Neuropsicología

Qué significa ser una persona neurodivergente: tipos, síntomas y retos

 
Alejandro Garcia Mingrone
Por Alejandro Garcia Mingrone. 19 febrero 2024
Qué significa ser una persona neurodivergente: tipos, síntomas y retos

Ser una persona neurodivergente significa tener una forma de procesar la información y experimentar el mundo que difiere del estándar considerado típico o neurotípico. Las personas neurodivergentes pueden tener habilidades y perspectivas únicas que pueden ser valiosas en diversos contextos. Sin embargo, también pueden enfrentar desafíos en áreas como la comunicación, la interacción social, la regulación sensorial o la organización.

Es importante reconocer y respetar la diversidad neurodivergente, así como trabajar para crear entornos inclusivos que permitan a todas las personas prosperar y contribuir según sus habilidades y necesidades individuales. Para ello, en este artículo de Psicología-Online, te brindaremos información acerca de qué significa ser una persona neurodivergente: tipos, síntomas y retos.

Índice
  1. Tipos de neurodivergencia
  2. Síntomas de neurodivergencia
  3. Retos de las personas neurodivergentes

Tipos de neurodivergencia

En aspectos globales, la neurodivergencia implica que las personas pueden tener un desarrollo superior en algunas áreas y deficiencias en otras. De este modo, estudia la adquisición y procesamiento de información que proviene de los estímulos exteriores. A su vez, también comprende el análisis de los recursos que utiliza un ser humano para llevar a cabo sus actividades cotidianas, así como también sus relaciones sociales, pero no siempre se manifiesta del mismo modo.

Existen varios tipos de neurodivergencia, cada uno con características y desafíos únicos. Los tipos más comunes son los siguientes:

  • Trastorno del espectro autista (TEA): se caracteriza por dificultades en la comunicación, la interacción social y los patrones de comportamiento repetitivos. Las personas con TEA pueden tener intereses intensos y habilidades destacadas en áreas específicas.
  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH): se manifiesta en dificultades para mantener la atención, controlar los impulsos y regular la actividad. Las personas con TDAH pueden ser hiperactivas, impulsivas o tener dificultades para organizarse y completar tareas. En este artículo, te explicamos los diferentes Tipos de TDAH y sus características.
  • Dislexia: implica dificultades para comprender contenidos teóricos mediante la lectura, la escritura y la ortografía. Las personas con dislexia pueden tener habilidades verbales y cognitivas sólidas pero enfrentar desafíos específicos en el procesamiento del lenguaje escrito. No obstante, las personas diagnosticadas con dislexia pueden tener un desarrollo intelectual superior a la media.
  • Síndrome de Tourette: las personas con esta condición experimentan una amplia gama de tics, que van desde movimientos simples como parpadear o encogerse de hombros hasta expresiones faciales complejas o sonidos vocales. Estos tics pueden ser disruptivos y pueden afectar las actividades diarias, las relaciones sociales y la autoestima de quienes los experimentan.
  • Síndrome de Asperger: comparte algunas manifestaciones con el trastorno del espectro autista. Las personas con síndrome de Asperger suelen tener intereses intensos en áreas específicas y pueden exhibir habilidades destacadas en esos campos.

Síntomas de neurodivergencia

Los síntomas de una persona neurodivergente varían ampliamente según la condición específica y la persona afectada. Aquí te presentamos los síntomas generales asociados con diferentes formas de neurodivergencia:

