Compartir

¿Qué es la onicofagia? Definición, causas y tratamiento

 
Por Unai Aso Poza. 25 noviembre 2019
¿Qué es la onicofagia? Definición, causas y tratamiento

Morderse las uñas es un hábito muy común, especialmente en los niños y adolescentes. Sin embargo, existen formas patológicas de esta práctica que son consideradas por los manuales psiquiátricos como trastornos del control de los impulsos e incluso variantes de un trastorno obsesivo-compulsivo; es en este último caso cuando hablamos de onicofagia, el término psicológico empleado para definir el hábito incontrolable de morderse las uñas que provoca un malestar clínicamente significativo a la persona.

En este artículo de Psicología-Online vamos a explicar en qué consiste la onicofagia, cuáles son sus posibles causas, así como el tratamiento más indicado para esta práctica compulsiva.

Onicofagia: definición

El término onicofagia deriva de las palabras griegas "onyx" (uña) y "phagein" (comer). En psicología, este hábito compulsivo implica morderse varias o todas las uñas de los dedos de las manos y arrancar o mordisquear las cutículas (los revestimientos exteriores de las uñas). Esta práctica puede ser un comportamiento temporal, relativamente no destructivo, pero también puede convertirse en un problema grave a largo plazo que requiera una intervención terapéutica. En los manuales psiquiátricos, la onicofagia se clasifica como un trastorno del espectro obsesivo-compulsivo y, específicamente, como una conducta repetitiva centrada en el cuerpo.

En los casos más graves, las mordeduras crónicas pueden derivar en daños en el tejido circundante de las uñas y pueden provocar un gran malestar, no solo para la propia persona sino también para su entorno mas próximo, ya que no deja de ser un hábito socialmente inaceptable y antiestético. Es importante saber que, sobre todo en la onicofagia en adultos, puede ser una fuente de sentimientos de culpa y vergüenza, e incluso provocar una estigmatización de la persona que presenta el trastorno en los círculos familiares y en los ámbitos sociales.

Causas de la onicofagia

Las causas que provocan la aparición de la onicofagia no están del todo claras. Morderse las uñas puede verse como un signo de nerviosismo y ansiedad y como un reflejo de una posible alteración emocional o un estado de gran estrés. En las investigaciones se ha observado que las personas que presentan onicofagia tienen una mayor propensión a estados de nerviosismo y ansiedad.

También se ha comprobado que el estrés y la agresividad son factores que agudizan el problema. Además, las personas que se encuentran en estados obsesivos son más propensas a desarrollar este hábito compulsivo como método para rebajar su ansiedad. Aquí encontrarás qué hacer para desestresarte.

La onicofagia también puede ser un comportamiento aprendido a través del condicionamiento vicario (por observación). En la onicofagia infantil, los niños pueden imitar la conducta de morderse las uñas que ven en sus padres o sus cuidadores, al interpretar que es un comportamiento natural y aceptable. Los problemas de desadaptación provocados por cambios bruscos en la unidad familiar o por la pérdida de un ser querido también son el caldo de cultivo idóneo para que se desencadene automáticamente este hábito compulsivo.

Tratamiento de la onicofagia

No existe un tratamiento estándar para la onicofagia, pero la solución más común, barata y ampliamente disponible es aplicar un esmalte transparente y de sabor amargo a las uñas (normalmente benzoato de denatonio). De esta manera, el sabor tan desagradable desalienta el hábito de morderse las uñas y con el tiempo se reduce el comportamiento compulsivo.

Otra forma de abordar este problema es mediante la aplicación de técnicas de terapia conductual. La más utilizada es la técnica de inversión del hábito, un procedimiento terapéutico que busca desaprender el hábito compulsivo de morderse las uñas y reemplazarlo por otra práctica más constructiva y que incluye el entrenamiento para incrementar la conciencia de la conducta indeseada, la monitorización de los propios comportamientos, el entrenamiento en relajación y diversas técnicas motivacionales.

Otras técnicas como el control de estímulos, el uso de pulseras con mensajes recordatorios o los dispositivos de disuasión dental también se han utilizado en el tratamiento de la onicofagia. Además, en los últimos años se han realizado pruebas con el uso de medicamentos, como la n-acetilcisteína, aunque la evidencia de su eficacia es muy limitada.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Qué es la onicofagia? Definición, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Bibliografía
  • Aguado, E. C., & Tena, R. O. (2011). Intervención conductual en un caso de onicofagia. Enseñanza e Investigación en Psicología, 16(1), 103-113.
  • Tanaka, O. M., Vitral, R. W. F., Tanaka, G. Y., Guerrero, A. P., & Camargo, E. S. (2008). Nailbiting, or onychophagia: a special habit. American Journal of Orthodontics and Dentofacial Orthopedics, 134(2), 305-308.

Escribir comentario sobre ¿Qué es la onicofagia? Definición, causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Qué es la onicofagia? Definición, causas y tratamiento
¿Qué es la onicofagia? Definición, causas y tratamiento

Volver arriba