menu
Compartir

Qué es la somatización y cómo curarla

 
Por Andrea Fernández García. 9 junio 2022
Qué es la somatización y cómo curarla

Todos conocemos o hemos vivido en nuestras propias carnes ese momento en el que te empieza a doler la cabeza sin motivo aparente, o bien empiezas a tener molestias. Entonces, vas al médico, pero tampoco te encuentran nada claro, te empiezas a sentir peor y te notas sin fuerza. Cuando te paras a pensar resulta que has estado sometido/a a mucho estrés y eso te ha provocado ansiedad.

¿Qué relación tienen tus molestias con la ansiedad? ¿Por qué ocurren y cómo calmarlas? Estamos hablando de un fenómeno llamado somatización, el cual afecta a más mujeres que a hombres en nuestra sociedad y que, si no se trata debidamente, puede llegar a producir un trastorno psicológico: el trastorno por somatización o de síntomas somáticos. En este artículo de Psicología-Online, hablaremos sobre qué es la somatización y cómo curarla, además de cuáles son sus síntomas y causas más frecuentes.

Qué es la somatización en psicología

El término somatización fue introducido por Stekel (1943) como un proceso hipotético mediante el cual una neurosis profundamente arraigada podría causar un trastorno corporal. Posteriormente, surgieron posturas contrarias como la de Lipowski, quien concibió la somatización como una tendencia a experimentar malestar psicológico en forma de síntomas somáticos que el sujeto interpreta erróneamente como signo de alguna enfermedad física severa.

Actualmente, se puede definir la somatización como múltiples molestias físicas cuyo origen es psicológico. Según el DSM-V[1], las somatizaciones pueden derivar en un trastorno de somatización, clasificado dentro de los trastornos somatomorfos, lo que actualmente conocemos como trastorno de síntomas somáticos.

Características del trastorno de somatización

El trastorno de síntomas somáticos es definido como la presencia de síntomas somáticos múltiples y recurrentes durante un largo período de tiempo. Las características principales son padecer dolor, dificultad al respirar, debilidad física, cansancio y pueden variar de intensidad y de manifestación. El dolor es el síntoma más frecuente normalmente y este puede ir asociado con pensamientos y comportamientos como los siguientes:

  • Preocupación excesiva sobre la posibilidad de padecer alguna o algunas enfermedades.
  • Asociar los síntomas físicos como signos de enfermedades graves.
  • Dificultad para obtener un diagnóstico médico claro debido a la falta de pruebas y evidencias.
  • Revisión constante del cuerpo buscando anomalías.
  • Percepción de los síntomas más intensos que aun padeciendo una enfermedad médica.

El hecho de que estos síntomas, normalmente, no tengan un origen orgánico, provoca que los pacientes frecuenten diferentes servicios de atención sanitaria con tal de encontrar un diagnóstico y un tratamiento definitivo. Como consecuencia, al somatizar y no ser identificadas sus causas, pueden aparecer diferentes psicopatologías asociadas como la ansiedad, el estrés y la depresión.

Generalmente, la enfermedad somática o trastorno de somatización empieza al inicio de la edad adulta, aproximadamente alrededor de los 30 años, y su prevalencia en la población general es del 5 al 7%.

Síntomas de la somatización

Los síntomas que puede presentar una persona que experimenta la somatización se pueden clasificar en las siguientes categorías:

  • Dolores: se manifiestan en cuatro o más zonas diferentes como la cabeza, el abdomen, la espalda, las articulaciones, las extremidades, el tórax o el recto.
  • Alteraciones gastrointestinales: presencia de nauseas e hinchazón abdominal.
  • Disfunciones sexuales: menstruaciones irregulares en mujeres o disfunción eréctil o eyaculatoria en hombres. En este artículo encontrarás más información sobre los trastornos sexuales.
  • Alteraciones pseudoneurológicas: coordinación y equilibrio alterados, parálisis o debilidad muscular, dificultad para tragar, afonía, sensación urinaria, alucinaciones, ceguera, perdida de consciencia, entre otras.

Además de los síntomas de la somatización mencionados anteriormente, la persona puede tener pensamientos, sentimientos o comportamientos excesivos asociados a la preocupación por la salud.

