Compartir

Ailurofobia o fobia a los gatos: significado, causas, síntomas y tratamiento

 
Por Unai Aso Poza. 22 noviembre 2019
Ailurofobia o fobia a los gatos: significado, causas, síntomas y tratamiento

El miedo es una emoción básica que necesitamos para sobrevivir, ya que nos protege frente a amenazas y nos sirve para protegernos o retirarnos de situaciones que pueden ponerse en riesgo nuestra propia vida. Sin embargo, en ocasiones ese miedo se convierte en algo irracional y aparecen las temidas fobias. Una de las más curiosas y desconocidas es la ailurofobia o fobia a los gatos, unos animales que nos acompañan desde tiempos inmemoriales y de cuya compañía disfrutamos, pero que también pueden ser protagonistas de nuestros peores temores.

En este artículo de Psicología-Online te explicamos en qué consiste y cuál es el significado de la ailurofobia, sus causas, los síntomas más habituales y el tratamiento indicado.

Significado de la ailurofobia

La ailurofobia es el nombre que recibe el miedo intenso e irracional a los gatos. Esta sensación de temor es lo suficientemente fuerte como para causar en la persona síntomas de ansiedad e incluso pánico cuando tienen a uno de estos animales cerca o cuando piensan en ellos. En cuanto a la etimología, el nombre de esta fobia proviene del griego "ailouros" (gato) y "phobos" (fobia o miedo).

Las personas que presentan ailurofobia se dan cuenta de que su temor a los gatos no es racional, pero no pueden evitar la reacción de ansiedad. Pueden temer no solo los rasguños o las mordeduras, sino también toda la mística alrededor de los gatos que se representa en obras literarias, como en "El gato negro" de Edgan Allan Poe, por ejemplo.

Causas de la ailurofobia

Existen varias explicaciones posibles al miedo a los gatos. Veamos algunas de las causas o factores que influyen en el desarrollo de la ailurofobia:

  • Experiencia traumática. La forma más habitual de desarrollar una fobia suele ser tener una experiencia negativa con el objeto temido. Por ejemplo, cuando a un niño le araña un gato puede generalizar esta conducta al resto de gatos, lo que finalmente desencadena la ailurofobia. El mecanismo implicado en este aprendizaje asociativo es el condicionamiento clásico (popularizado por el célebre psicólogo Ivan Pavlov).
  • Condicionamiento vicario. Un desencadenante común de la ailurofobia es observar reacciones de ansiedad y temor en otras personas cuando se acercan a los gatos. Por ejemplo, los niños pueden desarrollar este miedo al ver a sus padres o sus cuidadores (o incluso a personajes de dibujos animados) actuar con temor ante estos animales. Esto es lo que se conoce como condicionamiento vicario (por observación).
  • Creencias populares. Los gatos son depredadores por naturaleza. Tradicionalmente, estos animales se han asociado con ritos de brujería, folclore y supersticiones en las que se presenta a los gatos como malvados (la leyenda del gato negro y la mala suerte, por ejemplo). Estas falsas creencias pueden provocar que ciertas personas se sugestionen y terminen por desarrollar ailurofobia.
  • Predisposición personal. Se ha sugerido que determinadas personas podrían tener cierta predisposición genética a adquirir con mayor facilidad algunas fobias. La personalidad también parece jugar un papel importante, ya que los individuos con rasgos ansiógenos pueden ser más propensas a desarrollar un miedo intenso a estos felinos.

Síntomas de la ailurofobia

Las personas que presentan ailurofobia suelen desarrollar los siguientes síntomas:

  • Un miedo irracional y una aprensión extrema a los gatos (que puede ser provocado incluso por un pensamiento o una imagen)
  • Respuesta de lucha o huida: cuando la persona se enfrenta a un gato, su respuesta es huir de inmediato o trata de defenderse.
  • Evitación del estímulo temido: evitar por completo los lugares o situaciones en las que pueda haber gatos (como la casa de un amigo o un vecino que tenga este animal doméstico)
  • Hipervigilancia, ansiedad y nerviosismo extremo al pensar o anticipar la presencia de un gato.
  • Síntomas psicosomáticos: náuseas, mareos y malestar general.
  • Conciencia del miedo irracional y angustia por no poder controlar la respuesta de miedo.
  • Ataques de pánico: sensación de ahogo, sudores fríos, taquicardia, agitación, etc. En el siguiente artículo encontrarás más información sobre los ataques de pánico.

Tratamiento de la ailurofobia

El tratamiento indicado para la ailurofobia consiste en una combinación de psicoterapias y medicación. La terapia de exposición es una terapia eficaz para este tipo de fobias; el terapeuta guía a la persona a través de exposiciones regulares que involucran la aparición de gatos (en imaginación o de forma presencial, dependiendo de la intensidad de las reacciones emocionales del paciente). El terapeuta va a valorar la intensidad del miedo y el objetivo va a ser enseñar a la persona a relajarse y controlar su respiración mientras se enfrenta al estímulo temido, en este caso los gatos. A medida que la persona se habitúa a la presencia de los animales, con el tiempo termina controlando los síntomas de ansiedad.

Otra forma de abordar la ailurofobia es la reestructuración cognitiva, una técnica empleada en psicoterapia cognitivo-conductual. El objetivo de este procedimiento terapéutico es modificar los pensamientos y las creencias irracionales que llevan a la persona a comportarse como lo hace. El terapeuta, a través del diálogo socrático y la confrontación, ayuda al paciente a reemplazar los pensamientos negativos por otros más realistas y positivos (p. ej. desmentir la creencia falsa de que los gatos negros dan mala suerte).

Por último, los medicamentos pueden utilizarse en los casos más graves, cuando la persona que sufre ailurofobia presenta ataques de pánico y reacciones extremas de ansiedad que le incapacitan en su día a día. Normalmente se usan fármacos antidepresivos y ansiolíticos. En el siguiente artículo encontrarás el tratamiento farmacológico para los ataques de pánico.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ailurofobia o fobia a los gatos: significado, causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Bibliografía
  • González Guerrero, L. J., Lamus Rodríguez, L. T., & Moreno Nieto, D. M. (2013). Manual de técnicas de intervención en fobias específicas (Bachelor's thesis).
  • Idris, R. G., & Education, K. O. (2016). Ailurophobia: The curative, abnormal and irrational fear of felines (cats). En Proceedings of the International Conference on Education towards Global Peace.

Escribir comentario sobre Ailurofobia o fobia a los gatos: significado, causas, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Ailurofobia o fobia a los gatos: significado, causas, síntomas y tratamiento
Ailurofobia o fobia a los gatos: significado, causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba