Compartir

Endorfinas: qué son, función y tipos

 
Por Marta Thomen Bastardas. 23 mayo 2019
Endorfinas: qué son, función y tipos

Seguramente durante el transcurso del día o de la semana experimentas muchas sensaciones de felicidad, incluso de euforia, te sientes pleno y contento, con un aumento de tu bienestar. Si te gusta el deporte, puede que esta sensación sea promovida frente a su actividad o si te gustan las artes, puede que mientras escuches música o observes una obra, promuevas estas sensaciones. Esta sensación de bienestar se da gracias a las conocidas hormonas de la felicidad, las endorfinas. Frente a ello, si quieres conocer el significado de endorfinas, para qué sirven y su relación con la felicidad, el amor y el deporte, sigue leyendo este artículo de Psicología-Online: endorfinas: qué son, funciones y tipos.

¿Qué son las endorfinas? Definición

Las endorfinas son neurotransmisores de nuestro organismo, una sustancia química natural endógena, es decir, producida por nuestro propio cuerpo, denominadas comúnmente “hormonas del placer”, puesto que mantienen la función de estimular las zonas cerebrales que producen las sensaciones de placer. Su estructura es muy parecida a los opioides, como la morfina, el opio y/o la heroína, pero aunque su función pueda ser parecida en la estimulación del placer, no conllevan efectos negativos sobre nuestro organismo.

Endorfinas: funciones

En la definición de endorfinas ya hemos visto su implicación en la felicidad y en nuestro bienestar, sin embargo también se ven envueltas en muchas otras funciones de nuestro organismo. Los diferentes efectos de las endorfinas son los siguientes:

1. Endorfinas, amor y sexualidad

Las endorfinas están implicadas en el deseo sexual, debido a que ayudan a liberar la secreción de hormonas sexuales en la glándula pituitaria. Por este motivo, la liberación de endorfinas comporta un papel muy importante en la sexualidad. Además, diversas investigaciones han vinculado la liberación de estas hormonas con la vinculación romántica de una pareja, a causa de su participación en las sensaciones de bienestar y felicidad.

La sensación de placer está directamente relacionada con la sensación de recompensa y la repetición de la conducta, es decir, cuando realizamos una acción, como el acto sexual o hacer deporte, liberamos una gran cantidad de endorfinas, las cuales gsensación de placer, interpretado como una recompensa y por ello, buscamos realizar de nuevo estas actividades.

2. Endorfinas y dolor

Las endorfinas son la morfina natural de nuestro organismo y por ello, ayudan a calmar el dolor físico, producido por ejemplo por un traumatismo, un esfuerzo excesivo o exceso de actividad física, inflamaciones,… Las endorfinas tienen la función de inhibir este dolor, por ello cuando reciben una señal de los nociceptores (receptores del dolor) que les avisan de que nuestro cuerpo ha sido dañado, se produce una casi inmediata liberación de endorfinas, lo cual produce una disminución de las sensaciones de dolor temporalmente, para que el organismo pueda responder con una respuesta adaptativa, por este motivo cuando nos hacemos daño, por ejemplo cuando nos rompemos un hueso, el dolor inicial no es tan intenso como lo será posteriormente cuando estemos relajados.

3. Endorfinas y emociones

Las endorfinas no juegan únicamente un papel ante el dolor físico, también actúan frente al dolor emocional. Las endorfinas están implicadas en la regulación emocional. Cuando estamos tristes, pesimistas o apáticos, por haber recibido una mala noticia, como el fallecimiento de un ser querido, una ruptura, un trauma emocional o simplemente sentimos estrés y/o ansiedad, se produce una gran liberación de endorfinas que ayudan a inhibir dicho dolor emocional, como pasa con el dolor físico, para ayudarnos a reducir la intensidad del estrés o del dolor. Por este motivo, en muchas ocasiones cuando recibimos una mala noticia tardamos en reaccionar, puesto que la liberación de endorfinas inhibe temporalmente el dolor emocional. Al mismo tiempo, un bajo nivel de endorfinas se relaciona con sentimientos de tristeza y/o depresión.

4. Endorfinas y sistema inmunológico

Nuestro sistema inmunitario depende en cierta medida de nuestro estado de ánimo, causando que ante épocas en las que nos enfrentamos a más tensiones o estresores nos sea más fácil ponernos enfermos. Los estados de ánimo más deprimidos o las respuestas de estrés, disminuyen la capacidad de este sistema para poder combatir los microorganismos del exterior. Frente a ello, las endorfinas ayudan a fortalecer el sistema inmunitario al encontrarse implicadas en la regulación emocional.

