Compartir

Síndrome de Otelo: qué es, síntomas y tratamiento

 
Por Irene Alabau. 30 agosto 2019
Síndrome de Otelo: qué es, síntomas y tratamiento

El síndrome de Otelo es un trastorno de tipo delirante, que se caracteriza por la presencia de celos patológicos y la creencia de que la pareja está cometiendo una infidelidad. El nombre de este síndrome tiene su origen en el personaje principal de la novela Otelo: el moro de Venecia de Shakespeare, ya que este sufre celos incontrolables y enfermizos. Si quieres descubrir más acerca de este síndrome, sigue leyendo este artículo de Psicología-Online: Síndrome de Otelo: qué es, síntomas y tratamiento.

Qué es el síndrome de Otelo

¿En qué consiste el síndrome de Otelo? El síndrome de Otelo se trata de un trastorno delirante basado en los celos, por lo que el tema central del delirio es que la pareja le está siendo infiel. Las personas con este síndrome padecen delirios y pensamientos paranoicos acerca de que la pareja les está engañando y, en consecuencia, sufren celos excesivos y totalmente desproporcionados.

La base del pensamiento y las creencias acerca de la supuesta infidelidad es totalmente irracional y sin fundamento ni motivo alguno. El síndrome de Otelo también es llamado celotipia o delirio celotípico, ya que los celos patológicos mórbidos, o de origen psicótico, son la característica principal y definitoria de este síndrome.

El síndrome de Otelo: cuando los celos son una enfermedad mental

Los celos en el ámbito de la pareja son una reacción emocional que se desarrolla cuando una persona sufre afán de posesión sobre su pareja y siente miedo ante una amenaza de pérdida o experimenta una pérdida real. Los celos en pareja pueden clasificarse de la siguiente manera:

  • Celos ocasionales: se experimentan de manera momentánea, sobre todo ante cambios, pero la persona es capaz de identificar estos miedos y racionalizarlos.
  • Celos reactivos: tienen lugar ante la infidelidad real de una pareja o cuando esta actúa de manera que provoca inseguridad y desconfianza en la otra persona.
  • Celos patológicos de origen no psicótico: celos infundados y enfermizos, la persona que los experimenta presenta actitudes de sospecha e inquietud. Se basan en el control y la posesividad.
  • Celos patológicos de origen psicótico: se refiere a los celos delirantes, la forma más grave de los celos. La persona que los sufre construye un sistema de creencias y conductas alrededor de la idea de infidelidad, sin prueba o fundamento de ningún tipo. Existe distorsión de la realidad, paranoia y conductas comprobatorias que se tornan rituales compulsivos. Este es el tipo de celos presentes en el síndrome de Otelo y la celotípia.
Síndrome de Otelo: qué es, síntomas y tratamiento - El síndrome de Otelo: cuando los celos son una enfermedad mental

Síndrome de Otelo: síntomas

Los síntomas que se identifican con frecuencia en el síndrome de Otelo y lo caracterizan son los siguientes:

  • Presencia de celos extremadamente irracionales, excesivos, enfermizos y delirantes acerca de la supuesta infidelidad de una pareja.
  • A nivel cognitivo, se experimentan pensamientos paranoicos e intrusivos constantes en base a la supuesta infidelidad. Asimismo, las personas con celotpia imaginan situaciones irreales de forma inconsciente que siguen alimentando este delirio.
  • A nivel conductual, se produce un desarrollo de conductas obsesivas de comprobación, con el objetivo de descubrir el engaño por parte de la pareja. También se realizan conductas de búsqueda de detalles y pruebas que apoyen y reafirmen su delirio. Estos comportamientos ocupan la mayoría del tiempo de la persona que sufre el síndrome de Otelo.
  • A nivel emocional, la persona puede experimentar depresión, ansiedad, frustración y en casos extremos agresividad. Estas creencias generan altos niveles de sufrimiento en las personas con este síndrome.
  • Se identifica una alteración en la percepción, por lo que se consideran detalles sin importancia como evidencias de la infidelidad, aunque no se basen en la interpretación lógica.
  • Presencia del sesgo de confirmación, este sesgo consiste en una tendencia a aceptar la información que confirma el punto de vista propia y a rechazar la que no lo haga. Se trata de un sesgo muy común en los trastornos delirantes, por lo que la persona sólo atiende selectivamente a aquellos datos que alimenten su delirio y apoyen su sistema de creencias y teoría.
  • Aunque exista una falta total de evidencias, los celos no desaparecen, la creencia se mantiene con absoluta convicción y se vive como una verdad evidente.
  • Las personas que sufren el síndrome de Otelo creen ser víctimas de una conspiración, y puede llegar a pensar que el resto de personas saben que su pareja le está engañando, y le están mintiendo y ocultándoselo.
  • Las personas con síndrome de Otelo no son capaces de controlar su sintomatología ni lo intentan, ya que no son conscientes de la falsedad de su creencia, que experimentan como una verdad absoluta.
  • El delirio celotípico constituye el elemento central de la vida de la persona con síndrome de Otelo, por lo que se produce una alteración significativa en el resto de esferas de la vida de la persona.
Síndrome de Otelo: qué es, síntomas y tratamiento -  Síndrome de Otelo: síntomas

Síndrome de Otelo: tratamiento

El trastorno celotípico presenta una sintomatología compleja; con alteraciones cognitivas, emocionales y conductuales. Esta complejidad puede causar que no sepas cómo ayudar a una persona con el síndrome de Otelo, pero ¿el síndrome de Otelo tiene cura? Actualmente, la intervención prescrita para la cura del síndrome de Otelo consta normalmente tanto de un tratamiento farmacológico como psicológico. A continuación explicamos el tratamiento de la celotipia a fin de que conozcas cómo tratar el síndrome de Otelo desde una vertiente psicológica.

