Compartir

Cómo dejar de sentirse culpable por todo

Cómo dejar de sentirse culpable por todo

Todas las personas hemos experimentando en algún momento de nuestras vidas el sentimiento de culpa. Este sentimiento, a pesar de ser bastante incómodo y molesto, también suele traer consigo aspectos sumamente positivos si se transforma en responsabilidad. Si no existieran las responsabilidades, existiría un caos tremendo en la sociedad ya que probablemente la mayoría estaríamos involucrados en actos potencialmente dañinos para los demás e incluso para nosotros mismos, las relaciones entre las personas serían cada vez más complicadas, entre otras cosas. Es por ello que, si sabemos utilizar el sentimiento de culpa de manera positiva, esto nos puede ayudar a ser cada vez mejores, seguir creciendo como personas y a mejorar nuestras relaciones interpersonales.

Sin embargo, en este artículo vamos a enfocarnos en ese sentimiento de culpa que nos impide vivir tranquilos y que incluso nos hace sentir culpables por todo lo que nos pasa aún sin serlo realmente. Por lo que si eres una persona que no deja de sentirse culpable por todo y te gustaría cambiar esta situación, en este artículo de Psicología-Online: cómo dejar de sentirse culpable por todo, te brindaremos una serie de consejos que te ayudarán a eliminar ese sentimiento de culpa que únicamente te está haciendo daño.

Cuando te sientes culpable de todo: las principales razones

Existen muchas razones por las cuales una persona puede llegar a experimentar culpa y encontrarse pasándolo mal y sufriendo por ello. Sin embargo entre las principales razones podemos destacar las siguientes:

  • Condicionamientos adquiridos desde la infancia. Generalmente desde niños siempre nos enseñan que debemos de portarnos bien y de actuar de una determinada manera porque sino estaremos dejando de hacer lo “correcto”. Estos condicionamientos están determinados por cuestiones morales que dicta la sociedad, por la religión, las creencias de nuestros padres y/o cuidadores, etc.
  • Necesidad de reconocimiento y aprobación. Desde pequeños solemos realizar ciertas conductas con el fin de ganar la aprobación de los padres ya que de esta manera nos sentimos más queridos y aceptados. Todo esto se puede ver reflejado en algunas ocasiones en nuestra relación con otras personas en donde aparece aquel sentimiento de aprobación que surgió en nosotros desde niños.
  • Temor a sentirnos “malas personas”. La mayoría de las personas ha llevado a considerar que el hecho no llegar a sentirse culpables los convierte en “malas personas”, por lo que intentan por todos los medios experimentarlo.
  • No hacernos responsables de nuestros actos. Algunas personas prefieren cargar toda su vida con el sentimiento del culpa a querer remediar lo que hicieron en algún momento ya que puede implicar para ellos hacer un gran sacrificio.
  • Pensar que nos merecemos sentirnos así. Muchas personas no pueden desprenderse de su sentimiento de culpa ya que realmente creen que por lo que hicieron merecen estar sufriendo y torturándose continuamente a si mismos.
  • No hemos respetado nuestras normas o las de otros. Otro aspecto por el cual tendemos a sentirnos culpables es porque sentimos que no hemos respetado nuestros límites o normas personales que nos habíamos propuesto. También podemos sentirnos culpables por no haber respetado las de otras personas.
Cuando te sientes culpable de todo: las principales razones

