menu
Compartir

Xantofobia: qué es, síntomas, causas y tratamiento

 
Por Iván Piquero. 21 abril 2021
Xantofobia: qué es, síntomas, causas y tratamiento

Cada vez que las personas se enfrentan a una tarea cuyos resultados tienen consecuencias importantes para ellas (como un examen o una entrevista de trabajo), algunas de ellas llevan a cabo rituales o se cubren de amuletos que “atraen la buena suerte y/o alejan a la mala suerte” y/o evitan aquello que culturalmente establece que se asocia a la mala suerte.

Aunque algunos de estos rituales son muy personales, lo cierto es que la cultura nos ha proporcionado también algunos que aún hoy mantenemos. Este es el caso del color amarillo, un color que evitamos en las situaciones anteriormente descritas por pensar que “atrae la mala suerte” ¿Sabías que el temor al color amarillo se llama xantofobia? Continúa leyendo este artículo de Psicología-Online en el que hablamos de la xantofobia: qué es, síntomas, causas y tratamiento.

Qué es la xantofobia

La xantofobia se refiere al miedo excesivo e irracional al color amarillo, lo que provoca que la persona rechace dicho color. Si bien es cierto que la definición no es muy concreta, a priori entendemos que el rechazo se produce ante cualquier objeto que sea o contenga el color amarillo.

¿Existe la xantofobia? ¿Se trata de un trastorno mental? Lo sería si cumpliera con los criterios para fobia específica de las principales clasificaciones diagnósticas DSM-5 (Asociación Americana de Psiquiatría)[1] o CIE-11 (Organización Mundial de la Salud)[2]. Según estos criterios, no sería suficiente con que la persona sintiera un miedo excesivo, sino que este interferiría de forma negativa en la vida cotidiana del paciente.

La xantofobia no ha recibido mucha atención en la literatura científica, probablemente, porque se trata de un problema poco común entre la población. Más complicado sería aún encontrar personas diagnosticadas de xantofobia considerando esta como una fobia específica.

Sí es más común tratar el rechazo al color amarillo como una superstición. En este sentido el rechazo se produciría sobre todo a la ropa de color amarilla, ya que hay personas que asocian dicho color a la mala suerte, sin existir por supuesto evidencia científica al respecto.

Síntomas de la xantofobia

Las personas diagnosticadas de fobia simple muestran una sintomatología que abarca las áreas cognitiva, fisiológica y motora. Por lo tanto, si consideramos la xantofobia como fobia específica, siguiendo a Sosa, C.D. y Capafóns, J.I. (2014)[3] podemos esperar que las personas que la padecen muestren síntomas en las siguientes áreas:

  • Área cognitiva. Las personas con xantofobia piensan de forma clara e inequívoca que “el color amarillo provoca mala suerte”. Además presentarán creencias condicionales del tipo “si visto de color amarillo durante mi audición, seguro me sale mal”.
  • Área fisiológica. Ante la aparición o anticipación del estímulo temido, el paciente va a mostrar síntomas fisiológicos tales como náuseas, taquicardias, bradicardias, sudoración, etc.
  • Área motora. A nivel motor o conductual, el paciente va a tratar de evitar los estímulos temidos. En nuestro caso, y por herencia cultural, evitará vestir de amarillo ante situaciones como una entrevista de trabajo, una audición, un examen, etc.

Causas de la xantofobia

El origen de la superstición respecto al color amarillo está relacionada con el mundo del teatro. La leyenda sobre Molière, dramaturgo francés, sostiene que este murió sobre el escenario vestido de amarillo.

La teoría cognitivo conductual para el desarrollo y mantenimiento de fobias indica que las fobias se originan mediante condicionamiento clásico, es decir, el miedo se desarrolla al asociar el color amarillo a otro estímulo aversivo (en este caso, se desarrolla en los contemporáneos de Molière, que asocian este color con su muerte); y se mantiene mediante condicionamiento operante, es decir, la evitación refuerza dicha conducta (las personas, a raíz de la muerte de Molière, comienzan a evitar vestir de amarillo sobre el escenario).

Ahora bien ¿cómo ha podido trascender esta leyenda con origen en el S. XVII a nuestro día a día? Los miedos pueden ser aprendidos a través de la observación de estos en otras personas. Es decir, si por ejemplo la madre de un niño es muy supersticiosa y le da miedo aquello que es de color amarillo y lo evita, el niño puede aprender este miedo y realizar las mismas conductas que su madre. Este mecanismo se llama condicionamiento vicario.

Tratamiento de la xantofobia

¿Cómo tratar la xantofobia? El tratamiento de elección para la fobia específica es la terapia cognitivo conductual, que puede ir acompañada de tratamiento farmacológico (administración de fármacos ansiolíticos).

Dentro de la terapia cognitivo conductual para el tratamiento de fobia específica es imprescindible la aplicación de la técnica de exposición. La técnica psicológica de exposición consiste en la exposición prolongada del paciente al estímulo temido. Para esta exposición deberemos tener bien definido cuál es este estímulo fóbico y, como hemos visto, en el caso de la xantofobia sería necesario concretar qué estímulos son los que provocan la sintomatología ansiosa.

Si atendemos a la definición de “miedo irracional al color amarillo” debemos apuntar que los colores son estímulos a los que las personas estamos expuestos continuamente, lo que dificultaría el desarrollo de este tipo de fobia.

Si entendemos que la xantofobia se refiere, por su origen, a vestir de amarillo en determinadas situaciones como exámenes, pruebas u otras situaciones que requieran “buena suerte”, la exposición consistiría en, precisamente, hacer que la persona vista de este color en dichas situaciones. De esta forma se enfrentaría a la situación temida y comprobaría que no hay relación entre sus resultados y el color de la ropa.

Las técnicas cognitivas también pueden ser de utilidad a la hora de tratar creencias irracionales y las atribuciones que pueden hacerse al color amarillo del tipo “la prueba me ha salido mal por ir vestido de amarillo” (atribuimos nuestra “mala suerte” o nuestro resultado negativo al color amarillo de nuestra prenda).

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Xantofobia: qué es, síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Referencias
  1. Asociación Psiquiátrica Americana (2014). DSM-5. Guía de consulta de los criterios diagnósticos del DSM-5-Breviario. Madrid: Editorial Médica Panamericana.
  2. Organización Mundial de la Salud (OMS) (2018) Clasificación Internacional de Enfermedades, 11.a revisión. Recuperado de https://icd.who.int/es
  3. Sosa, C.D. y Capafóns, J.I. (2014) Fobia específica. En Caballo, V.E., Salazar, I.C. Y Carrobles, J.A. (2014) Manual de Psicopatología y Trastornos Psicológicos. Madrid. Pirámide.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Xantofobia: qué es, síntomas, causas y tratamiento
Xantofobia: qué es, síntomas, causas y tratamiento

Volver arriba