Compartir

Daniel Goleman: biografía, teoría de la inteligencia emocional y libros

 
Por Marta Thomen Bastardas. 19 junio 2019
Daniel Goleman: biografía, teoría de la inteligencia emocional y libros

Durante muchas décadas se ha valorado que la inteligencia de una persona se halla en la puntuación de su coeficiente intelectual CI, se ha resumido la inteligencia con la capacidad numérica, la capacidad de abstracción, de memorización,… se han desestimado a grandes personas en oportunidades laborales por ello y se ha restado valor a las personas que no cumplían con estos estándares. Sin embargo, se ha reconocido que todo este tiempo hemos estado cometiendo un gran error, el ser humano no es una máquina de memorizar o de resolver problemas, el ser humano es complejo y se encuentra influido por un aspecto fundamental que le da vitalidad, las emociones.

Ante ello, nació la necesidad entre múltiples autores de definir la teoría de la inteligencia emocional (IE), entre ellos Daniel Goleman. Si quieres conocer en qué consiste la inteligencia emocional y quién fue uno de sus fundadores, sigue leyendo este artículo de Psicología-Online: Daniel Goleman: biografía, teoría de la inteligencia emocional y libros.

Daniel Goleman: bibliografía

¿Quién es Daniel Goleman? Es un psicólogo y escritor estadounidense. A continuación se expone un resumen de la biografía de Daniel Goleman.

Daniel Goleman nació en California, el 7 de marzo de 1946, en la ola de babyboomers de la posguerra. Sus padres fueron profesores de universidad, donde su padre ejercía como profesor de humanidades en el San Joaquín Delta Collage y su madre como trabajadora social enseñaba en el Departamento de Sociología, en la Universidad del Pacífico.

Un hecho importante de la biografía de Daniel Goleman es que se graduó y se doctoró en Harvard y sus estudios se focalizaron en el desarrollo clínico de la psicología y la personalidad. Estudió en la Índia con una beca. Allí pasó tiempo con el maestro espiritual Neem Karoli Baba.

Aunque siempre fue un gran estudiante, Daniel Goleman adquirió su fama mundial tras la publicación de su libro “Emotional Intelligence” en 1955. A partir del éxito de la teoría sobre la inteligencia emocional, posteriormente redactó la segunda parte del libro, sobre la inteligencia social.

Además de dichos logros, otro hecho importante de la biografía de Daniel Goleman es que estuvo trabajando en el periódico “The New York Times”, como redactor de la sección de ciencias de la conducta y del cerebro y a su vez, editor de la revista “Psychology Today”, además de impartiendo clases y conferencias en la Universidad de Harvard.

En la actualidad, el autor trabaja como co-presidente del Consorcio de Investigación en Inteligencia Emocional en las Organizaciones, ubicado en la “Rutgers University, en el Graduate School of Applied and profesional Psychology”, cuya universidad promueve su investigación para conseguir una mayor efectividad en las organizaciones en referencia a la inteligencia emocional.

Por otro lago, fue co-fundador en la Universidade de Yale de la “Collaborative for Academic, Social and Emotional Learning (CASEL)”, con el objetivo de introducir en las diferentes escuelas cursos de alfabetismo emocional, es decir, el aprendizaje de la comunicación de las emociones.

Gracias a sus logros, Daniel Goleman ha obtenido grandes premios, como dos nominaciones a los premio Pulitzer y ha recibido numerosos galardones en reconocimiento de sus hallazgos en investigación y divulgación, así como una carrera de periodismo en la American Psychological Association (APA).

A nivel personal, está casado con Tara Bennett-Goleman.

