Compartir

Cómo eliminar los prejuicios y estereotipos

 
Por Maite Nicuesa. 30 abril 2018
Cómo eliminar los prejuicios y estereotipos

Desde el punto de vista filosófico, la verdad es una de las principales metas del conocimiento. No todo objeto de estudio puede ser analizado como un objeto científico. ¿Qué ocurre con los hechos humanos? Sin duda, los prejuicios y los estereotipos son una manifestación de la visión distorsionada de la realidad por parte del ser humano.

Cuando observas desde tus propios prejuicios a alguien o cuando tú eres visto desde esta perspectiva, no existe objetividad en la observación del modo de ser ajeno. Un acto de libertad interior y de sabiduría vital es tener la disposición para no quedar encasillado en esos estereotipos tan desdibujados. ¿Cómo eliminar los prejuicios y estereotipos? En Psicología-Online te lo contamos.

7 consejos para superar los prejuicios y estereotipos

Para poder eliminar los prejuicios y estereotipos es importante que hagas una reflexión profunda acerca de tu mentalidad y tus ideas preconcebidas. Aquí te mostramos 7 consejos que seguro te ayudarán:

  1. Evita extraer conclusiones anticipadas cuando conoces a un grupo nuevo de gente. Por ejemplo, cuando te apuntas a un curso y conoces a tus nuevos compañeros de clase. Es fundamental que te des tiempo porque a partir de tu propia experiencia vas a descubrir cómo en la convivencia cotidiana con esas personas haces nuevas amistades. Sin embargo, no puedes precedir desde el primer día de clase quiénes van a ser tus mejores amigos a partir de las primeras impresiones que son tan imprecisas.
  2. Humildad. Para ser más prudente a partir de ahora, intenta pensar en las ocasiones anteriores de tu vida en las que viviste la situación real de darte cuenta de que la opinión que tenías sobre una persona era totalmente equivocada. Así ocurre en aquellas ocasiones en las que una persona tuvo un comportamiento ejemplar que te dio una lección a ti.
  3. Empatía. ¿Cómo te sientes tú cuando sabes que te están juzgando sin darte la oportunidad de conocerte de verdad? La medicina de la empatía es fundamental para corregir este tipo de comportamiento. ¿Qué actitudes has observado en quienes han actuado contigo de este modo en algún momento de tu vida? Identifica esos comportamientos para evitarlos. Aquí te descubrimos algunos rasgos de una persona que tiene poca empatía para que aprendas a detectarlas.
  4. Observa las excepciones a la norma. Frente al funcionamiento propio de los prejuicios que muestran una visión distorsionada de la realidad, confronta la realidad de un dato objetivo que rompe con esa información. Por ejemplo, si una persona tiene el prejuicio de creer que la diferencia de edad en la pareja afecta de forma negativa al amor, seguro que puede observar a su alrededor algún caso de dos personas que, más allá de la diferencia de edad, proyectan su felicidad a su alrededor.
  5. Alimenta tu mente con estímulos de cultura. La educación constante es la mejor medicina para reducir el impacto que los prejuicios y los estereotipos pueden producir en nuestra vida. La cultura alimenta el sentido crítico y reflexivo, es decir, nos ayuda a pensar. Algo importante porque los estereotipos nos llevan al punto contrario de extraer conclusiones precipitadas. Por tanto, herramientas como la lectura, la filosofía, el cine, el teatro, el arte y las conversaciones con amigos son especialmente educativas para alcanzar la profundidad del conocimiento.
  6. Tener amigos en grupos diferentes. Por medio de la experiencia práctica de las habilidades sociales también puedes superar el prejuicio de los estereotipos. Si tienes la oportunidad de establecer lazos de amistad con distintas personas, este hecho te ayuda a crecer. Cuando además de tu grupo de amigos de la infancia o la adolescencia, disfrutas de planes con compañeros de trabajo y personas de la universidad, por ejemplo, amplías tu marco de conocimiento porque cada ser humano es irrepetible.
  7. Reconoce cuáles son tus prejuicios. Muchas personas los reprimen y cuando actúan de este modo no se dan la oportunidad de cambiar. Por el contrario, al asumir aquellas ideas limitantes que te condicionan, eres más consciente de cuándo estás actuando a partir de este criterio interno y tienes más oportunidades de corregirte a ti mismo porque el pensamiento es una inspiración constante para el obrar.
Cómo eliminar los prejuicios y estereotipos - 7 consejos para superar los prejuicios y estereotipos

La flexibilidad mental como herramienta para superar los prejuicios

Ahora que ya sabes cómo eliminar los prejuicios y estereotipos, llegamos a la conclusión de que el pensamiento flexible más allá de cualquier tipo de rigidez mental, es la mejor herramienta para superar los prejuicios y entender que la vida es especialmente apasionante por su diversidad de matices y formas. Gracias a ello, la vida te sorprende constantemente más allá de tus prejuicios. Y la sorpresa te atrapa frente a lo previsible que tú pensabas que podía ser una situación determinada.

El arte del desapego tan esencial en relación con el plano material también puede aplicarse al ámbito emocional. Llega un momento en el que los estereotipos y los prejuicios pueden pesar tanto que la persona cargue con un lastre que no suma nada. En ese caso, es una decisión consciente dejar ir ese peso a través del desapego.

Cuando los prejuicios vienen a llenar nuestra falta de conocimiento, bien podemos poner en práctica la actitud socrática y recordarnos a nosotros mismos el mensaje universal: "Solo sé que no sé nada".

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo eliminar los prejuicios y estereotipos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología social.

Escribir comentario sobre Cómo eliminar los prejuicios y estereotipos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo eliminar los prejuicios y estereotipos
1 de 2
Cómo eliminar los prejuicios y estereotipos

Volver arriba