Compartir

Personalidad perfeccionista: significado, características y defectos

 
Por Marta Thomen Bastardas. 17 mayo 2019
Personalidad perfeccionista: significado, características y defectos

¿Eres una persona perfeccionista? En la sociedad actual parece que el perfeccionismo debe ser el objetivo del ser humano, ante la búsqueda insaciable hacia el éxito. Podemos llegar a pensar que el hecho de ser perfeccionista podría ayudarnos a alcanzar nuestras metas con mayor facilidad y alcanzar antes el éxito, sin embargo un exceso de perfeccionismo se ha relacionado con una mayor predisposición a sufrir trastornos de ansiedad, depresivos, trastornos alimentarios o abusos de consumo, como el alcohol.

La búsqueda del perfeccionismo puede ayudarnos a mejorar en nuestros objetivos, pero llevar este rasgo al extremo puede comportarnos graves consecuencias. Si te interesa conocer los inconvenientes y las características de este tipo de personalidad, sigue leyendo este artículo de Psicología-Online: personalidad perfeccionista: significado, características y defectos.

Personalidad perfeccionista: significado

¿Qué es la personalidad perfeccionista? La personalidad perfeccionista, también llamada personalidad anancástica es definida como un conjunto de emociones, cogniciones, conductas e interpretaciones, sobre las cuales la persona tiene la tendencia a fijar expectativas muy elevadas y evalúa su evolución frente a sus metas de forma muy rígida. La persona perfeccionista se da valor a si misma en función de sus logros auto-impuestos. Frente a ello, el perfeccionista buscará alcanzar la perfección en todo aquello que se proponga. Es considerado un rasgo de personalidad estable, que ya se manifiesta en la infancia.

Personalidad perfeccionista: características

Los rasgos de la personalidad perfeccionista o personalidad anancástica son:

  1. Autoevaluaciones elevadas: la persona perfeccionista se marca unos estándares muy elevados, sobre los cuales duda acerca de su rendimiento, creyendo que fracasará. La evaluación crítica sobre su propio potencial causa muchas veces que al lograr sus objetivos, minimice sus logros con sesgos cognitivos como: “era muy fácil, todos podrían haberlo hecho”.
  2. Pensamiento dicotómico: la autovaloración sobre el logro o el fracaso les conduce a un pensamiento polarizado, en el cual todas sus acciones se traducen en el todo o nada, es decir si han fracasado en una de sus metas, sienten que han fracasado en todo.
  3. Autocrítica y autoevaluación negativa: los sesgos cognitivos del pensamiento dicotómico, el miedo a fracasar y las constantes dudas sobre sus capacidades sobre el desempeño de sus metas, les hace producir constantemente autoevaluaciones negativas y críticas sobre ellos mismos.
  4. Inseguridad sobre uno mismo: la personalidad perfeccionista está muy relacionada a los sentimientos de falta de confianza en uno mismo, pues el alcance de sus logros es lo que les da la propia valía personal, del mismo modo que el fracaso les lleva a pensar que no valen para nada. Es la misma inseguridad en ellos mismos lo que les conduce a necesitar obtener sus metas, para poderse demostrar a ellos mismos que son buenos en algo.
  5. Importancia de la opinión ajena: el miedo a sufrir un rechazo o a que los demás no vean en ellos lo que ellos esperan, produce que en muchas ocasiones actúen en función de cómo creen que serán aceptados por los demás y no como son.
  6. Méritos propios: al pensar en una persona perfeccionista que desea alcanzar sus más profundas ambiciones, tal ves nos venga en mente una persona que hará lo que sea para conseguir su objetivo, aunque ello suponga aprovecharse o hacer daño a terceros. En el caso de las personas perfeccionistas sucede lo opuesto, este rasgo causa que la persona busque alcanzar sus metas mediante méritos propios y nunca intentará lograr sus metas a coste de intenciones maliciosas a terceros.
  7. Necesidad de control y orden: una de las características principales de este rasgo es la necesidad de control, pero no únicamente en las propias acciones, también en las de los demás. La persona perfeccionista buscará que sus seres queridos exploten su máximo potencial, porque cree en ellos, pero sus exigencias hacia el otro pueden llegar a causar daños emocionales en la otra persona. Por otro lado, tienden a tener una excesiva necesidad de orden y de limpieza.
  8. Responsabilidad: sus altos niveles de exigencia les conducen a ser personas muy responsables frente a las tareas que tienen que hacer.

Ventajas de la personalidad perfeccionista

El perfeccionismo en psicología puede tener ventajas o inconvenientes según el grado en el que se manifiesta el rasgo de la personalidad perfeccionista. Frente a la elevada autoexigencia que tienen sobre ellas mismas, tienen tendencia a ser personas muy trabajadoras y que siempre buscan alcanzar los mejores resultados, por este motivo tienden a ser grandes profesionales. Además de ello, no se rinden fácilmente frente a los diferentes obstáculos, tratando de valorar todas las alternativas de solución posibles. Mantienen actitudes de perseverancia y constancia, sin prestar importancia al tiempo que deban dedicarle a su objetivo y el desgaste a nivel emocional que pueda producirles.