Qué es la somatización y cómo curarla - Síntomas de la somatización

Causas de la somatización

La somatización se ha asociado en numerosos casos a los trastornos de ansiedad. En este sentido, y siguiendo la definición ofrecida por Lipowski, se entiende por somatización la "transformación" de la sintomatología cognitiva y las alteraciones afectivas en enfermedades o dolencias físicas reales que se agravan, o aparecen a causa del estrés y/o debido a altos niveles de ansiedad sostenida en el tiempo.

En este caso, se entiende que la somatización es la expresión afectiva en un plano físico. De esta forma, podríamos determinar que la causa de la somatización se halla en una aflicción psicológica no tratada, generalmente asociada a la ansiedad o a las alteraciones afectivas.

Si te preguntas qué causa la somatización, actualmente, no existe una etiología concreta y definida para explicar por qué aparece este fenómeno, pero podemos concluir que existen diferentes factores predisponentes que generan una vulnerabilidad para padecerlo y que explican porque a algunas personas les pasa y a otras no:

  • Factores biológicos como ser más sensible al dolor.
  • Factores genéticos.
  • Antecedentes familiares: historia clínica familiar y personal de ansiedad o depresión.
  • Factores personales: nivel educativo, menor percepción para identificar y procesar las emociones, personalidad ansiosa o neuroticismo.
  • Factores ambientales: haber experimentado eventos vitales estresantes recientemente, desempleo, estrés social y factores de reforzamiento social al mostrar quejas sobre dolencias
  • Víctimas de abuso sexual o maltrato físico en la niñez.

En algunos casos, cabe destacar que la somatización aparece debido a la existencia de otra patología médica previa como el cáncer o enfermedades cardíacas, entre otras.

Tipos de trastornos de somatización

Existen diferentes tipos de trastorno de somatización incluidos dentro del DSM-V. A continuación, te mostraremos cuáles son:

  • Trastorno de síntomas somáticos.
  • Trastorno de ansiedad por enfermedad o hipocondría.
  • Trastorno de conversión.
  • Trastorno con factores psicológicos que influye en otras afecciones médicas.
  • Trastorno facticio.

Cómo curar la somatización

¿Cómo dejar de somatizar? Este trastorno se puede tratar desde el enfoque de la psicología cognitivo-conductual, ya que, esta corriente tiene en cuenta y se encarga de trabajar con los aspectos conductuales, comportamentales, los pensamientos y otros aspectos psicológicos que pueden estar perjudicando en funcionamiento normal del paciente.

Este tratamiento puede ayudar a aliviar los síntomas de dolor, a tomar consciencia de la existencia de esta problemática, a manejar los pensamientos negativos recurrentes, a saber manejar el estrés y a tener un mejor bienestar y calidad de vida. En los siguientes artículos te explicamos con detalle cómo gestionar el estrés.

En aquellos casos que así lo requieran, también es importante trabajar con el entorno y las cogniciones, de manera que el individuo no pueda obtener beneficios sociales por manifestar sus quejas. El objetivo es eliminar reforzadores sociales que estén directamente implicados en el mantenimiento de la somatización.

Además, si el paciente padece de otros trastornos psicológicos, como la depresión o la ansiedad, buscar un profesional especializado en esta corriente podría ser de gran ayuda. El tratamiento farmacológico, utilizando fármacos antidepresivos y/o ansiolíticos, también está recomendado en estos casos para aliviar los síntomas de la depresión o la ansiedad. Una combinación de este tratamiento junto con el psicológico sería lo más recomendado por los especialistas.

Qué es la somatización y cómo curarla - Cómo curar la somatización

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es la somatización y cómo curarla, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Referencias
  1. American psychiatric association, (2014). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM – 5. Madrid, España. Editorial medica panamericana.
Bibliografía
  • Belloch, A., Sandín, B., Ramos, F., (2009). Manual de psicopatología, volumen II. Madrid. McGraw Hill / Interamericana de España, S.A.U.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Qué es la somatización y cómo curarla
1 de 3
Qué es la somatización y cómo curarla

Volver arriba