Terapia de pareja

Cómo afectan los porros a la relación de pareja

 
Ana Díaz Azorín
Por Ana Díaz Azorín. Actualizado: 4 junio 2024
Cómo afectan los porros a la relación de pareja

La marihuana es una droga cada vez más popular y aceptada en nuestra sociedad, sin embargo, su consumo continuado puede tener efectos negativos en las relaciones de pareja. Desde problemas de comunicación y dificultades en la toma de decisiones, hasta cambios en la libido y la actividad sexual, el consumo de marihuana puede poner en jaque la relación de pareja.

Cuando uno de los miembros de la pareja tiene dependencia o problemas de adicción relacionados con la marihuana, esto puede agravar aún más la situación. En este artículo de Psicología-Online exploraremos cómo afectan los porros a la relación de pareja.

También te puede interesar: Cómo tener una relación de pareja sana
Índice
  1. Cómo saber si tu pareja fuma porros
  2. ¿Puede el consumo de marihuana afectar la relación de pareja?
  3. Efectos de la marihuana en las relaciones de pareja

Cómo saber si tu pareja fuma porros

El consumo de marihuana puede tener efectos negativos en la salud física y mental de una persona, por lo que es normal que estés preocupado si sospechas que tu pareja consume marihuana. Existen una serie de indicios que pueden ayudarte a saber si tu pareja fuma porros:

  • Olores: el consumo de marihuana suele dejar un olor fuerte y muy característico. Este olor puede persistir en la ropa, el aliento, la piel o el cabello del consumidor de marihuana. También se nota si en una habitación se ha fumado o se almacenan los objetos necesarios para fumar. Si tu pareja consume marihuana puede tratar de ocultar el olor usando perfume o colonia, masticando chicles para camuflar el aliento o usando incienso o ambientadores en la habitación donde fuma.
  • Ojos enrojecidos: un indicio frecuente del consumo de marihuana son los ojos enrojecidos. Así pues, si notas este enrojecimiento en los ojos de tu pareja, puede indicar que fuma porros. Sin embargo, no puedes confiar únicamente en este signo de manera aislada como una prueba del consumo de marihuana. Los ojos rojos también pueden tener otras causas, como alergias, enfermedades, la falta de sueño, llanto reciente, irritación o exposición excesiva al sol.
  • Artículos relacionados con el consumo de marihuana: si tu pareja posee artículos relacionados con el consumo de marihuana, es una señal de que es posible que esté fumando porros. La marihuana se puede consumir de diferentes maneras, por lo que las personas que la consumen frecuentemente disponen de papeles de liar, bolsas pequeñas, mecheros, grinders y picadores de marihuana, bongs, pipas y otros accesorios.
  • Cambios en el comportamiento: el consumo de marihuana puede afectar el comportamiento de una persona. Causa cambios en su estado de ánimo y en la forma de relacionarse con los demás. Si tu pareja ha cambiado su comportamiento de forma significativa, extraña e incluso errática, puede ser una señal de que está consumiendo marihuana.
  • Risas incontrolables y/o inapropiadas: cuando una persona está bajo los efectos de la marihuana, es posible que se ría sin control, incluso en momentos inadecuados. También es posible que haga chistes de manera espontánea o sin venir a cuento, y le resulten graciosas cosas aparentemente neutrales. Esto se debe a que la marihuana puede causar euforia y comportamiento desinhibido.
  • Desorden en los hábitos alimentarios: el consumo de marihuana puede afectar al apetito de una persona, causando un aumento o una disminución del mismo. Así pues, para saber si tu pareja fuma porros, presta atención a sus hábitos alimentarios. Frecuentemente, fumar marihuana estimula el apetito, por lo que son frecuentes los atracones después de fumar. Una persona que ha estado fumando porros puede tener “antojos” y picar más de lo habitual, especialmente comida rápida y poco saludable.
  • Patrón de sueño alterado: el consumo de marihuana puede afectar el patrón de sueño de una persona, causando insomnio o somnolencia. Lo más frecuente en las personas que consumen duerman en exceso y se despierten más tarde de lo habitual. Los malos hábitos de sueño son un signo común del consumo de marihuana.
  • Falta de energía y pérdida de motivación: es frecuente que las personas que fuman porros no tengan energía y pierdan la motivación fácilmente. Si ha perdido el interés en actividades que antes le importaban y se muestra apático, esto puede ser un signo de que tu pareja fuma porros.
  • Mareos y descoordinación: si tu pareja ha consumido marihuana recientemente puede marearse o parecer descoordinado. Si tropieza mucho, actúa de forma inusualmente torpe puede que sea debido a haber fumado porros.
  • Ralentización del tiempo de reacción: la marihuana afecta a la percepción del tiempo del consumidor y puede hacer que su tiempo de reacción sea mucho más lento que cuando está sobrio. Por ejemplo, si estás conversando con tu pareja, es posible que tengas que repetir varias veces una frase o que tarde en responder a lo que le planteas. Es posible disminuya su capacidad de mantenerse enfocado en la conversación y puede derivar hacia otros temas no relacionados.
  • Problemas de memoria y concentración: el consumo de marihuana perjudica la función de la memoria. Si tu pareja fuma porros, es posible que tenga dificultades para recordar algo que acaba de suceder o que le cueste mantener el hilo de la conversación.
  • Cambios en el rendimiento académico o laboral: una de las consecuencias del consumo excesivo de marihuana es que afecta a la memoria, la atención y al rendimiento académico o laboral. Si está experimentando problemas en el ámbito laboral o su rendimiento académico ha disminuido, es posible tu pareja fume porros.
  • Paranoia: si bien la marihuana a menudo crea un efecto relajante o eufórico, también puede causar agitación, ansiedad o pensamientos delirantes. Presta atención a comportamientos de tu pareja que incluyan pensamientos de sospecha, suspicacia y persecución. Por ejemplo: “todo el mundo me está vigilando”. En este artículo verás cuáles son los efectos de las drogas en el sistema nervioso.
  • Problemas económicos y legales: las personas que consumen marihuana tienen que costear esta droga, por lo que tienen una necesidad constante de dinero. Además, el consumo de marihuana tiene implicaciones legales en algunos países y puede tener consecuencias legales para la persona, especialmente cuando transporta la sustancia ilegal de un lugar a otro. Si tu pareja gasta la mayor parte de su dinero para fumar porros, puede ser una advertencia del consumo problemático de esta sustancia.

