Compartir

Alogia: significado, causas, síntomas y tratamiento

 
Por Nerea Babarro Rodríguez. 15 mayo 2019
Alogia: significado, causas, síntomas y tratamiento

La alogia es un término que hace referencia a la falta de espontaneidad en el habla de las personas y, como consecuencia, a la disminución de la capacidad de mantener una fluidez en las conversaciones. Así pues, se trata de un empobrecimiento del pensamiento, del lenguaje y de las ideas expresadas verbalmente, con el habla. Si quieres saber más sobre la alogia, te recomendamos seguir leyendo este artículo de Psicología-Online: alogia: significado, causas, síntomas y tratamiento.

Alogia: significado

Alogia: definición

La alogia se caracteriza por ser una alteración en la forma y el contenido tanto del pensamiento como del lenguaje, que se percibe por un empobrecimiento y disminución de la productividad verbal demostrable y observable cuando las personas se comunican oralmente. Las personas que padecen alogia se expresan con un lenguaje de contenido pobre, tanto en su calidad como en su cantidad, de modo que se trata de personas que transmiten poca información, con lentitud y de forma repetitiva.

Así pues, la alogia no se ve relacionada con alteraciones y dificultades motoras para reproducir el habla, sino que está relacionada de forma directa con las alteraciones del pensamiento, hecho que da lugar a dificultades en la capacidad de pensar y de razonar adecuadamente y, como consecuencia, para expresar sus pensamientos mediante el lenguaje, obstaculizando la comunicación.

Alogia y esquizofrenia

La alogia no es considerada como un trastorno mental en sí, sino que hace referencia a una de las alteraciones o síntomas propios de algunos trastornos mentales, como por ejemplo, es uno de los síntomas negativos de la esquizofrenia, dando lugar a un lenguaje que suele obstaculizar la comunicación de las personas que lo padecen.

Causas de la alogia

Las causas que originan la alogia están relacionadas con el cerebro y se encuentran explicadas a continuación:

  • Disminución de la segregación de dopamina: la dopamina es un neurotransmisor que desarrolla distintos tipos de funciones en el cerebro de las personas, entre estas funciones encontramos el lenguaje y el pensamiento. En este sentido, la disminución de la cantidad de dopamina recibida en ciertas áreas del cerebro de lugar al origen de la alogia.
  • Padecer un trastorno o patología concreto: el hecho de padecer un trastorno que tiene como síntoma la alogia puede resultar una de las causas de padecerla, ya que aumenta la posibilidad de padecer una disminución de la cantidad de dopamina en áreas concretas del cerebro. Un trastorno que presenta alogia es la esquizofrenia.
  • Lesiones cerebrales: otra posible causa de la alogia es el hecho de haber sufrido lesiones cerebrales que hayan dañado las áreas del cerebro concretas, coincidiendo con las áreas comentadas en la causa relacionada con la segregación de dopamina.

Síntomas de la alogia

Las personas que padecen alogia, asociada a algún trastorno o patología, presentan los siguientes síntomas:

  • Lenguaje pobre: la pobreza del lenguaje es uno de los síntomas de la alogia que hace referencia a la poca espontaneidad del habla, la poca fluidez, respuestas cortas o monosilábicas, entre otros.
  • Contenido del lenguaje pobre: el contenido del discurso es poco informativo, impreciso, repetitivo y/o muy abstracto o, por lo contrario, muy concreto.
  • Bloqueo del pensamiento: es el llamado “quedarse en blanco”, es decir, se trata de una interrupción del pensamiento que da lugar a perder el hilo de la idea principal del discurso, hecho que provoca una cierta desorientación cuando la persona recupera su capacidad de pensar.
  • Lentitud en la respuesta: otro de los síntomas de la alogia es el tiempo de distancia entre la respuesta que da el sujeto con alogia a una pregunta realizada por personas externas. Así pues, las personas que padecen alogia dejan un espacio de tiempo más largo para responder a las preguntas en comparación a las personas que no lo padecen. Este aumento en el tiempo de respuesta es debido a la dificultad para desarrollar ideas y organizarlas correctamente.
  • Significados literales: las personas que padecen alogia acostumbran a presentar dificultades para comprender aquello abstracto, por lo que sus pensamientos únicamente están basados en el significado literal de las palabras. Por esta razón, las personas que padecen alogia suelen presentar dificultades para comprender un lenguaje metafórico y simbólico.
  • Síntomas sociales y emocionales: el hecho de padecer dichas dificultades en el pensamiento y el habla puede dar lugar a una serie de aspectos negativos, como el aislamiento social, la falta de iniciativa, la disminución de la vitalidad, entre otros. Habitualmente esto es debido a las consecuencias emocionales negativas de las alteraciones del pensamiento y del lenguaje, que provocan las dificultades de comunicación y de socialización. Sobre todo teniendo en cuenta que la base de la socialización es la comunicación.

Tratamiento de la alogia

El tratamiento de la alogia viene muy determinado en función de la patología a la cual esté asociada. Por eso, es muy importante acudir a un especialista para que pueda realizar un diagnóstico adecuado. Habitualmente se realiza una combinación de tratamientos, teniendo en cuenta el tratamiento farmacológico y el tratamiento psicológico.

Tratamiento farmacológico de la alogia

Por un lado, en cuanto al tratamiento farmacológico, los fármacos más usados para tratar la alogia son los antipsicóticos, ya que se encargan de aumentar los niveles de dopamina necesarios para poder ejercer determinadas funciones relacionadas con el pensamiento y el habla.

Tratamiento psicológico de la alogia

Por otro lado, en cuanto al tratamiento psicológico, habitualmente se llevan a cabo terapias conductuales o cognitivo-conductuales. Este tipo de terapia engloba distintas técnicas, terapias y procedimientos de intervención psicológica que se dirigen a tratar problemas y trastornos psicológicos que pueden afectar al paciente en sus interacciones en distintos contextos y, además, también se usan para tratar el desarrollo y la optimización de las potencialidades y de las habilidades del paciente. Así pues, recurrir a la terapia cognitivo-conductual puede fomentar y favorecer la adaptación del paciente a su entorno, así como mejorar e incrementar su calidad de vida.

Además, también puede resultar muy beneficioso combinar los tratamientos ya mencionados con la logopedia. Acudir al logopeda puede ayudar al paciente a mejorar en relación a sus dificultades de comunicación, incluyendo la voz, el habla, el lenguaje verbal y no verbal, el lenguaje escrito, entre otros. En definitiva, la función del logopeda en estos casos engloba el tratamiento del uso del lenguaje en general.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Alogia: significado, causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Bibliografía
  • American Psychiatric Association. (2014). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. DSM 5. 5ª Edición. EEUU: Panamericana.
  • Hernández, J. (2008). Desorden del pensamiento: una visión desde el lenguaje. Revista de la Facultad de Medicina, 56(4), 353-362.
  • Regader, B. (s.f.). Alogia: causas, síntomas, enfermedades relacionadas y tratamiento.
  • Ruiz, M.A., Díaz, M.I., y Villalobos, A. (2012). Manual de técnicas de intervención cognitivo conductuales. Desclée de Brouwer.

Escribir comentario sobre Alogia: significado, causas, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Alogia: significado, causas, síntomas y tratamiento
Alogia: significado, causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba