Compartir

Cómo calmar los nervios antes de un examen

 
Por Marta Thomen Bastardas. 21 junio 2019
Cómo calmar los nervios antes de un examen

¿Te ha pasado nunca que llevas semanas preparando un examen y cuando llega el gran día te quedas en blanco? Es frecuente encontrarse en esta situación, debido a los nervios que sentimos al presentarnos a un examen. De repente se aceleran nuestras pulsaciones, nos cuesta dormir, no podemos concentrarnos, se nos cierra el apetito… Sin embargo, no podemos dejar que los nervios y la ansiedad se apoderen de la situación y nos impidan demostrarnos a nosotros mismos que nos hemos preparado bien para superar esta prueba. Si te encuentras a menudo con esta situación, sigue leyendo este artículo de Psicología-Online, donde te explicaremos cómo calmar los nervios antes de un examen con 10 trucos eficaces.

También te puede interesar: Calmar la rabia interior

Nervios ante los exámenes

Llevas varios días estudiando por el gran examen, meses preparando unas oposiciones, semanas realizando prácticas del carnet de conducir… ¡y te sientes preparado! Sin embargo, cuando llega el momento, empiezas a ponerte nervioso, te tiembla el pulso, tienes muchas ganas de ir al baño, empiezas a sudar, se te olvida todo aquello que dabas por sentado que sabías,… no te angusties, es normal. Esta ansiedad y estrés que sientes es natural, pero no debemos dejar que vaya en nuestra contra, puesto que estos nervios pueden jugarnos una mala pasada en el examen.

Cómo calmar los nervios en un examen

¿Cómo no ponernos nerviosos en un examen? ¿Cómo calmar los nervios antes de un examen de conducir? Podemos aprender a controlar la situación para que esta no se nos sobreponga y cause que todo nuestro esfuerzo en estudiar para el examen haya sido en vano, porque nuestros propios nervios nos han condicionado. ¡Veamos 10 trucos para poder gestionar estas situaciones!

1. Establece una rutina

En los días previos al examen es muy importante establecer una rutina, manteniendo unos horarios diarios y tratar de seguirlos en la medida posible. El examen es un estresor por él mismo y si además le añadimos una rutina repleta de cambios, pueden surgir nuevos estresores que se sumen al principal. Es importante mantener la mente clara y despejada, por ello trata de establecer una rutina los días previos que te permita concentrarte en el examen. La rutina te permitirá sentir sensaciones de seguridad, lo cual reducirá considerablemente los nervios del examen.

2. Los compañeros de estudio

Vigila con los compañeros de estudio que escoges. Sobre todo los días previos al examen es muy importante rodearse de compañeros que desprendan emociones positivas y seguridad. Las emociones y las sensaciones se contagian y no conviene que nos transmitan más inseguridades, nervios o negatividad. Deja que se te transmitan las emociones positivas de tus compañeros.

También es importante tener en cuenta qué relaciones mantienes antes de un examen. Hay dos tipos de personas que actúan diferente ante un examen, las que aprovechan para hacer el último repaso del temario y estudiar aquello que aún desconocen y las que prefieren comunicarse con sus compañeros sobre cualquier cosa, menos sobre el examen. Descubre cuál es la opción que más te beneficia y ponla en práctica.

3. Puntualidad

No hay nada más estresante el día de un examen que salir de casa y perder el tren, encontrar más trafico de lo habitual, encontrarse un carril cerrado por obras, no tener gasolina en el coche, dejarte el teléfono móvil en casa,… hay muchas circunstancias que se escapan de nuestro control que pueden causar que lleguemos tarde al examen, las cuales nos generan mucho estrés y angustia. Para evitarlo, sal de casa antes de la hora habitual, porque si te encuentras con un imprevisto, no condicione tu estado mental de tranquilidad frente al examen.

4. Técnicas de respiración

Bien, podemos tratar de controlar los factores externos, saliendo antes de casa, estableciendo una rutina, seleccionando los compañeros de estudio adecuados,… pero ¿y si aún así, al llegar al examen nos ponemos nerviosos? ¿Cómo no nos ponemos nerviosos en el examen? Una buena solución para reducir los nervios en el momento del examen es realizar una técnica de respiración. Las técnicas de respiración pueden realizarse en cualquier lugar, son sencillas y rápidas de realizar y te ayudará a calmar esos nervios. Un consejo, los ejercicios de respiración son muy útiles, pero cada persona debe escoger aquel ejercicio que mejor le funcione y debe aprender a dominarlo, por ello te aconsejamos que unos días previos al examen practiques el ejercicio, para que el día del examen funcione en toda su eficacia. En el siguiente artículo se explican ejercicios de respiración paso a paso.