Es importante tener en cuenta que la marihuana afecta a las personas de diferentes maneras, por lo que los signos y síntomas de su consumo pueden variar de un individuo a otro. Además, una señal aislada no es una prueba inequívoca de consumo, sino que suele ser el conjunto de muchos signos. Si te preocupa que tu pareja pueda estar fumando porros, y has observado varias señales y sintomatología asociada al consumo, intenta comunicarle tu preocupación para que pueda explicarse y podáis encontrar juntos una solución.

Cómo afectan los porros a la relación de pareja - Cómo saber si tu pareja fuma porros

¿Puede el consumo de marihuana afectar la relación de pareja?

Aunque cada relación es diferente, dependiendo de las personas y el contexto, en general, podemos afirmar que el consumo de marihuana afecta a la relación de pareja. De manera frecuente, el consumo de marihuana puede causar problemas de comunicación, dificultades en la toma de decisiones importantes de forma individual y en la relación, y cambios en la libido y la actividad sexual, ya que los porros afectan a la erección.

Además, el hecho de que un miembro de la pareja fume porros también puede provocar problemas económicos cuando la persona que consume gasta demasiado dinero en ello. Además, si desarrolla una dependencia o problemas de adicción a la marihuana, lo cual es muy probable, los problemas pueden agravarse. Este contexto puede generar una gran tensión y conflictividad en la relación como consecuencia de la adicción, de los efectos de la sustancia y del impacto en la vida diaria.

Así pues, es importante tener en cuenta que el uso excesivo de cualquier sustancia, incluida la marihuana, puede tener efectos negativos en la salud física y mental, así como en las relaciones interpersonales. En este artículo analizamos si un drogadicto puede cambiar por amor.

Efectos de la marihuana en las relaciones de pareja

Si quieres saber cómo afectan los porros a la relación de pareja, debes tener en cuenta que sus efectos pueden variar dependiendo de la persona, de la relación, de la frecuencia del consumo y del contexto en el que se produce. Sin embargo, de manera general, en la literatura científica se destacan algunos efectos significativos que el consumo de marihuana puede tener en las relaciones de pareja. Los explicamos a continuación.

1. Problemas de comunicación

Uno de los principales problemas de pareja por drogas es la falta de comunicación. El consumo excesivo de marihuana puede afectar la capacidad de una persona para comunicarse de manera clara y efectiva con su pareja, lo que puede afectar en la dinámica de la relación.

¿Cómo afectan los porros a la personalidad? Algunas personas pueden experimentar cambios en su estado emocional y cognitivo debido al consumo de marihuana, lo que puede afectar su capacidad para comunicarse de manera efectiva con su pareja. Además, fumar porros también puede aumentar los niveles de ansiedad y paranoia, lo que puede dificultar una comunicación abierta y sincera. En este artículo verás cómo calmar la ansiedad por drogas.

Además, el consumo de marihuana puede provocar una falta de atención a las tareas y responsabilidades cotidianas, lo que puede generar conflictos en la pareja. Si un miembro de la pareja sospecha que el otro está fumando porros en secreto, esto también puede provocar problemas de confianza.

2. Cambios en la libido y la actividad sexual

La marihuana puede afectar la libido y la capacidad de una persona para tener relaciones sexuales. Un estudio publicado en el Journal of Sexual Medicine[1] demostró que el uso prolongado de marihuana puede provocar disfunción sexual en hombres y mujeres.

