Compartir

Habilidades blandas: qué son, cuáles son y ejemplos

 
Por Sara Sanchis. 12 mayo 2020
Habilidades blandas: qué son, cuáles son y ejemplos

Las habilidades blandas son cada vez más valoradas en nuestra sociedad por su influencia en la probabilidad de adaptabilidad y éxito de las personas en su vida personal, profesional y social. Se trata de habilidades que no suelen ser trabajadas directamente en la escuela sino de manera transversal y, por su importancia, cada vez se considera más necesario su desarrollo desde edades tempranas.

Desde Psicología-Online vamos a exponeros a continuación los aspectos más destacados sobre las habilidades blandas: qué son, su importancia, cuáles son y cómo desarrollarlas.

Qué son las habilidades blandas: definición

Las habilidades blandas hacen referencia a las habilidades no-cognitivas que nos permiten el conocimiento y relación con los demás y con uno mismo, la resolución eficiente y creativa de problemas, reconocer y manejarse a nivel emocional, plantearse objetivos y planificarse para conseguirlos, etc.

Se trata de habilidades que con respecto a las habilidades cognitivas que se centran en la experiencia y adquisición de contenidos, son transversales, es decir, se dan en todos los contextos de la vida y suponen, a grandes rasgos, el modo en que las personas nos relacionamos con nuestro entorno.

En el siguiente artículo encontrarás diferentes tipos de habilidades.

La importancia de las habilidades blandas

Las habilidades blandas son sumamente importantes ya que sus beneficios van mucho más allá del éxito académico o profesional. Personas con las habilidades blandas positivamente desarrolladas suelen ser personas más felices, con una conducta pro-social y con un muy buen nivel de salud.

Personas con altas habilidades cognitivas pueden conseguir grandes logros académicos, pero si no van acompañadas de buenas habilidades blandas, puede que no se den del modo esperado. Por otro lado, personas con altas habilidades transversales pero sin estudios académicos pueden alcanzar muy buenos niveles en su calidad de vida personal, profesional y social.

El papel de las habilidades blandas o transversales en el aprendizaje

Las habilidades no-cognitivas pueden determinar mucho el aprendizaje de contenidos y las habilidades cognitivas en sí mismas. Existen personas que, a pesar de su escasa habilidad en algunos (o muchos) de los aspectos de las habilidades transversales, consiguen altos logros académicos. A partir de aquí, este tipo de personas puede que se queden ahí sin alcanzar ningún objetivo en su vida personal por falta de habilidades blandas o, también hay casos, consiguen un gran éxito profesional pero se caracterizan por ser personas poco pro-sociales.

Por otro lado, cabe destacar las llamadas "pedagogías alternativas" que están haciendo incapié en cómo la educación debe centrarse en acompañar y desarrollar las habilidades blandas para, a partir de ahí, desarrollar los conocimientos y habilidades cognitivas. Es precisamente el acompañamiento respetuoso de las diferentes necesidades de los niños, según su estado evolutivo, el que les permitirá desarrollarse favorablemente a nivel físico pero también a nivel emocional y psicológico otorgándoles la confianza suficiente para sentirse motivados hacia el aprendizaje.

Desde este planteamiento también se destaca como no se debe adaptar el aprendizaje del niño al contenido académico y habilidad cognitiva a desarrollar sino al revés. Si el contenido se adapta al nivel evolutivo del niño, incluyendo aquí sus características personales, este contenido será motivador para él y, por tanto, su aprendizaje será significativo y permanecerá por más tiempo en su bagaje personal.

Este aprendizaje y desarrollo de las habilidades blandas o, como han llegado a llamar, "destrezas del siglo XXI", se plantean como alternativa al aprendizaje memorístico de contenidos o de desarrollo único de habilidades cognitivas propio de la mayor parte de la educación formal actual.

Lista de ejemplos de habilidades blandas

Las habilidades blandas, que se vienen a denominar actualmente como las "destrezas del siglo XXI", en tanto que son las más valoradas y consideradas necesarias para desarrollarse de manera óptima en nuestro entorno social actual, las podemos clasificar en las siguientes:

  1. Creatividad: aspecto fundamental para crecer como persona y sociedad, teniendo en cuenta que la vida misma es constante movimiento y fluctuación. Aquí puedes ver más información sobre la creatividad.
  2. Innovación: supone crear cosas que puedan ser provechosas para el momento que vivimos.
  3. Pensamiento crítico: permite reflexionar sobre aspectos nuevos o ya establecidos con el objetivo último de generar nuevas repuestas. En el siguiente artículo hablamos en profundidad sobre el pensamiento crítico y cómo desarrollarlo.
  4. Resolución de problemas: capacidad indispensable para transitar satisfactoriamente momentos de crisis que se dan en el día a día
  5. Trabajo en equipo: modo de trabajo muy satisfactorio que favorece el desarrollo positivo de las relaciones humanas y del que se obtienen resultados muy provechosos al unir la fuerza de los diferentes potenciales humanos.
  6. Colaboración: este aspecto, junto con el trabajo multidisciplinar en equipo, supone un gran avance a nivel humano y de resultados.
  7. Comunicación efectiva: la capacidad de transmitir de manera positiva, clara y respetuosa el mensaje junto con la capacidad de escucha activa y empatía favorece las relaciones personales y, con ello, la consecución de proyectos. Aquí encontrarás técnicas para la comunicación eficaz.
  8. Capacidad de concentración: las buenas ideas y, sobre todo, los buenos desarrollos se dan a partir de momentos de gran concentración.
  9. Capacidad de organización: indispensable para el desarrollo efectivo de cualquier proyecto.
  10. Fuerza de voluntad y esfuerzo: resulta necesaria para continuar la acción a pesar de los obstáculos surgidos en el camino.
  11. Flexibilidad: habilidad para transitar de manera efectiva los cambios acontecidos en el día a día.
  12. Adaptabilidad: capacidad para ajustarse a los cambios que así lo requieran.
  13. Iniciativa: permite abrir nuevos caminos ante lo ya establecido.
  14. Autonomía: posibilidad de sacar adelante las cosas por uno mismo.
  15. Sociabilidad: habilidad para mantener relaciones sociales positivas.
  16. Competencia intercurtural: con la globalización, resulta cada vez más necesaria para poder moverse de manera óptima en diferentes ámbitos culturales.
  17. Productividad: que el resultado final del trabajo realizado suponga un producto útil y sea realizado de manera eficiente y efectiva.
  18. Liderazgo: facilita la organización y el desarrollo de grupos y proyectos. Puedes conocer tu nivel en dicha capacidad con este test de liderazgo.
  19. Responsabilidad: habilidad necesaria para dar garantía de seriedad y rigurosidad en nuestro trabajo
  20. Inteligencia emocional: capacidad que permite la autogestión emocional y con los demás de una manera saludable y respetuosa, favoreciendo relaciones pro-sociales. Aquí encontrarás más información sobre la inteligencia emocional y cómo desarrollarla.

Cómo desarrollar habilidades blandas

Teniendo en cuenta la importancia de las habilidades blandas en el desempeño vital, resulta muy importante desarrollarlas desde edades tempranas. La metodología utilizada podría ser la siguiente:

  • Desde la institución educativa, deben realizar una planificación sobre la ejecución de la estrategia de actuación; evaluar las habilidades blandas a desarrollar; establecer la política tecnológica necesaria y realizar la formación necesaria del claustro de profesores.
  • Por otro lado, desde la vertiente pedagógica, se formularán actividades de aprendizaje que potencien la formación en valores, el compromiso con la sociedad, el espíritu colaborativo, el trabajo en equipo, promover la autoestima, la flexibilidad y la adaptabilidad y el uso de las TIC. Todo esto mediante el uso del juego adaptado a cada nivel educativo, el proceso natural de aprendizaje de los niños.

Es importante tener en cuenta, a lo largo de todo el proceso, respetar los ritmos y necesidades personales de cada niño para que el aprendizaje se de según la motivación interna de cada alumno. De lo contrario, caeremos de nuevo en la trampa de la enseñanza actual introduciendo contenidos sin que el niño esté preparado para incorporarlos. Los aprendizajes que realizan los niños desde sus propias necesidades internas se integran de una manera mucho más profunda, significativa y duradera.

Aquí encontrarás cómo desarrollar algunas habilidades blandas, como por ejemplo: estrategias para mejorar la concentración, cómo desarrollar la creatividad o cómo ayudar a un niño o niña a ser responsable.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Habilidades blandas: qué son, cuáles son y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Bibliografía
  • González, A. (2020). Educación: las habilidades del siglo XXI. Hop Toys. Soluciones para una sociedad inclusiva.
  • Ortega Goodspeed, T. (2016). Desenredando la conversación sobre habilidades blandas. Inter-American Dialogue.
  • Ortega Santos, C.E., Febles Rodriguez, J.P. y Estrada Sentí, V. (2016). Fundamentación teórico-metodológica de una estrategia para desarrollar habilidades bladas desde la enseñanza inicial. Revista científica Ecociencia, Vol.3, Num.3.

Escribir comentario sobre Habilidades blandas: qué son, cuáles son y ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Habilidades blandas: qué son, cuáles son y ejemplos
Habilidades blandas: qué son, cuáles son y ejemplos

Volver arriba