Compartir

Inteligencia creativa: características, ejemplos y cómo desarrollarla

 
Por Sara Sanchis. 10 septiembre 2020
Inteligencia creativa: características, ejemplos y cómo desarrollarla

La inteligencia creativa, a pesar de no formar parte de manera formal de las llamadas por Gardner "inteligencias múltiples", constituye, sin duda, un aspecto de la inteligencia general. No queda claro si, en realidad, se trata de otro tipo de inteligencia, todavía no incluida, o de un modo de procesamiento concreto de la información que puede darse en los diferentes tipos de inteligencia.

En el siguiente artículo de Psicología-Online vamos a tratar el tema, definiendo el concepto, sus características, ejemplos de inteligencia creativa y, finalmente, propondremos diferentes actividades para desarrollarla.

Qué es la inteligencia creativa

¿Qué es la inteligencia creativa según la psicología? La inteligencia creativa es aquella parte de la inteligencia dedicada a recrear algo nuevo con elementos ya existentes. Según Alan J. Rowe, la inteligencia creativa viene condicionada por varios factores como: el carácter, el modo de percibir y de procesar la información, valores personales, etc. Todos estos factores interaccionan entre sí para conformar un modo particular de actuar que permite construir nuevos objetos o ideas que suponen una aportación positiva a la sociedad.

La inteligencia creativa es una característica definitoria de la esencia humana, es intrínseca al ser humano. Constituye, por tanto, un aspecto más de la inteligencia general. Si bien posee parte genética, el ambiente favorece en gran medida su desarrollo o censura.

Tipos de inteligencia

Howard Gardner estableció el concepto de inteligencias múltiples para definir el concepto de inteligencia. Según el autor, la inteligencia es la capacidad del ser humano para resolver problemas y, en función del tipo de problema, la inteligencia manifestada tendrá unas u otras características. En su clasificación definió siete tipos de inteligencia: lógico-matemática, lingüística, musical, espacial, corporal-kinestésica, interpersonal e intrapersonal. Con posterioridad se han incluido otros tres tipos de inteligencia a dicha clasificación: la inteligencia natural, la inteligencia espiritual y la inteligencia emocional, creada por Daniel Goleman.

En dicha clasificación y su aportación posterior no se incluye la inteligencia creativa como tal, lo que lleva a plantear a diferentes autores si este tipo de inteligencia constituye otro aspecto más de las inteligencias múltiples no incluido todavía o si bien se trata de la combinación entre el planteamiento propuesto por Gardner y el de Goleman.

Características de la inteligencia creativa

Como características definitorias de la inteligencia creativa podemos nombrar las siguientes:

  • Intuición y alta sensibilidad: la creatividad surge de lo intuitivo, de la conexión con lo sensitivo, aspecto totalmente alejado de lo lógico, racional, normativo y esperable. En este artículo explicamos qué es y cómo se desarrolla la intuición.
  • Inspiración: al mantenernos conectados a nuestra intuición, surgen momentos de inspiración, origen del proceso creativo.
  • Ensueño o imaginación: a raíz de la inspiración, la persona se adentra en el propio proceso creativo mediante ensoñaciones o la imaginación.
  • Aprendizaje significativo: todo lo que surge del proceso creativo se da como aprendizaje significativo, es decir, en tanto que se trata de un proceso auto-motivado, el resultado adquirido resulta enormemente significativo para la persona.
  • Innovación: los resultados derivados de los procesos creativos, llevan incluida la característica de innovación en tanto que algo creado supone algo nuevo que difiere de lo preestablecido.

Ejemplos de la inteligencia creativa

Algunos ejemplos históricos que suponen una manifestación de inteligencia creativa serían:

  • El invento de la bombilla, de T. Edison.
  • Las creaciones musicales de Beethoven, Mozart, Bach etc.
  • Todas las obras pictóricas, de escultura e inventos de Leonardo Da Vinci.
  • La contribución de Tesla en el avance de la tecnología.

En realidad, y sin alcanzar niveles tan altos de creatividad, la manifestación de la inteligencia creativa se da ante cualquier evento que supone algo novedoso. En nuestra vida diaria, somos creativos cuando inventamos una receta original, creamos nuevas normas en un juego, inventamos una historia, solucionamos un conflicto de manera constructiva, etc.

Inteligencia creativa: características, ejemplos y cómo desarrollarla - Ejemplos de la inteligencia creativa

Actividades para desarrollar la inteligencia creativa

El desarrollo de la inteligencia creativa aporta múltiples beneficios al desarrollo personal: altos niveles de autoestima, flexibilidad y capacidad de adaptación, habilidad para aportar soluciones a los problemas, improvisación, etc. Por ello, resulta muy conveniente respetar la creatividad infantil, no tanto desarrollarla en tanto que se manifiesta de manera clara y sin censuras durante la primera infancia. En este artículo hablamos de la crianza respetuosa.

Un modo de acompañar esta creatividad innata, o desarrollarla en edades posteriores en las que los niños (debido a su socialización) pueden haberse desconectado parcialmente de esta capacidad creadora, es mediante actividades adaptadas a los diferentes momentos evolutivos que fomenten conexión con los procesos intuitivos y sensitivos y su manifestación práctica. Algunas de las actividades que podemos utilizar son las siguientes:

Para los más pequeños:

  • Dibujar y pintar para expresar estados internos.
  • Jugar con arena, barro, plastilina, mediante los cuales se expresan a través del tacto.
  • Juegos de expresión corporal, bailes, cantos, etc., otros modos de expresión interna.
  • Actividades de contacto con la naturaleza, que presenta elementos estimulantes en sí mismos.
  • Contar y escuchar historias que, además del desarrollo de la inteligencia verbal, supone estimular la imaginación y la creatividad.

Para los más mayores:

  • Teatro y dramatización, permite imaginar, crear, improvisar, etc.
  • Animar a inventar (juegos, experimentos, ideas, etc.).
  • Crear música, melodías, bailes, etc.
  • Debates y coloquios.
  • Cambio de roles.
  • Elaborar una historia en grupo.
  • Cambiar rutinas diarias.
  • Excursiones y acampadas.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Inteligencia creativa: características, ejemplos y cómo desarrollarla, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología cognitiva.

Bibliografía
  • Grup Scout X- El Pilar de Valencia. Dinámicas de creatividad. Recuperado de: https://educrea.cl/wp-content/uploads/2016/07/DOC2-DINAMICAS-DE-CREATIVIDAD.pdf
  • Gastelu Martínez, A.I. La inteligencia creativa. Publicaciones estudiantiles. Recuperado de: https://www.aiu.edu/publications/student/spanish/180-207/La-Inteligencia-Creativa.html

Escribir comentario sobre Inteligencia creativa: características, ejemplos y cómo desarrollarla

¿Qué te ha parecido el artículo?

Inteligencia creativa: características, ejemplos y cómo desarrollarla
1 de 2
Inteligencia creativa: características, ejemplos y cómo desarrollarla

Volver arriba