menu
Compartir

Qué es el contacto cero y cómo se aplica

 
Por Catalina Aguayo. Actualizado: 11 mayo 2021
Qué es el contacto cero y cómo se aplica

A veces, nos es sumamente difícil, luego de terminar una relación, cortar el vínculo con nuestra ex pareja y es entonces cuando quedamos atrapados en dinámicas poco sanas que nos impiden, a nosotros y al otro, avanzar emocionalmente.

Ignorar a una persona y aislarse de ella a través de la técnica de "contacto cero" es una actitud que adoptan algunas personas con sus ex parejas, para alejarse de relaciones tóxicas, dependientes. En este artículo de Psicología-Online, te contaremos qué es el contacto cero y cómo se aplica, cuáles son sus fases y qué beneficios tiene aplicarlo.

Qué es el contacto cero

Le llamamos "contacto cero" cuando por un tiempo específico restringimos el contacto con el otro, cortamos y eliminamos toda comunicación con él. El contacto cero es cortar el vínculo y dejar de comunicarse con la otra persona a través de cualquier vía. Con esto último, nos referimos a no hablar con esa persona, no contestarle sus llamadas, no escribirle ni responder sus mensajes, no espiar sus redes sociales, no hablar de esa persona con terceros, evitar su presencia en todo contexto, no indagar información de esa persona con amigos... Es decir, prácticamente hacer como si esa persona ya no existiera en nuestras vidas y comenzar a vivir nuestra vida sin él o ella.

El contacto cero es una técnica que se utiliza cuando queremos tomar distancia de nuestra ex pareja, ya sea porque nos hace daño mantener el contacto con esa persona, nos ha costado mucho terminar esa relación o nos está costando mucho avanzar, debido a la constante conexión con esa persona o la extrema dependencia que existe con ella. También es una técnica que se utiliza y recomienda para alejarse de personas tóxicas o dañinas que aparecen en nuestra vida en nuestros diferentes contextos.

Beneficios del contacto cero

El contacto cero tras una ruptura puede tener muchos beneficios, tales como:

Dejar el auto-engaño

Tras una ruptura reciente, nuestra necesidad por mantener el contacto con el otro puede llevarnos a mentirnos a nosotros mismos y al otro diciendo que podemos ser solo amigos o que podemos mantener algún tipo de relación. Sin embargo, cuando la ruptura es reciente, esa "amistad" difícilmente se establecerá sin otros intereses por parte de alguno de los miembros de la pareja. Eso puede llevarnos a confusiones emocionales, a la dificultad para vivir el proceso de duelo de la relación y a la imposibilidad de rehacer nuestra vida con alguien más. La técnica de contacto cero puede dar un espacio para elaborar la ruptura de la relación y construir una "nueva vida" sin tu ex pareja.

Aclarar tu mente

La técnica de contacto cero puede también dar el espacio para pensar y clarificar los pensamientos y evaluar la decisión de haber terminado. El tomar distancia del otro favorece el olvido, pero también puede ser una oportunidad para pensar en lo que ambos miembros de la ex pareja quieren. Para poder extrañarse y evaluar si vale la pena volver a intentarlo o no.

Salir de dinámicas tóxicas o dañinas

Esta técnica también resulta útil y bastante necesaria en relaciones tóxicas o dañinas que se mantienen por dependencia emocional y que generan más daño que bienestar pero de las que resulta muy difícil salir por el componente adictivo que presentan. En este tipo de casos esta técnica no es fácil de sostener, pero es lo único que puede ayudar a salir de ese tipo de dinámicas que nos hacen daño.

Fortalecerte emocionalmente

Un tiempo de distancia puede ser útil y sumamente necesario para fortalecerte emocionalmente, empoderarte y tomar nuevamente las riendas de tus pensamientos. Una vez que hayas logrado tener distancia de tus emociones iniciales y desconectes de ellas, podrás pensar las cosas fríamente y decidir qué quieres, evitando actuar por impulso o tomar malas decisiones por ser presa de lo que sientes en el momento.

Priorizar con tus necesidades, revalorizarte

A veces, en vez de pensar en lo que queremos y necesitamos, hacemos cosas por los demás y nos dejamos a un lado. En este sentido hay dinámicas de dependencia que se sostienen por emociones como la culpa, lástima o miedo a dañar al otro. Tomando distancia, puedes dejar a un lado todo lo que desea y quiere el otro por un momento, para decidir en base a lo que tú sientes y necesitas primero.