Daniel Goleman y la teoría de la inteligencia emocional

Antes del desarrollo de la teoría de la inteligencia emocional (IE), se valoraban las capacidades intelectuales de una persona. Por ejemplo, para ocupar un lugar de trabajo, mediante el coeficiente intelectual, sin embargo se estimó que el CI no resultaba un predictor de tanto éxito como cabía esperar, puesto que un elevado CI no garantizaba el éxito en la vida. Además, la sociedad avanzó dando lugar al mundo contemporáneo, caracterizado por su velocidad en los cambios en los diferentes ámbitos como económicos, tecnológicos, sociales, medioambientales,… cuyos cambios requerían determinadas habilidades y comportamientos que no eran necesarios décadas atrás y que un elevado coeficiente intelectual no representaba la superación de dichas habilidades.

Ante ello, en 1990 surgió un gran interés por la inteligencia emocional, debido a que se consideró que era necesario algo más que un elevado CI para poder hacer frente a los diferentes problemas emocionales, tales como el control de las propias emociones y de las expresadas por los demás. Fueron Salovey y Mayer, dos psicólogos norteamericanos, los primeros en empuñar el término de la IE, lo cual dio lugar a que numerosos investigadores dirigieran sus esfuerzos en definir dicho constructo, entre otros: Daniel Goleman.

Teoría de la inteligencia emocional

Las primeras aproximaciones sobre la inteligencia emocional, se la definía como la habilidad para manejar las emociones y los sentimientos propios, así como aprender a discriminarlos y utilizar dichos conocimientos para hacer frente a los propios pensamientos y a las acciones. No obstante, tras varias revisiones todos los autores contemplan la IE como el conjunto de habilidades siguientes:

  1. Percibir con precisión, valorar y expresar emoción.
  2. Acceder y/o generar sentimientos cuando facilitan pensamientos.
  3. Comprender la emoción y el conocimiento emocional.
  4. Regular las emociones para promover el crecimiento emocional e intelectual.

Además de la consideración general del constructo de la inteligencia emocional, debemos tener presente que ante este constructo nace el desarrollo de diferentes competencias emocionales, sobre las cuales D. Goleman distingue dos grupos de habilidades:

  1. Inteligencia personal: esta clasificación integra las competencias que hacen referencia al modo en que nos relacionamos con nosotros mismos, donde podemos encontrar las habilidades sobre el autocontrol, la automotivación y/o el autoconocimiento.
  2. Inteligencia interpersonal: la inteligencia interpersonal integra las competencias en referencia al modo de relacionarnos con los demás. En este grupo podemos hallar las habilidades sociales y la empatía.

Componentes de la inteligencia emocional

  1. Autocontrol: la competencia de autocontrol permite ser consciente de la relación existente entre nuestras emociones, pensamientos y comportamientos, la expresión emocional y la capacidad subyacente de controlar las emociones. Por otro lado, nos permite disponer de habilidades de afrontamiento ante ellas y la capacidad para autogestionar las emociones. En resumen, nos permiten tener la capacidad de dominar nuestras emociones y no dejarnos llevar ciegamente por ellas, sabiendo destacar los factores que podemos aprovechar de ellas y ser conscientes de cuales son transcendentales y cuales pasajeras.
  2. Automotivación: las personas tendimos a poner la motivación en factores externos, en recompensas o validaciones, por ello es muy importante saber automotivarse ante los retos y objetivos que nos propongamos, lo cual hará que no caigamos en el error habitual de focalizar nuestra atención en los miedos o el posible fracaso.
  3. Autoconocimiento: esta competencia hace referencia a la capacidad de ser conscientes de las propias emociones, pudiéndolas definirlas y clasificarlas, dándoles nombre y observando el grado en que nos influyen. El desarrollo de esta habilidad nos permite comprender como las emociones que sentimos afectan a nuestro estado de ánimo, el cual influye en nuestro comportamiento.
  4. Empatía: desarrollar la inteligencia emocional no debe focalizarse únicamente en comprender las propias emociones, pues es fundamental para establecer relaciones interpersonales, comprender las emociones de los demás, lo cual se consigue mediante la empatía. El reconocimiento de las emociones de los demás, ya sean expresados verbalmente o mediante gestos o reacciones, nos ayudará a crear vínculos afectivos más íntimos y sanos.
  5. Habilidades sociales: para mantener un buen desempeño en las relaciones sociales, comprender las emociones que sienten los demás no resulta un recurso suficiente, pues es importante saber comunicarse y tener un buen trato con los demás, lo cual se consigue mediante el desarrollo de las habilidades sociales. Para saber el nivel de desarrollo de estas, se puede realizar un test de habilidades sociales.

Importancia de la inteligencia emocional

Si nos paramos a pensar en nuestras vidas, las grandes decisiones o nuestros actos se encuentran en gran medida mediados por nuestras emociones, por ello nuestras emociones tienen una gran transcendencia en nuestras vidas y por ello, es esencial tener un buen dominio sobre nuestras emociones, ya que se considera que la IE es un factor esencial en la prevención y el desarrollo tanto personal como social, desempeñando una competencia básica en nuestra vida. Para conocer el propio desarrollo de la IE se puede realizar el test de inteligencia emocional.

Daniel Goleman: libros

Durante toda la trayectoria profesional de Daniel Goleman podemos encontrar grandes libros, siendo algunos de los más representativos los siguientes:

  • Inteligencia Emocional (1995)
  • La práctica de la inteligencia emocional (1998)
  • Emociones destructivas (2002)
  • Inteligencia social: la nueva ciencia de las relaciones humanas (2006)
  • Focus: desarrollar la atención para alcanzar la excelencia (2013)
  • Liderazgo: el poder de la inteligencia emocional (2014)
  • Inteligencia emocional en la empresa (2018)
  • El punto ciego (2019)

 

Daniel Goleman: frases

Por otro lado, Goleman nos ha dejado grandes frases celebres que conducen a reflexionar sobre la importancia de las emociones en nuestras vidas. Algunas de las más relevantes frases de Daniel Goleman son las siguientes:

  • Las emociones negativas intensas absorben toda la atención del individuo, obstaculizando cualquier intento de atender a otra cosa.
  • En un sentido muy real, todos nosotros tenemos dos mentes, una mente que piensa y otra mente que siente, y estas dos formas fundamentales de conocimiento interactúan para construir nuestra vida mental.
  • El autoengaño opera tanto a nivel de la mente individual como a nivel colectivo.
  • El logro real no depende tanto del talento como de la capacidad de seguir adelante a pesar de los fracasos.
  • Las emociones afectan a nuestra atención y nuestro rendimiento.
  • El autodominio exige autoconciencia más autorregulación, componentes clave de la inteligencia emocional.
  • Mirar directamente a los ojos abre la puerta de acceso a la empatía.
  • Si existen dos actitudes morales que nuestro tiempo necesita con urgencia son el autocontrol y el altruismo.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Daniel Goleman: biografía, teoría de la inteligencia emocional y libros, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biografías.

Bibliografía
  • Berrocal, P. F., & Pacheco, N. E. (2005). La Inteligencia Emocional y la educación de las emociones desde el Modelo de Mayer y Salovey. Revista Interuniversitaria de Formación del profesorado, 19(3), 63-93.
  • Goleman, D. (2018). Inteligencia emocional. Editorial Kairós.
  • Howell, T. J. (2014). Daniel Goleman–Emotional Intelligence. Instructor.
  • Salovey, P., & Mayer, J. (1990). Inteligencia emocional. Imaginación, Conocimiento y Personalidad, 9(3), 185-211.
  • Trujillo Flores, M. M., & Rivas Tovar, L. A. (2005). Orígenes, evolución y modelos de inteligencia emocional. Innovar, 15(25), 9-24.

Escribir comentario sobre Daniel Goleman: biografía, teoría de la inteligencia emocional y libros

¿Qué te ha parecido el artículo?

Daniel Goleman: biografía, teoría de la inteligencia emocional y libros
Daniel Goleman: biografía, teoría de la inteligencia emocional y libros

Volver arriba