Los investigadores encontraron que los hombres que fumaban marihuana con regularidad tenían una menor frecuencia de erecciones matutinas y una mayor dificultad para lograr y mantener una erección. Además, también observaron una disminución en la frecuencia y la calidad de las relaciones sexuales entre los consumidores de marihuana.

Así pues, el consumo prolongado de marihuana puede provocar disfunción sexual en hombres y mujeres, disminución de la libido y dificultad para lograr o mantener una erección o un orgasmo, lo cual puede perjudicar a la satisfacción de la intimidad con la pareja y de la relación en general.

3. Problemas económicos

¿Cómo afectan los porros a la relación de pareja? Otro ámbito en el que puede afectar es el económico. Por un lado, el hecho de fumar porros puede contribuir a la disminución de la motivación y el rendimiento laboral, lo que afecta la capacidad de una persona para mantener un trabajo y ganar dinero.

Por otro lado, el consumo de marihuana suele ser costoso, ya que normalmente se consigue de forma ilegal, pues su consumo no está autorizado en la mayoría de países. Así pues, su consumo puede generar gastos adicionales. Esto puede conllevar un gran gasto económico para la persona que fuma, lo cual repercutirá cuando se trasladen estos problemas económicos y tensiones a la relación de pareja.

4. Deterioro en la intimidad y confianza

La adicción a la marihuana puede causar problemas de confianza y deteriorar la relación, ya que el adicto puede mentir o esconder a su pareja su consumo. Además, la dependencia puede causar cambios en la personalidad y el comportamiento del adicto, lo que repercute en la sensación de seguridad e intimidad necesarias para que la relación prospere.

Estos comportamientos pueden hacer que tu pareja sienta desconfianza y esté en estado permanente de sospecha, lo que generará un clima de tensión y recelo poco saludable en la relación. Para estos casos, te recomendamos leer este artículo sobre cómo recuperar la confianza en tu pareja.

5. Problemas de salud

El THC, el compuesto psicoactivo presente en la marihuana, puede causar una serie de problemas de salud, tanto físicos como mentales. Estos problemas varían dependiendo del tipo de marihuana, así como el método de cultivo, procesamiento y frecuencia de consumo. Así pues, el impacto en la salud puede variar dependiendo de estos factores.

En cuanto a la salud física, su uso prolongado puede aumentar el riesgo de enfermedades pulmonares, como bronquitis y neumonía. También puede aumentar el riesgo de tener problemas cardíacos, ya que el THC puede aumentar la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Además, el uso de marihuana puede causar problemas de fertilidad, tanto en hombres como en mujeres.

En cuanto a la salud mental, fumar porros puede causar alteraciones en el pensamiento, la memoria y la concentración, así como alteraciones en el juicio y la coordinación. Además, está relacionado con la ansiedad, la depresión y con trastornos psicóticos, como alucinaciones y delirios. Por último, el consumo de marihuana también está relacionado con el deterioro cognitivo a largo plazo.

Todas estas consecuencias en la salud producidas por el consumo de marihuana no solo tienen un impacto significativo en la vida de la persona que consume, sino que pueden erosionar y dañar su relación de pareja. Como conclusión, es importante destacar que hay que ser consciente de sus efectos perjudiciales, y de cómo afectan los porros a la relación de pareja, para tratar de prevenir las consecuencias más graves.

Si tienes sospechas de que tu pareja fuma porros, es importante que se lo comuniques y habléis de forma clara y honesta para poder trabajar juntos y encontrar maneras de abordar cualquier problema que pueda surgir.

Cómo afectan los porros a la relación de pareja - Efectos de la marihuana en las relaciones de pareja

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo afectan los porros a la relación de pareja, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Terapia de pareja.

Referencias
  1. Sun, A. J., & Eisenberg, M. L. (2017). Association between marijuana use and sexual frequency in the United States: a population-based study. The Journal of Sexual Medicine, 14(11), 1342-1347.
Bibliografía
  • Fleming, C. B., White, H. R., & Catalano, R. F. (2010). Romantic relationships and substance use in early adulthood: An examination of the influences of relationship type, partner substance use, and relationship quality. Journal of health and social behavior, 51(2), 153-167.
  • McGlothlin, W. H., & West, L. J. (1968). The marihuana problem: an overview. American Journal of Psychiatry, 125(3), 370-378.
  • Testa, M., Wang, W., Derrick, J. L., & Leonard, K. E. (2018). Marijuana use by intimate partners: Does discrepant use impair relationship functioning?. Psychology of Addictive Behaviors, 32(4), 475.
  • Volkow, N. D., Baler, R. D., Compton, W. M., & Weiss, S. R. (2014). Adverse health effects of marijuana use. New England Journal of Medicine, 370(23), 2219-2227.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Cómo afectan los porros a la relación de pareja