Reencontrarte contigo misma

Un tiempo de distancia nos ayuda a volver a conectar con nosotros mismos. Cuando salimos de una relación, necesitamos ese espacio de reconexión y generar nuevas actividades para poder rearmarnos emocionalmente y en nuestra rutina diaria. Un espacio de reencuentro con nosotros mismos es sumamente necesario en este sentido.

Aumentar tu autoestima

El volver a conectar con nosotros mismos, generar actividades que nos gusten y apasionen, desarrollar nuevos hobbies y optar por darle foco a nuestras necesidades y priorizar con nosotros mismos, ayuda a que nuestra autoestima se haga más grande y sólido. Aquí encontrarás claves para mejorar la autoestima.

Sanar heridas del pasado

El tiempo a solas siempre nos ayuda a ver las cosas con mayor claridad. Tras una ruptura, tener un tiempo a solas nos puede servir para darle una lectura diferente a la relación que se terminó y descubrir patrones o dinámicas que quizás vienen de nuestra historia y poder hacernos cargo de ellas a través de un proceso de análisis personal.

Conseguir un desapego mental y emocional

La distancia nos ayuda a eliminar las dependencias, a tranquilizar y aquietar nuestros pensamientos y emociones y a lograr, por ende, desapegarnos tanto mental como emocionalmente.

Cómo se aplica el contacto cero

La toma de distancia es equivalente a una fase de abstinencia, en donde tú, voluntariamente, te deprivas de un objeto que te genera o te generó deseo en algún momento de la relación y del que probablemente te esta costando separarte por alguna razón. Muy probablemente, existirá un impulso a la búsqueda. Con esto quiero decir que inicialmente habrá una resistencia al contacto cero, que puede darse en la persona que lo aplica, en la persona a la que se le aplica o en ambos. La técnica de contacto consisten en:

  1. Eliminar de todas tus redes a la persona.
  2. Romper toda comunicación con esa persona.
  3. Pedirle a amigos que no comenten ningún tipo de información de tu ex pareja frente tuyo.
  4. Evitar preguntar por él o ella, en los diferentes contextos que ambos frecuentaban.
  5. No asistir a lugares que frecuentaban o donde creas que pueden coincidir.
  6. Cada vez que esa persona aparezca en tu mente o recuerdo, cambiar el foco atencional.
  7. Resistir la distancia hasta el final. Pese a tus ganas de conectar con el otro y/o la insistencia de ese otro por recuperar contacto, es importante continuar alejados si es que tienes un objetivo claro.
  8. Llenar tu tiempo libre con nuevas actividades, deportes, hobbies y conexiones para lograr así rehacer tu vida y evitar retomar el contacto solo por dependencia, costumbre o necesidad.
  9. Conocer nuevas personas.

Inicialmente, al terminar una relación, la persona que ha decidido terminar y la contraparte sienten un sin número de emociones. Cada término resulta sumamente difícil porque hay muchas emociones contradictorias en él.

Si bien estamos terminando una relación por alguna razón, existen muchas otras que nos mantuvieron todo el tiempo en esa dinámica y a ratos conectamos con esas razones que nos hacían permanecer y ponemos en duda nuestra decisión.

Es importante que tengas en cuenta que siempre habrán cosas buenas y malas en las relaciones y al terminar esas cosas buenas y malas seguirán estando presentes, lo importante es recordar que cuando decidimos terminar generalmente es porque las cosas malas eran demasiado grandes, demasiado importantes, pesaban más que las buenas o se nos fueron acumulando durante mucho tiempo. Digo esto porque pasado un tiempo tendemos a ir olvidando lo malo y viene a nuestro recuerdo el fantasma de lo que perdimos, sobredimensionamos lo bueno y olvidamos lo malo y muchas veces esta razón nos lleva a regresar a dinámicas que sabemos que no nos hacen bien o que tarde o temprano terminarán por caer nuevamente.

Etapas del contacto cero

Es por eso que si tienes clara tu decisión de terminar la relación y necesitas utilizar la técnica de contacto cero para poder avanzar más fácilmente con tu vida, te contamos en este artículo las diferentes etapas que atravesarás:

1. Etapa de la seguridad inicial

Inicialmente, estarás muy seguro de la decisión, tanto de haber terminado, como de aplicar esta técnica a tu ex pareja. Es importante que te agarres de esa seguridad inicial y que escuches lo que realmente quieres y necesitas. Puedes escribir las razones de porqué estás terminando y decidiendo alejarte en un papel, así, más adelante, si sobreviene la duda o el arrepentimiento, podrás leer estas emociones y pensamientos nuevamente y poner las cosas en una balanza.

