menu
Compartir

Por qué tenemos manías

Por Francisco Céspedes. 6 noviembre 2017
Por qué tenemos manías

Todos tenemos manías, costumbres que no podemos evitar y que, no sabemos por qué, si no las realizamos no nos sentimos tranquilos. Algunas personas deben asegurarse de que han cerrado bien la puerta de la casa, otras necesitan que los cuadros estén rectos o que los libros estén ordenados de determinada manera. Dado que en el fondo las manías tienen un componente liberador de la ansiedad, suelen darse en personas con tendencia a ser obsesivas.

También existen otro tipo de manías que podemos heredar de nuestra familia, costumbres que repetimos sin darnos cuenta pero que nos proporcionan seguridad. Lo que sí es cierto es que prácticamente todos, en mayor o menor medida, tenemos alguna o varias manías que nos acompañan en nuestra vida diaria. Sigue leyendo este artículo para conocer por qué tenemos manías y más detalles.

Qué son las manías y por qué las tenemos

Como hemos mencionado ya, las manías son gestos que solemos repetir para sentirnos más seguros y también para liberar ansiedad. Las manías en principio no suponen ningún problema, muy al contrario, suelen ser gestos que rebajan nuestro nivel de ansiedad en determinadas situaciones. Solo deberemos plantearlos el acudir a un especialista cuando nos veamos obligados a realizar dichos comportamientos de forma imperiosa, y si, al no hacerlo, notamos que nuestro nivel de ansiedad aumenta en gran medida.

A veces, también se identifican tics y manías, cuando son dos conceptos totalmente distintos, ya que los tics son movimientos involuntarios y/o repetitivos que realizamos en momento de gran ansiedad, mientras que las manías son actos que también realizamos cuando estamos cansados. Por otra parte, un tic tiene un componente esencialmente físico, mientras que las manías son psicológicas en su mayor parte.

Las manías las podemos observar también de forma muy frecuente en niños, normalmente porque se las hemos inculcado o mientras están aprendiendo conductas que les serán útiles más adelante, como aquellas relacionadas con la higiene. Las manías más comunes en los niños son caminar sin pisar las rayas o lavarse las manos con frecuencia.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué tenemos manías, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
Milagros
Hola buenas noches, yo tengo una manía desde muy niña. Me encanta arrancar pelusas de las prendas de lana. Hoy tengo 31 años. Lo sigo haciendo.
Laura Sainz
Mi hijo de 13 años tiene desde hace un mes y medio la manía de respirar profundo y cada vez lo hace con más frecuencia. El pediatra nos ha dicho que es una manía y que volvamos en el caso de que le dure más de cinco meses. El pobre nos dice a veces que se cansa de hacerlo y no puede evitarlo. Me podéis decir algo?? gracias.
Claudia Pradas Gallardo (Editor/a de Psicología-Online)
Hola Laura, si la manía persiste podéis intentar proponerle técnicas de relajación y respiración para adolescentes. Para ello, te recomendamos leer el siguiente artículo: https://www.psicologia-online.com/tecnicas-de-relajacion-para-adolescentes-99.html
Por qué tenemos manías
Por qué tenemos manías

Volver arriba