El perfeccionismo adaptativo puede llevarnos muchas ventajas en nuestro día a día, pues las personas con un perfeccionismo adaptativo son aquellas que luchan motivadas para alcanzar sus metas, no obstante el fracaso no les genera un coste emocional tan elevado, ni tanto sufrimiento. Frente al fracaso, estas personas siguen luchando a pesar de las dificultades, sin caerse ni entrar en un bucle, aprendiendo de los errores.

Defectos de la personalidad perfeccionista

El perfeccionismo en psicología puede tener también inconvenientes según el grado en el que se manifiesta el rasgo. Las consecuencias de la personalidad perfeccionista no adaptativa son las siguientes:

  1. Rigidez: el pensamiento dicotómico sobre el cual actúan las personas perfeccionistas, sobre el “todo o nada” y la necesidad de orden y control en sus vidas, causan que en muchas ocasiones estos rasgos de personalidad conlleven a la inflexibilidad, con grandes dificultades a dejarse llevar por la espontaneidad, configurando con ello pensamientos muy rígidos.
  2. Obsesión: la misma necesidad de control comentada previamente, la necesidad de alcanzar la perfección en todos sus objetivos y la valoración crítica y negativa sobre uno mismo, que causa que nunca nada les parezca lo suficientemente perfecto, puede desarrollar obsesiones.
  3. Mantenimiento de la inseguridad: en las características de la persona perfeccionista hemos hablado de la personalidad insegura que se encuentra de base, sobre la cual se sustenta la personalidad perfeccionista. El miedo al fracaso y las dudas sobre sus capacidades en el desempeño de sus metas, que causan que nunca se sienta satisfecha, mantienen los bajos niveles de confianza en ellos mismos.
  4. Tendencia al pesimismo: ante la búsqueda insaciable de la perfección, el perfeccionista concibe esta perfección como su meta, sin dar importancia al esfuerzo que le halla comportado. No obstante, ante el miedo a fracasar y que el resultado no sea lo suficiente bueno, siempre tiende a anticipar los acontecimientos de forma negativa, pesimista y fatalista.
  5. Ansiedad y depresión: la personalidad perfeccionista se relaciona con elevados niveles de ansiedad y con elevadas posibilidades de sufrir un trastorno depresivo. La elevada autoexigencia que suponen sus metas, causa elevados niveles de ansiedad y la frustración ante la propia crítica de no haber hecho suficiente, puede ir deprendiendo sentimientos depresivos.
  6. Irritabilidad y tensión: además de los sentimientos ansiosos y depresivos, tienden a manifestar conductas tensas y a mostrarse irritables la mayor parte del tiempo, debido a que siempre se sienten insatisfechas. Frente a ello, tienen poca capacidad para poder disfrutar aquello que están haciendo, gozar de espontaneidad y flexibilidad, a causa de su forma de hacer tan estructurada.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Personalidad perfeccionista: significado, características y defectos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Personalidad.

Bibliografía
  • Caputto, I., Cordero, S., Keegan, E., & Arana, F. (2015). Perfeccionismo y esquemas desadaptativos tempranos: un estudio con estudiantes universitarios. Ciencias Psicológicas, 9(2), 245-257.
  • Fernán, A., Scappatura, M. L., Lago, A., & Keegan, E. (2007). Perfeccionismo adaptativo y desadaptativo y malestar psicológico en estudiantes universitarios argentinos: un estudio exploratorio utilizando el APS-R. In XIV Jornadas de Investigación y Tercer Encuentro de Investigadores en Psicología del Mercosur. Facultad de Psicología-Universidad de Buenos Aires.
  • Franchi, S. (2010). Estilo de personalidad perfeccionista y depresión 15. Contribuciones y proyecciones de la Etnografía en el estudio interdisciplinario del desarrollo infantil., (13), 53.
  • Ramos Brieva, J. A., Cordero Villafáfila, A., Navío Acosta, M., & Zamora Romero, J. (2006). Evaluando los rasgos anacásticos de la personalidad. Actas Españolas de Psiquiatría, 34(2).
  • Vicent, M., Inglés, C. J., Gonzálvez, C., Sanmartín, R., & García-Fernández, J. M. (2016). Perfeccionismo socialmente prescrito y los cinco grandes rasgos de la personalidad en niños españoles.

Escribir comentario sobre Personalidad perfeccionista: significado, características y defectos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Personalidad perfeccionista: significado, características y defectos
Personalidad perfeccionista: significado, características y defectos

Volver arriba