2. La puesta en duda de la decisión

A las semanas de haber terminado y haber tomado distancia, probablemente empiezan a moverse muchas emociones dentro de ti y esto ocurre porque si estas aplicando la técnica de contacto cero, también notarás la ausencia del otro y su falta. Está es una etapa de confusión y cuestionamiento.

Muchas veces, ante la duda, muchas personas abandonan la técnica y retoman contacto por necesidad, costumbre o dependencia. Es importante sostener este período de duda y atravesarlo para que la razón de regresar con tu ex pareja, en caso de que lo decidas así, sea porque realmente lo decidiste así pensando las cosas con madurez y no presa de una emoción momentánea que te lleve al arrepentimiento.

3. Preocupación y cuestionamiento

Luego de un tiempo más largo sin tener señales de la persona, se empieza a notar la ausencia para ambas partes de la relación. Por una parte, estás rehaciendo tu vida sin esa persona, pero esta realidad se puede mezclar con la toma de consciencia de que estás perdiendo al otro para siempre. El miedo a perder al otro es normal y es parte de las etapas de duelo que atravesamos luego de haber terminado una relación.

Al atravesar esta etapa podrás reafirmar tu decisión y rehacer tu vida o analizar tu decisión considerando los costos que significan perder realmente al otro y volver a intentarlo, pero esta vez estableciendo nuevas bases de la relación. En este caso, esta decisión implicaría cortar el contacto cero y buscar ayuda para trabajar los problemas de la relación e iniciar una relación nueva y diferente a la anterior.

4. Decisión final

En esta etapa etapa, existen solo dos vías el olvido o la segunda oportunidad. En el siguiente artículo, hablamos de las segundas oportunidades.

¿Cuándo cortar el contacto cero?

Es importante saber que si tu deseo es rehacer tu vida, olvidar y alejarte, no es necesario cortar el contacto cero y la mera toma distancia hará que la vida de ambos se vaya separando. No es necesario volver a hablar con tu ex.

Por otro lado, si luego de atravesar las diferentes fases de la técnica de contacto cero, determinaste, conscientemente, que quieres darle una segunda oportunidad a tu relación, analizando los pros y contra que eso implica, veamos cómo cortar el contacto cero:

  1. Lo primero que debes hacer es retomar el contacto y ver si la otra persona ha decidido lo mismo que tú en este período de ausencia. Retomar el contacto con tu ex pareja en este sentido debe ser un trabajo lento y paulatino, donde comiencen a conectar poco a poco para retomar el contacto y generar una conversación.
  2. Es muy importante conversar de lo ocurrido y que ambas partes puedan expresar sus sentimientos, sensaciones, pensamientos y determinaciones. Conversar acerca de lo qué sintieron en la ausencia del otro, qué los llevo a la determinación de querer regresar, por qué creen que es importante darse una nueva oportunidad, qué creen que sería lo bueno y lo malo de tomar esa decisión. Cómo creen que podría sobrellevar esta vez sus diferencias, etc.
  3. Luego de esto, es bueno usar el tiempo a tu favor y analizar la relación anterior en retrospectiva. Probablemente, el tiempo os ha servido a ambos para poder ver la anterior relación de otra manera e identificar las cosas que no os gustaban de ella.
  4. Es importante poner este tipo de cosas sobre la mesa, porque son las cosas que se deben trabajar para recuperar la relación, repararla y poder seguir adelante.
  5. Teniendo en claro esto, es importante pedir ayuda profesional ya que probablemente aunque sean capaces de identificar cuál es el problema, no cuenten con las herramientas necesarias para hacerlo o haya otros problemas que se les escapen.
  6. Una vez tomada esta decisión y seguido este paso a paso junto a la ayuda profesional podrán iniciar una relación nueva.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es el contacto cero y cómo se aplica, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sentimientos.

Bibliografía
  • Hernandez J (2010) Cómo aplicar contacto cero. España: Vlovesolution
  • Riso W. (2013) Guía práctica para vencer la dependencia emocional. Phronesis

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué es el contacto cero y cómo se aplica
Qué es el contacto cero y cómo se aplica

Volver arriba