menu
Compartir

Qué es la independencia emocional y cómo trabajarla

 
Por Sara Sanchis. 2 noviembre 2021
Qué es la independencia emocional y cómo trabajarla

La independencia emocional se da en aquellas personas que son capaces de llevar adelante su vida y relaciones personales de manera madura y equilibrada sin depender emocionalmente de nadie. La dependencia emocional supone todo lo contrario, un comportamiento patológico que priva a la persona de un comportamiento libre, real y sincero y la somete a la necesidad de depender del cuidado y aceptación de una tercera persona de la cual depende su propia calma y bienestar.

En este artículo de Psicología-Online, vamos a tratar el tema de la independencia y dependencia emocional y el modo en que se puede conseguir consolidar un estado de mayor independencia emocional. Veamos qué es la independencia emocional y cómo trabajarla.

También te puede interesar: Qué es el apego emocional y cómo superarlo

Qué es la independencia emocional

La independencia emocional hace referencia a una actitud interna por la cual una persona puede llevar adelante su vida sin depender de nadie más. Para que este concepto quede bien definido, es importante señalar que esta noción de independencia asume que el ser humano es un ser social que necesita de la relación con los prójimos para tener un nivel de vida saludable. El término "independiente" se utiliza para diferenciarlo del de "dependencia" entendidas como aquellas relaciones patológicas en las que determinadas personas no pueden funcionar por sí mismas sin separarse de otras personas significativas en sus vidas. Entendida de este modo, la independencia emocional constituiría un aspecto importante a desarrollar en la persona como factor favorecedor del crecimiento, desarrollo y madurez personal.

A qué se debe la dependencia emocional

Existen personas que presentan mayores o menores grados de dependencia emocional entendiendo esta, como hemos comentado, como una actitud y conductas con cierto grado de patología en tanto que no les permite funcionar de manera autónoma de no ser que sea en conjunto con determinada persona de su vida.

En caso de que sufras dependiencia emociona, es normal que te preguntes: "¿Por qué soy dependiente emocional?". La dependencia emocional es debida, en la mayor parte de los casos, a una necesidad constante de ser atendidos, tenidos en cuenta y cuidados por los demás. Vamos a ver las dos causas principales:

Carencias emocionales en la infancia

La dependencia emocional suele darse en personas que han sufrido ciertas carencias emocionales durante su infancia y, como mecanismo de defensa para cubrir el vacío que sintieron en ese momento con respecto al amor maternal/paternal esperado y no obtenido, actúan "enganchándose" a determinadas personas como modo de obtener ese amor y cuidado tan anhelado.

Sobreprotección en la infancia

Otros casos de dependencia emocional se pueden dar en personas cuyos cuidadores han sido excesivamente sobreprotectores, sin permitir a la persona desarrollarse de manera autónoma e independiente con respecto a su funcionamiento vital. En ambos casos, los afectados se convierten en personas dependientes emocionalmente. En el siguiente artículo, hablamos de las Consecuencias de la sobreprotección infantil.

¿Cómo saber si una persona es dependiente emocional? Aquí puedes realizar un Test de dependencia emocional.

Cómo conseguir la independencia emocional

¿Cómo se puede ayudar a las personas a conseguir su independencia emocional, entendiendo esta como un modo de vida en el que nos relacionamos de manera cordial, respetuosa y sincera con nuestros prójimos pero con la madurez suficiente como para no engancharnos ni depender de ninguna persona? A continuación, explicaremos cómo alcanzar la independencia emocional.

1. Atender las necesidades afectivas en la infancia

Para que se dé este proceso de manera natural en las personas, resulta fundamental atender correctamente a las necesidades afectivas durante la infancia hasta la adolescencia. En las diferentes etapas de este periodo, los niños y jóvenes necesitan determinados modos de interacción emocional que, de darse correctamente, les otorgarán la madurez emocional suficiente para poder relacionarse abiertamente con personas el resto de su vida, con asertividad, empatía e independencia emocional. Si deseamos educar a nuestros niños con este objetivo, será importante que nos asesoremos, informemos y/o formemos en cuáles son estas necesidades reales de niños y adolescentes y en el modo de abordarlas de manera favorable.

2. Trabajar la independencia emocional en la edad adulta

¿Cómo tener independencia emocional? Veamos las claves para crear independencia emocional:

  1. Tomar consciencia. En el caso de personas que sufren de dependencia emocional, el modo de conseguir romper este modo de vida autodestructivo pasará por ayudar a dichas personas a tomar conciencia de su comportamiento.
  2. Analizar la causa. A partir de aquí, resultará importante indicarles el modo en que este medio de supervivencia se creó e instauró en ellos para, mostrándoles las limitaciones que les supone vivir de este modo.
  3. Trabajo personal. Acompañarles en el proceso de reconstrucción personal que les permitirá rellenar el vacío interior.
  4. Sanar heridas pasadas. En este artículo, explicamos Cómo sanar heridas emocionales del pasado.
  5. Fomentar las relaciones sanas. Adoptar un nuevo modo de vida más sano y equilibrado consigo mismos y con su entorno.
  6. Autoresponsabilidad emocional. Aprender a hacerse cargo de sus propias necesidades y emociones.
  7. Cambiar las creencias irracionales. Aquí explicamos Qué son las creencias limitantes y cómo eliminarlas.
  8. Psicoterapia. El proceso de acompañamiento en esta toma de conciencia y en la adopción de nuevas conductas más independientes será fundamental en la consolidación de la independencia emocional.
  9. Información y lecturas. Algunos autores que pueden ayudarnos en este proceso de acompañamiento o de desarrollo de la propia independencia emocional pueden ser Laura Gutman y Walter Riso son dos de los autores que, con sus libros, pueden ayudarnos a progresar en el complejo proceso de liberación e independencia emocional.

Un ejemplo sería el de una persona cuyo estado emocional depende de la atención y cuidado que reciba de su pareja. En este caso, se mostrará a la persona en cuestión de qué manera su modo de actuar la exime de hacerse responsable de su propia inestabilidad emocional indicándole cómo ha sido su propia conducta, basada en creencias irracionales sustentadas en carencias infantiles (si me cuidan, aman y atienden valgo, si no, no, etc.) la que da lugar a una conducta de dependencia emocional que no le permite ser libre y actuar de manera sana y madura con su pareja.

En este artículo, encontrarás más información sobre cómo superar la dependencia emocional.

Qué es la independencia emocional y cómo trabajarla - Cómo conseguir la independencia emocional

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es la independencia emocional y cómo trabajarla, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Bibliografía
  • Gutman, L. (2006). Crianza. Editorial Del Nuevo Extremo.
  • Riso, W. (2013). Guía práctica para vencer la dependencia emocional: 13 pasos para amar con independencia y libertad (Vol. 1). PHRONESIS SAS.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué es la independencia emocional y cómo trabajarla
1 de 2
Qué es la independencia emocional y cómo trabajarla

Volver arriba