Cómo dejar de sentirse mal: 5 pasos

  1. Identifica si la culpa que sientes es positiva o negativa. Recuerda que la culpa positiva es aquella que te invita a mejorar ya que en caso de que las cosas se puedan solucionar, se solucionan y sino se aprende de ello y nos quedamos con una nueva experiencia que nos ayuda a crecer. La culpa negativa es aquella que se encarga de torturarnos día con día y que no nos deja espacio para obtener el nuevo aprendizaje que nos está queriendo dejar.
  2. Consecuencias que trae consigo la culpa. Reflexiona acerca de las consecuencias que ha traído a tu vida el sentirte culpable. Por ejemplo, entre las consecuencias más comunes se encuentran el estar viviendo preocupado e incluso estresado por estar pensando constantemente en aquello que ocurrió que ya no se puede remediar, castigarte y sentir que no mereces nada bueno en tu vida, torturarte a ti mismo, no poder conciliar el sueño, etc.
  3. ¿Para que continuar culpándote?. Haz una reflexión acerca del motivo por el cual continúas culpándote a ti mismo(a), para ello puedes tomar en cuenta las siguientes preguntas: ¿te va a ayudar a mejorar?, ¿eso va a hacer que soluciones la situación?, ¿si te culpas te sientes mejor persona?, etc.
  4. ¿Qué pasaría si dejaras de culparte? Imagina que pasaría si dejaras a un lado la culpa negativa, aceptaras únicamente aquella positiva y vivieras más tranquilo sin estarte torturando continuamente. Piensa acerca de como sería tu vida y en que cambiaría. Cierra los ojos e imagínate a ti mismo(a) por unos minutos sintiéndote libre, sin culpa, obteniendo un nuevo aprendizaje de cada situación por la que te has culpado siempre.
  5. Aprende a perdonarte. ¿Estás listo para perdonarte? El perdón hacia uno mismo es esencial en cualquier proceso de recuperación. Para ello, te recomiendo que escribas una lista de todas las cosas por las que has estado culpándote y finalmente expongas que te perdonas a ti mismo. Por ejemplo, puedes poner: me perdono por (la situación por la que necesitas perdonarte), la razón por la que lo estás haciendo y como lo tranquilo que te sientes ahora de haberte perdonado y liberado de aquello que te estaba haciendo daño a ti mismo(a).

Consejos para no sentirse responsable de todo

Deja de autocriticarte

A veces, las personas nos criticamos demasiado a nosotros mismos, incluso de manera despiadada, lo cual provoca que la culpabilidad que podamos sentir en algún momento la experimentemos al doble y exagerando lo que realmente es. Hay que aprender a ser más compasivos con nosotros mismos y sinos vamos a criticar que sea de manera constructiva y no destructiva. Es importante darnos un respiro y aumentar nuestro amor propio.

Todos cometemos errores

Cuando nos sentimos culpables podemos llegar a sentir que somos las únicas personas en el mundo que hemos cometido algún error y como si eso fuera lo peor que nos puede pasar. Como sabes, la realidad es que todos y cada uno de nosotros cometemos errores y vamos a seguir haciéndolo, es algo que tenemos que aceptar. Los errores, si los tomamos como deberíamos hacerlo, nos ayudan a seguirnos desarrollando como personas y nos impulsan a ser cada vez mejores.

Hay situaciones que no podemos evitar

Otra cosa que debemos de aceptar es que no podemos tener el control de todo. De hecho carecemos de control de la mayoría de las situaciones que ocurren en la vida. Un ejemplo que es muy común en este tipo de casos es que algunas personas tendemos a culparnos por cosas como la muerte de un ser querido, en donde sentimos que pudimos haber hecho algo porque no ocurriera, sin embargo no es así y tenemos que aprender a perdonarnos.

Ofrécete a ayudar

En caso de que hayas cometido un error y de manera voluntaria o involuntaria hayas hecho daño a otra persona, tal vez no puedas remediarlo. Sin embargo, hay muchas otras cosas que puedes hacer para mejorarlo, por ejemplo, cambiar de actitud con esa persona, ayudarla en lo que puedas, en pocas palabras demostrarle tu sincero arrepentimiento mediante tus acciones.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo dejar de sentirse culpable por todo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Emociones.

Escribir comentario sobre Cómo dejar de sentirse culpable por todo

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Me encanto, pues es la realidad de muchos que nos sentimos culpables por diferentes situaciones.
Excelente para nuestra vida cotidiana

Cómo dejar de sentirse culpable por todo
1 de 2
Cómo dejar de sentirse culpable por todo

Volver arriba