Personalidad

Síndrome de Wendy: características, causas y tratamiento

 
Sara Sanchis
Por Sara Sanchis. 22 octubre 2021
Síndrome de Wendy: características, causas y tratamiento

El síndrome de Wendy hace referencia a aquellas personas que centran toda su vida en el cuidado exclusivo y único de determinadas personas de su vida. Normalmente, este síndrome suele darse en mujeres que se entregan al cuidado de sus hijos y de su familia.

En el siguiente apartado de Psicología-Online, expondremos las características, causas y tratamiento del síndrome de Wendy, bajo una nueva perspectiva que parte de la idea de que el ser humano es, en su misma esencia, servicial y cuidador. El deterioro de un cuidado y entrega surgido del corazón, genera el caldo de cultivo perfecto para que florezca la manifestación de este síndrome.

Índice
  1. Qué es el síndrome de Wendy
  2. Características del síndrome de Wendy
  3. Causas del síndrome de Wendy
  4. Tratamiento del síndrome de Wendy

Qué es el síndrome de Wendy

¿Por qué se llama síndrome de Wendy? Para entender el síndrome de Wendy, debemos hacer referencia antes al más conocido síndrome de Peter Pan al cual debe su nombre y que se corresponde con la conducta infantil que adoptan ciertas personas ante su vida al negarse a madurar y crecer. En el otro extremo de este síndrome, se encuentra el que da nombre a este artículo: el síndrome de Wendy o complejo de Wendy. En este caso, dicha nomenclatura hace referencia a aquellas personas que se centran de manera obsesiva en el cuidado y atención de determinada persona o personas. Normalmente las personas con este síndrome acaban cuidando de personas con el síndrome de Peter Pan. El síndrome de Wendy está relacionado con el síndrome de la mujer rescatadora o el síndrome de la salvadora.

Síndrome de Wendy: características, causas y tratamiento - Qué es el síndrome de Wendy

Características del síndrome de Wendy

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de Wendy? Las características que se manifiestan en personas con este tipo de personalidad son las siguientes:

  • Se trata de personas que centran su vida en el cuidado de una o más personas. Generalmente suele darse en mujeres que se centran en el cuidado de sus hijos y su pareja.
  • Llevan el cuidado al extremo, usurpando parte de la libertad que necesitan estas personas para, gracias al impulso que otorga un buen cuidado, avanza, crecer y desarrollarse en su vida.
  • Son personas muy controladoras que no toleran bien que las cosas escapen a su control.
  • Al centrar su vida en este cuidado, se alimentan de los beneficios que este les aporta y se pueden llegar a a sentir perdidos cuando las personas cuidadas deciden emprender su propio camino.

Causas del síndrome de Wendy

¿Por qué se da este síndrome? En sí mismo, el cuidar a los demás es una cualidad esencial del ser humano. En la maternidad y paternidad se manifiesta de manera evidente esta cualidad y anhelo de cuidar de los propios hijos ofreciéndoles todo lo mejor. Si bien esta cualidad se da de manera más frecuente en las mujeres madres, se trata de una cualidad femenina presente en mayor o menor medida en todos los seres humanos, independientemente de su género.

El problema surge cuando esta bella cualidad humana, se entremezcla con las propias carencias personales, generalmente relacionadas con la falta de autoestima y valía personal, y convertimos un cuidado amoroso y puro en un refugio mediante el cual sentirse útil y necesaria para los demás. El verdadero cuidado de nuestros seres queridos presupone aceptar que, junto con los cuidados necesarios, se debe otorgar a las personas cuidadas las herramientas suficientes para que se valgan por sí mismas. Las personas que sufren el síndrome de Wendy, realizan un cuidado sobreprotector que anula a la persona y la priva de crecer y desarrollarse de manera equilibrada. En este artículo, hablamos de las Consecuencias de la sobreprotección infantil.

Como se ha comentado previamente, por factores que actualmente se clasifican como culturales pero que cabría analizar en qué medida son esenciales al propio género, suele estar mucho más presentes en las mujeres, sin que por ello dejen de estar presentes en los hombres ya que, como se ha mencionado, el servicio y cuidado de nuestro prójimos es un rasgo humano arquetípico. El estilo educativo, la personalidad y otros factores individuales y sociales pueden alimentar la manifestación de este síndrome. A continuación, veremos cómo superar el complejo de Wendy.

Síndrome de Wendy: características, causas y tratamiento - Causas del síndrome de Wendy

Tratamiento del síndrome de Wendy

Veamos cómo superar el síndrome de wendy. Para hablar del modo de abordar el complejo de Wendy, cabe recordar, antes que nada y sin la pretensión de entrar en debates de género, que el ser humano en su misma esencia se nutre de servir y cuidar de los demás. Partiendo de ello, la entrega a los hijos o a la pareja debe valorarse como algo positivo que nutre y une de manera sustancial a la familia. Esto incluye el cuidado tanto el de la madre de su pareja y de sus hijos como el cuidado que el hombre de igual modo otorgue a su familia y el respeto y cuidado que los hijos ofrezcan a sus padres.

Partiendo de ello, la deficiencia y por tanto el síndrome de Wendy se da cuando este cuidado mutuo se desequilibra siendo una única persona la que elije realizar el cuidado de la familia, no permitiendo ningún otro cuidado que proceda de cualquier otra persona. De este modo, aún a costa de su salud física y mental y, derivado de su excesivo control, de la salud de las personas cuidadas, esta persona se vuelve dependiente de este modo de actuar.

El tratamiento de este tipo de desequilibrio requiere un trabajo personal con la persona afectada que le permita ver qué parte de su entrega es real, verdadera e incondicional y, por tanto, satisfactoria y qué otra parte viene condicionada por aspectos internos no resueltos que, en el fondo, vulneran la autenticidad de sus actos y la someten a conductas obsesivas, controladoras y limitantes. La toma de conciencia de estas dos partes dentro de sí misma y el trabajo consciente con estos aspectos favorecerá la retirada de los aspectos negativos y sus sustitución por acciones de cuidado y escucha personal y, con ello, de entrega de amor verdadera e incondicional. Para esta toma de consciencia, se recomienda un proceso de psicoterpia con un profesional cualificado.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Síndrome de Wendy: características, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Personalidad.

Bibliografía
  • Egea, M. A. (2009). ¿ Crecer? Nunca jamás. Peter Pan y Wendy: dos patrones de conducta adolescente. La torre del Virrey, (6, 2009/1), 105-113.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Síndrome de Wendy: características, causas y tratamiento