menu
Compartir

Cómo gestionar la incertidumbre

 
Por Gianluca Francia. 14 octubre 2021
Cómo gestionar la incertidumbre

La actual emergencia sanitaria COVID-19 está favoreciendo innegablemente la consolidación de la incertidumbre omnipresente y duradera. Una situación que estamos viviendo que puede hacernos sentir abrumados. Demasiada información de demasiadas fuentes, a menudo contradictorias, y, por lo general, poco alentadoras, pueden literalmente poner en entredicho nuestra capacidad normal de evaluar y gestionar lo que nos rodea, incluso las cosas pequeñas pueden llegar a ser muy grandes.

Puede ocurrir que tengamos dificultades para entenderlas, un poco como sucede después de una noche en blanco. Esto sucede porque estamos viviendo es un período muy especial para el que no hay tutoriales o instrucciones claras, donde debemos darnos la posibilidad de equivocarnos o de no estar inmediatamente preparados para actuar con nuestras típicas certezas. Por lo tanto, en este artículo de Psicología-Online, vamos a tratar de abordar el tema sugiriendo algunos consejos sobre cómo gestionar la incertidumbre.

También te puede interesar: Cómo gestionar la rabia

Qué es la incertidumbre

La incertidumbre en psicología es la carencia de información respecto a eventos externos a nosotros mismos. Tiene que ver con un estado mental donde es difícil categorizar o estructurar adecuadamente lo que nos pasa.

Está en la naturaleza humana sentirse incómodo cuando no sabemos lo que va a pasar. Para nuestros primeros antepasados, la incertidumbre significaba peligro y tenía que ser evitada a toda costa. Por ejemplo, si una cueva es demasiado oscura y existe el peligro de que un tigre hambriento de dientes de sable pueda estar acechando en el interior, mejor mantenerse alejado.

Nuestro instinto de evitar lo desconocido es tan profundo que preferimos sufrir por algo que conocemos que experimentar el proverbial salto al vacío. Por ejemplo, en un estudio inglés las personas se sentían menos estresadas cuando sabían que recibirían una descarga eléctrica dolorosa que cuando la posibilidad de recibir una descarga eléctrica era de 50 y 50.

Por qué sentimos la incertidumbre

La mente humana utiliza un conjunto de patrones aprendidos de la experiencia o innatos para procesar representaciones de los acontecimientos que está a punto de enfrentar. La incertidumbre aparece como un intento de predecir lo que va a suceder para lograr una mejor adaptación al medio ambiente. Al reducir los factores de imprevisibilidad, el individuo tiene la sensación de que puede hacer un uso más eficaz de sus recursos.

Una situación de desarrollo conocido permite al sujeto concentrarse más en el ambiente externo que en su propia actividad de pensamiento; lo que presenta una elevada cuota de incertidumbre. Por ejemplo, una tarea sin precedentes o el conocimiento de personas nuevas, puede activar un pensamiento ansioso que distorsiona el contenido real de la experiencia.

Un evento incierto es por definición imprevisible, es decir, podría ser negativo, positivo o neutro. En la mayoría de los casos, no hay razones objetivas para hacer una predicción negativa, ya que ninguna predicción es realmente fiable hasta que se produce.

Efectos de la incertidumbre

Según Howard Phillips Lovecraft, la emoción más antigua y fuerte del ser humano es el miedo, y el tipo más antiguo y fuerte de miedo es el miedo a lo desconocido.

La práctica clínica y las pruebas científicas publicadas en los últimos treinta años apoyan esta visión, documentando que el miedo a lo desconocido, también llamado intolerancia a la incertidumbre, representa un importante factor de vulnerabilidad implicado en el desarrollo de psicopatología. Así pues, el temor a la incertidumbre puedes provocar los siguientes efectos:

  • Ansiedad.
  • Relaciones tensas.
  • Malhumor. En este artículo, te contamos cómo levantar el ánimo.
  • Aumento de la sensación de amenaza.

Cómo trabajar la tolerancia a la incertidumbre

La incertidumbre puede ser tomada como un riesgo, pero también como una oportunidad. Todo depende del
significado que le atribuyamos. Podemos usar la incertidumbre como una motivación para realizar acciones que puedan reducir este estado. Veamos cómo trabajar la tolerancia a la incertidumbre:

  1. Identificar lo que ocasiona la incertidumbre: lo primero que hay que hacer para gestionar la incertidumbre es analizar la causa de la misma. Por ejemplo, no saber cuándo vuelven las clases presenciales.
  2. Ver tus posibilidades reales de acción: por ejemplo, no voy a poder hablar con el ministro, pero si quizás puedo actuar de alguna manera que me ayude a tener algunas certezas.
  3. Identificar que emociones acompañan la sensación de incertidumbre: estas pueden ser de gran variedad-. Ser consciente de ellas ayuda a gestionar la incertidumbre y a elegir mejor la acción que se desea llevar a cabo. No es lo mismo moverse desde la rabia que desde la pena. En este artículo, te contamos cómo gestionar la rabia.
  4. Idear acciones: existen muchas maneras de actuar que ayudan aumentar la certeza. Esto depende de cada uno y de su propio malestar. Por ejemplo, una acción podría ser avanzar con los deberes académicos.
  5. Anotar los pasos a seguir en un cuaderno: el objetivo es comprender las cosas desde otro punto de vista. Es muy importante tratar de ser lo más realistas posibles y evitar usar palabras que agranden o disminuyan la situación. Así pues hay que intentar evitar palabras como las siguientes: siempre, jamás, nunca, todo el tiempo, etc.

La incertidumbre siempre está presente y en cualquier circunstancia, por lo tanto, también depende de nosotros/as encontrar espacios de certeza y así lograr más tranquilidad.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo gestionar la incertidumbre, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Emociones.

Bibliografía
  • Bottesi, G. (2020). Incertezza, intolleranza all’incertezza e distress psicologico nel contesto di emergenza sanitaria COVID-19. Recuperado de: https://www.apertamenteweb.com/incertezza-intolleranza-allincertezza-e-distress-psicologico-nel-contesto-di-emergenza-sanitaria-covid-19-di-gioia-bottesi/
  • Equipo de Psicología LMRP (2020). La incertidumbre desde la psicología. Recuperado de: https://www.secst.cl/upfiles/documentos/27062020_411pm_5ef7c4056c6ca.pdf
  • Frazzoni, G. (2013). Il timore dell’incertezza. Recuperado de: https://www.psicoterapiaemilano.it/psicologomilano/il-timore-dellincertezza/

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo gestionar la incertidumbre
Cómo gestionar la incertidumbre

Volver arriba