Tratamiento psicológico para el síndrome de Otelo

  • Técnicas conductuales. Una parte de la intervención se focaliza en la aplicación de técnicas conductuales para abordar las conductas obsesivas de comprobación y de búsqueda de pruebas. Este abordaje se realiza mediante las técnicas de exposición y prevención de respuesta de manera conjunta. La persona con este síndrome elabora junto a la persona profesional una jerarquía de situaciones ansiógenas y se va exponiendo a ellas mediante exposición en la imaginación y exposición en vivo de manera gradual. Ante la exposición a estas situaciones, la persona tenderá a presentar conductas de comprobación y de búsqueda, por lo que se le entrenará en la técnica de prevención de respuesta, para evitar que lleve a cabo estos comportamientos rituales. De esta forma, con ambas técnicas, se produce un mayor hábito y tolerancia a los impulsos, se reduce la ansiedad y no se produce un refuerzo de los comportamientos celotípicos.
  • Técnicas cognitivas. En cuanto a las técnicas cognitivas, se suelen emplear la reestructuración cognitiva y metodología propia de la terapia racional-emotiva de Ellis. El primer paso es que la persona sea consciente de los pensamientos automáticos e intrusivos que tiene, y cómo estos afectan a sus emociones y conducta. Por otro lado, se fomenta que la persona se plantee estos pensamientos como hipótesis y no como verdades absolutas, que se busquen evidencias objetivas a favor y en contra en la terapia. Asimismo, se produce un cuestionamiento de las creencias disfuncionales mediante preguntas que permiten mostrar las incongruencia y contradicciones de las cogniciones. Finalmente, es recomendable que la persona realice registros de sus pensamientos, para ser más consciente de ellos, de las consecuencias emocionales y conductuales de los mismos, y plantee un pensamiento alternativo más racional.
  • Terapia de pareja. Una de las consecuencias del síndome de Otelo es el desgaste y los conflictos en la pareja. Por ello, se recomienda la terapia de pareja, donde se trabajen objetivos como fortalecimiento del vínculo, aumento de la confianza y de la estabilidad en la relación. Para ello, se entrena a la pareja en la técnica de resolución de problemas y en la técnica del entrenamiento en comunicación. Mediante la primera, la pareja mejora sus habilidades a la hora de plantear problemas o dificultades que surjan en la pareja, de planificar diferentes soluciones y de llegar a un acuerdo sobre una de ellas. Por último, con el entrenamiento en comunicación, se fomenta la empatía, la escucha activa, la expresión de sentimientos y necesidades, así como la comprensión del otro punto de vista. El objetivo de esto es reducir los malentendidos y la defensividad en la pareja.
  • Finalmente, es necesario trabajar la autoestima y los mitos del amor romántico de la persona con el síndrome de Otelo. La base de los celos se encuentra en las inseguridades y en los esquemas mentales acerca de cómo deben ser las relaciones de pareja. Es por ello, que es importante fomentar el autoconcepto y la autoestima de la persona con celotipia, ya que normalmente suele encontrarse menguada. Por otro lado, hay que realizar un trabajo sobre la conceptualización de las relaciones de pareja, en la que se realice una deconstrucción de aquellas conductas que la sociedad nos ha inculcado como propias de una relación de tipo romántica. Asimismo, se presentan modelos de relación más sanos basados en la confianza y la comunicación.

En el siguiente artículo encontrarás otros síndromes poco comunes e interesantes.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Síndrome de Otelo: qué es, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Bibliografía
  • Carlen, A. M., Kasanzew, A., & López, A. F. (2009). Tratamiento cognitivo conductual de los celos en la pareja. Revista Electrónica de Psicología Iztacala, 12(3), 173-186.
  • Echeburúa, E., & Fernández-Montalvo, J. (1999). La patología de los celos: análisis descriptivo y propuestas terapéuticas. Análisis y Modificación de Conducta, 25 (99), 5-25.
  • Molero Segrera, M., Casado Méndez, P. R., Fonseca, S., Salvador, R., Jiménez Almaguer, D., Iserns Rondón, D., & del Castillo Remón, I. L. (2017). Síndrome de Otelo. Presentación de caso. Revista del Hospital Psiquiátrico de La Habana, 13(3).

Escribir comentario sobre Síndrome de Otelo: qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Síndrome de Otelo: qué es, síntomas y tratamiento
1 de 3
Síndrome de Otelo: qué es, síntomas y tratamiento

Volver arriba