  • Dificultades en la socialización: impedimento para interactuar de manera efectiva y satisfactoria con otras personas. Esto puede manifestarse en problemas para iniciar o mantener conversaciones, comprender las normas sociales o establecer relaciones cercanas.
  • Falta de empatía: se refiere a la dificultad para comprender o reconocer las emociones y perspectivas de otras personas. Las personas con falta de empatía pueden tener dificultades para ponerse en el lugar de los demás o para responder de manera adecuada a las emociones de los demás.
  • Problemas para comprender palabras específicas: dificultad para entender el significado preciso de ciertas palabras o frases. Puede manifestarse en dificultades para comprender el lenguaje figurativo, las metáforas o el vocabulario técnico.
  • Preferencia por actividades rutinarias: indica una tendencia a buscar y disfrutar de actividades que siguen un patrón o una estructura predecible. Las personas con esta preferencia pueden sentirse incómodas o ansiosas ante los cambios en su rutina y pueden tener dificultades para adaptarse a nuevas situaciones.
  • Falta de adaptación a los cambios: refiere a la dificultad para ajustarse o aceptar cambios en el entorno, las rutinas o las expectativas. Las personas con falta de adaptación a los cambios pueden experimentar ansiedad, irritabilidad o malestar cuando se enfrentan a situaciones nuevas o inesperadas.
  • Sensibilidad auditiva, táctil, visual u olfativa: se experimenta una mayor sensibilidad o reactividad a estímulos sensoriales como sonidos, texturas, luces o olores. Esto puede manifestarse en malestar, irritabilidad o sobrecarga sensorial en respuesta a ciertos estímulos.
  • Baja autoestima: indica una evaluación negativa de uno/a mismo/a y una falta de confianza en las propias habilidades y valía. Las personas con baja autoestima pueden sentirse inseguras, desvalorizadas o poco capaces de enfrentar los desafíos de la vida.
  • Deficiencia o superioridad en el desarrollo de áreas intelectuales: se refiere a disparidades significativas en el desarrollo de habilidades intelectuales en comparación con el promedio de la población. Esto puede manifestarse en áreas como el cociente intelectual, el rendimiento académico o las habilidades cognitivas específicas.
  • Imposibilidad de controlar impulsos: incapacidad de regular los impulsos o los comportamientos reactivos, lo que puede llevar a acciones impulsivas o inapropiadas sin considerar las consecuencias.
  • Movimientos corporales rígidos y estereotipados: se refiere a patrones repetitivos y limitados de movimiento corporal, que pueden incluir gestos repetitivos, movimientos inusuales o posturas rígidas. Esto puede estar asociado con condiciones como el trastorno del espectro autista o el síndrome de Tourette.

Aun así, cabe destacar que la presencia aislada de alguno de estos síntomas no representa un cuadro de neurodivergencia. Para obtener un diagnóstico y evaluación preciosos, es fundamental la intervención de un profesional de la salud mental.

Qué significa ser una persona neurodivergente: tipos, síntomas y retos - Síntomas de neurodivergencia

Retos de las personas neurodivergentes

Las personas neurodivergentes pueden enfrentar una serie de retos en diferentes aspectos de sus vidas.

  • Interacción social: las dificultades para comprender las normas sociales no escritas y las señales sociales pueden dificultar la formación de relaciones significativas y la participación en actividades sociales.
  • Comunicación: puede ser difícil para algunas personas neurodivergentes expresar sus pensamientos y sentimientos de manera efectiva, así como entender el lenguaje no verbal o las inferencias sociales en la comunicación.
  • Salud mental: las personas neurodivergentes pueden tener un mayor riesgo de experimentar problemas de salud mental, como ansiedad, depresión o estrés, debido a los desafíos asociados con su condición y las dificultades para adaptarse a las expectativas sociales.
  • Estigmatización y discriminación: la falta de comprensión y aceptación de la neurodiversidad puede llevar a la estigmatización y la discriminación, lo que puede afectar la autoestima y el bienestar emocional de las personas neurodivergentes.
  • Autonomía y vida independiente: ser neurodivergente puede significar enfrentar desafíos para vivir de manera independiente y llevar a cabo actividades cotidianas, como cuidar de uno/a mismo/a, administrar el dinero o planificar el futuro.

Para ayudar a las personas neurodivergentes a afrontar estos retos, por un lado, es crucial ofrecer oportunidades de trabajo, derechos laborales acordes a sus necesidades, así como un ambiente positivo. Por otro lado, también es importante brindar contención familiar y apoyo emocional ante las decisiones de vida, y proporcionar un espacio de escucha sin adoptar una postura discriminatoria.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué significa ser una persona neurodivergente: tipos, síntomas y retos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Neuropsicología.

Bibliografía
  • Fernández Vera, C. (2018). Neurodiversidad y teoría de la mente: Niños con TEA de 4 a 12 años. Universidad Pontificia Comillas.
  • Govela Espinoza, R. (2012). Obstáculos epistemológicos y metodológicos para acercarse a la realidad de las personas con discapacidad intelectual: algunas propuestas. Revista Intersticios Sociales, 3 (1), 1-33.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 2
Qué significa ser una persona neurodivergente: tipos, síntomas y retos