5. Evita los estimulantes

Aunque puedas pensar que tomar más tazas de café de la cuenta la noche anterior para estudiar y poder mantenerte despierto puede ser favorable, puede causar el efecto contrario. Lo más importante es ir descansado al examen, con la mente clara y despierta, y un exceso de bebidas estimulantes como el café puede impedir un sueño reparador la noche previa al examen.

Por otro lado, el café o el tabaco, que están asociados socialmente a componentes que nos ayudan a relajarnos, en la realidad son elementos estimulantes, los cuales pueden favorecer el aumento de los nervios, de modo que no hagas un abuso de ellos antes del examen, pues pueden causar el efecto contrario del que esperas. Por el contrario, puedes beneficiarte de los alimentos para la concentración y la memoria.

6. Confianza y motivación

Todas las medidas que puedas escoger para reducir la ansiedad previa al examen, no serán suficientes si pierdes la confianza en ti mismo. Creer en tus capacidades, creer que podrás superar la prueba y creer en ti mismo/a, será tu mayor baza. Tus pensamientos pueden ser tus mejores aliados, pero también tus peores enemigos. Irradia toda tu mente con pensamientos positivos, confía en tus potenciales y deja que aumente tu motivación.

7. Remedios naturales

Si las medidas anteriores no han resultado suficientes, siempre pueden ser complementadas con remedios naturales que nos ayuden a bajar los niveles de ansiedad. ¿Qué tomar para relajarse antes de un examen? Existen numerosos remedios 100% naturales como la tila o la valeriana que son muy eficaces para disminuir los nervios. En cuanto a las pastillas para los nervios de los exámenes, se utilizarán en caso de prescripción médica.

8. Distánciate de la situación

En ocasiones, aunque apliquemos todas las medidas posibles para reducir los nervios del examen no son suficientes, puesto que todas están destinadas a pensar en el examen. En estas circunstancias, es conveniente distanciarte de la situación, no por estudiar más horas seremos más efectivos, cuando te invadan los nervios realiza aquellas actividades que te gustan, no debes apartarlas por estar en período de exámenes, permítete un tiempo para ti y realiza alguna actividad que te permita despejar la mente.

9. Aprende a perdonarte y a reconocer tus logros

Si nos mantenemos constantemente en el pensamiento de que podemos fallar en el examen, añadimos una presión innecesaria a los nervios que sentimos antes del examen. Reconoce el esfuerzo que has realizado estudiando para el examen, los sacrificios que has hecho para poder prepararlo lo mejor que has podido y felicítate por ello, y del mismo modo, aprende a perdonar tus errores si crees que no has dedicado el tiempo que deberías haberle dedicado, no te fustigues, tómalo como un aprendizaje para el siguiente examen. Ahora te encuentras en este punto, frente a tus logros y fracasos, acéptalos en su totalidad y libérate de estas presiones adicionales.

10. Benefíciate del estrés

En estos casos, el estrés puede ser nuestro mayor enemigo, el estrés puede causar que aumenten nuestros nervios y nos bloqueemos a la hora de estudiar. En contra, podemos utilizar el estrés a nuestro favor, el estrés es movilizador y activador, en vez de reaccionar ante él con lamentaciones, adopta una posición activa, permite que el estrés te recuerde que el examen se acerca y que debes ponerte a estudiar y con ello evitarás que el estrés te domine, causando que pierdas el control de la situación y te impida estudiar.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo calmar los nervios antes de un examen, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Bibliografía
  • Álvarez, J., Aguilar, J. M., & Lorenzo, J. J. (2017). La Ansiedad ante los Exámenes en Estudiantes Universitarios: Relaciones con variables personales y académicas. Electronic Journal of Research in Education Psychology, 10(26), 333-354.
  • Álvarez Hernández, J., Aguilar Parra, J. M., Fernández Campoy, J. M., Salguero García, D., & Pérez-Gallardo, E. R. (2013). El estrés ante los exámenes en los estudiantes universitarios. Propuesta de intervención.
  • Bausela Herreras, E. (2005). Ansiedad ante los exámenes: evaluación e intervención psicopedagógica. Educere, 9(31), 553-557.
  • Grandis, A. M. (2009). Evaluación de la ansiedad frente a los exámenes universitarios.

Escribir comentario sobre Cómo calmar los nervios antes de un examen

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo calmar los nervios antes de un examen
Cómo calmar los nervios antes de un examen

Volver arriba