5. Endofinas, memoria y atención

Las endorfinas se han visto relacionadas en la capacidad de atención y en la memoria, facilitando sus funciones, debido a que a mayor bienestar emocional, mejor funcionamiento de estas capacidades.

6. Endorfinas, hambre y sueño

Las funciones citadas previamente implican consecuentemente la vinculación de las endorfinas con otros procesos de nuestro organismo. En primer lugar, se han visto implicadas en la regulación del apetito, así como en la regulación de la función respiratoria. Además de ello, las sensaciones de placer producen seguidamente las sensaciones de inducción del sueño, por ello tras realizar el acto sexual y ante el aumento de liberación de estas hormonas, se produce en nuestro organismo un estado de relajación que induce al sueño.

Tipos de endorfinas

Las principales sustancias que han sido identificadas como endorfinas se agrupan en tres familias distintas: las encefalinas, las beta-endorfinas y las dinorfinas.

1. Encefalinas

Esta sustancia la encontramos en el sistema nervioso central (en la hipófisis y el cerebro), también localizadas en el periférico, en la médula suprarrenal y en el tracto gastrointestinal. Tienen la función de combatir el dolor y con ello, un cierto efecto analgésico. Por otro lado, también mantienen una función depresora sobre las neuronas de nuestro sistema nervioso central.

2. Beta-Endorfinas

Esta sustancia es un neurotransmisor que se encuentra en los receptores opiáceos del cerebro, el cual actúa como un potente analgésico con la capacidad de aumentar la liberación de las hormonas del crecimiento y la prolactina.


3. Dinorfinas

Este tipo de endorfina es un opioide endógeno de nuestro organismo.

Endorfinas y la felicidad

Las endorfinas han sido definidas como las hormonas de la felicidad, debido a su implicación en las sensaciones de placer y de bienestar. Estas sustancias químicas tienen la capacidad de aumentar las sensaciones de bienestar y de calma, tanto a nivel físico como psíquico, las cuales contribuyen a obtener sensaciones de felicidad. Además de ello, nuestro organismo recibe la segregación de esta hormona como una recompensa y por ello, buscamos repetir las conductas que nos aportan dicha sensación. Por ello, la falta de endorfinas, unos niveles bajos de este neurotransmisor, propician un bajo estado de ánimo.

Por ello, si te preguntas cómo generar endorfinas, una forma rápida de obtener estas sensaciones de felicidad es realizar actividades que te produzcan placer, como practicar sexo, hacer deporte y/o simplemente, observar paisajes o determinadas situaciones personales que te produzcan estas sensaciones de placer.

Endorfinas y deporte

Si te preguntas cómo producir endorfinas rápidamente, la respuesta es el ejercicio. La relación entre endorfinas y deporte es bien conocida: el deporte libera endorfinas. De hecho, ha demostrado ser la actividad que produce una mayor liberación de endorfinas, incluso tras varias horas de su práctica, por ello tras realizar deporte la persona se siente en un estado más eufórico, de potencia o éxtasis, parecido al que producen los opioides sintéticos o la morfina. Si en alguna ocasión te has preguntado ¿por qué cuando hago ejercicio me siento bien?, aquí tienes la respuesta.

El deporte permite activar estas sensaciones de bienestar tras liberar endorfinas. La liberación la hormona de la felicidad produce una sensación parecida a una inyección de energía, por ello, la persona que hace deporte tiene la sensación de que aún puede más y más. A medida que se practica deporte la persona siente que puede rendir más, con ello aumenta la confianza en uno mismo y la persona empieza a realizar más actividad física, gracias a las sensaciones de placer que le produce la actividad, llegando con ello a un estado de salud óptimo.

Si quieres saber más sobre la liberación de endorfinas, puedes consultar este artículo: ¿Cómo liberar endorfinas?

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Endorfinas: qué son, función y tipos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Neuropsicología.

Bibliografía
  • Alvarez, T. (1979). Las endorfinas. Rev. Col Anest, 7(259).
  • Bohórquez Forero, Y. A. (2012). Endorfinas como concepto integrador de Ciencias Naturales y Educación Física (Doctoral dissertation, Universidad Nacional de Colombia).
  • Kolb, B. & Whishaw, I. (2006). Neuropsicología humana. Madrid: McGraw-Hill.
  • Levinthal, C. F. (1989). Mensajeros del paraíso: el descubrimiento de las endorfinas y los receptores cerebrales. Edit. Gedisa.

Escribir comentario sobre Endorfinas: qué son, función y tipos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Endorfinas: qué son, función y tipos
Endorfinas: qué son, función y tipos

Volver arriba