menu
Compartir

Diferencias del pensamiento convergente y divergente

 
Por Gianluca Francia. 29 junio 2022
Diferencias del pensamiento convergente y divergente

Nuestra mente procesa dos tipos de pensamiento conocidos como pensamiento convergente y divergente. El primero hace referencia a la parte lógica y analítica y, en cambio, el segundo gestiona la parte creativa e imaginativa.

Ambos son fundamentales para nuestra capacidad de comprensión, dos caras de la misma moneda, dos formas de pensar completamente opuestas entre sí y, sin embargo, extremadamente importantes en la conducción de nuestra vida cotidiana. En este artículo de Psicología-Online, veremos juntos las diferencias del pensamiento convergente y divergente.

Qué es el pensamiento convergente y ejemplos

El pensamiento convergente hace referencia al razonamiento lógico, racional, deductivo y enfocado. Su finalidad es producir la mejor respuesta posible a un problema, con poca o ninguna ambigüedad. A continuación, te mostramos cuáles son las características del pensamiento convergente:

  • Valora la rapidez, la precisión y la lógica.
  • Se centra en reconocer lo que es familiar, volver a aplicar técnicas y acumular información.
  • Es más eficaz en situaciones en las que se puede encontrar una respuesta ya existente, elaborándola en base a estrategias de toma de decisiones.
  • La solución derivada del pensamiento convergente es la mejor respuesta posible, en términos generales y en la mayoría de los casos específicos.
  • Está relacionado con el conocimiento porque implica la manipulación de información o experiencias pasadas mediante procedimientos estándar. El conocimiento puede ser un aspecto importante de la creatividad, pues una fuente de ideas, sugiere posibles caminos y proporciona criterios para evaluar la eficacia y la originalidad de las soluciones.

Cuando se usa el pensamiento convergente para resolver un problema, a menudo se juzga haciendo referencia conscientemente a datos y criterios de probabilidad. Veamos un ejemplo típico de pensamiento convergente:

La solución lógica al problema de la continuación de una serie numérica, por ejemplo, 1, 3, 4, 8... 32? Se trata de identificar el criterio que opera en la secuencia y, por tanto, el número que falta que cumple la secuencia (16). Hay un criterio y una posible solución, por lo que las operaciones de pensamiento deben converger hacia su identificación.

Qué es el pensamiento divergente y ejemplos

El pensamiento divergente es espontáneo y libre. Subyace a las formas más puras de creatividad y, en muchos sentidos, representa la verdadera creatividad. Descubre los rasgos que caracterizan el pensamiento divergente:

  • Genera ideas explorando muchas soluciones posibles, a menudo en paralelo.
  • Las ideas pueden surgir con una modalidad cognitiva casual, en forma de epifanías o destellos de genio (momentos "a-ha!").
  • Se exploran varias soluciones posibles y se hacen conexiones inesperadas.
  • Los rasgos que favorecen esta modalidad de pensamiento son el inconformismo, la curiosidad, la disposición a asumir riesgos, el coraje, la perseverancia y la resiliencia.

El pensamiento divergente opera sobre problemas abiertos y con soluciones múltiples. Veamos un ejemplo:

Si a la pregunta sobre "cuál es el uso de una gorra" la respuesta es que sirve como tocado y eso es todo, el pensamiento que opera es convergente, pues une el objeto con su función obvia y común. En cambio, si se responde que sirve para pedir limosna, para recoger guijarros o para utilizarla como blanco de tiro, el pensamiento que interviene es de tipo divergente.

Si quieres saber más, no te pierdas este artículo sobre el pensamiento divergente: qué es, características y ejemplos.

Diferencias del pensamiento convergente y divergente - Qué es el pensamiento divergente y ejemplos

Cuál es la diferencia entre el pensamiento convergente y el divergente

El desarrollo de la creatividad a menudo implica tanto el pensamiento convergente como el divergente. Ninguno de los dos es mejor o peor que el otro, sino que cada uno tiene sus propias cualidades. En todos los campos, como el arte, ciencia o negocios, las soluciones más creativas a menudo implican múltiples recursos de ambas modalidades de pensamiento.

Joy Paul Guilford fue uno de los primeros autores que estudió sistemáticamente la creatividad y el primero que distinguió el pensamiento convergente del divergente. Descubre a continuación cuáles son sus diferencias y cómo se complementan:

  • Pensamiento convergente: lógico-racional de tipo lineal y es coordinado por el hemisferio izquierdo. Opera dentro de esquemas establecidos y, por lo tanto aborda, el problema con un método determinado, encontrando la única solución posible con ese método, que luego es una solución convencional. Acumula el conocimiento, la experiencia y las ideas necesarias para activar el trabajo inconsciente del trabajo divergente.
  • Pensamiento divergente: es coordinado por el hemisferio derecho, sede de la creatividad, de las asociaciones libres y del razonamiento por imágenes. Opera fuera de los esquemas establecidos y, por lo tanto, aborda los problemas con enfoques nuevos y llega a soluciones originales.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Diferencias del pensamiento convergente y divergente, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología cognitiva.

Bibliografía
  • Forabosco, G. (2014). Il settimo senso. Psicologia del senso dell'umorismo. Con istruzioni per l'uso. Mulazzo: TARKA.
  • Penman, D. (2016). L'arte della Mindfulness. Milán: Mondadori.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Diferencias del pensamiento convergente y divergente
1 de 2
Diferencias del pensamiento convergente y divergente

Volver arriba