser vivida. En este panorama se desarrolla el concepto de "fortalezas" y de "potencialidades", como caminos a través de los cuales llegar a adquirir las virtudes.

Christopher Peterson y Martin Seligman (2004) identifican seis categorías de virtudes, tomadas de los modelos clásicos recién presentados, dentro de las cuales se clasifican los recursos positivos del carácter. Los dos autores tomaron en consideración las culturas que más influyeron en la historia del hombre, siguiendo así en el oeste las grandes tradiciones de la antigua Grecia, de la cristiandad y del Islam. También fundamentaron sus hipótesis mediante los conceptos expresados por el confucianismo y el taoísmo con respecto a China y el budismo y el hinduismo para el sur de Asia.

De este modo, se han creado listas de virtudes similares aglutinadas en seis conceptos más amplios llamados "virtudes nucleares". Estas son las categorías jerárquicamente superiores son la sabiduría, el coraje, la humanidad, la justicia, la templanza y la trascendencia. En los siguientes apartados explicaremos cada una de ellas detalladamente.

La Sabiduría

La sabiduría es una de las mejores virtudes de una persona. Esta virtud se puede definir como un conocimiento por el que se ha luchado duramente y luego se ha utilizado para el bien. Una forma de noble inteligencia en presencia de la cual nadie siente resentimiento y todos aprecian. Los puntos fuertes contenidos en la sabiduría son aquellos que implican la adquisición y el uso del conocimiento en los asuntos humanos, como la creatividad, la curiosidad, el juicio y la perspectiva.

El Coraje

El Coraje es una de las buenas virtudes de una persona. Siguiendo las intuiciones de Putnam (1997), es posible delinear tres diferentes categorías de esta virtud:

  • Valor físico: busca del bienestar física. Satisfacen la necesidad de seguridad.
  • Valor moral: mantenimiento de su autenticidad e integridad ética a pesar del riesgo de chocar y perder amistades o prestigio; una especie de grito fuera del coro pero en armonía con el sí y con hacer lo correcto.
  • Valor psicológico: surge al afrontar enfermedades debilitantes como situaciones y hábitos dañinos. La valentía se delinea así como la virtud que supone siempre "hacer lo correcto, incluso cuando hay mucho que perder".

La Humanidad

Entre el listado de virtudes de una persona, cabe destacar la importancia de la humanidad. Esta virtud se refiere de modo particular a aquellos comportamientos evidentemente y sinceramente altruistas, desprovistos de toda expectativa o provecho y totalmente ajenos a un análisis coste-beneficio. Se manifiesta mediante el ejercicio de la razón y se estudia a través de la observación de los comportamientos altruistas y prosociales.

La Justicia

Entre las cualidades y virtudes de una persona, sin duda destaca la noción de justicia. Una virtud que consiste en poner en práctica determinadas decisiones con el fin de proteger algo que es intuitivamente correcto. Las potencialidades que forman parte de ella se manifiestan principalmente en acciones cívicas. Hay distintas modalidades mediante las cuales se imparte y relaciona la justicia: la familia, la comunidad, la nación y el mundo.

La Templanza

Otra de las fortalezas y virtudes de una persona es la templanza. Se define como la capacidad de controlar los excesos impulsados por los propios impulsos y las propias emociones, mostrando así la capacidad de autorregularse incluso en ausencia de una guía externa. La inhibición de los propios instintos y de los propios apetitos más agradables. La templanza es esencial para vivir en armonía con la sociedad.

La Trascendencia

Para finalizar el listado de virtudes de una persona hablaremos sobre la trascendencia. Peterson y Seligman entienden esta virtud como la conexión con algo más grande que nosotros mismos, la existencia de un significado en la propia vida aportado por algo que no necesita ser ultraterrestre o divino, pero que inspira nuestro camino y nos hace agradecidos y confiados de lo que nos rodea.

En este sentido, se subraya que la trascendencia se distingue de la religiosidad y de la espiritualidad. En general, se trata de potencialidades que nos trascienden, conectándonos a algo más vasto y permanente. Por ejemplo, otras personas, el futuro, la evolución, lo divino y el universo.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Qué son las virtudes de una persona?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Bibliografía
  • Laudadio, A., Mancuso, S. (2015). Manuale di Psicologia Positiva. Milán: Franco Angeli.
  • Peterson, C., Seligman, M. E. P. (2004). Character Strengthsand Virtues:A Handbook and Classification. Oxford: Oxford University Press.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Qué son las virtudes de una persona?
¿Qué son las virtudes de una persona?

Volver arriba