Significado de los sueños

Cómo recordar los sueños

 
Mary Dulcinia Lugo
Por Mary Dulcinia Lugo. Actualizado: 8 abril 2024
Cómo recordar los sueños

Registrar tus sueños en un diario o decirte a ti mismo/a que quieres recordarlos son formas efectivas de lograrlo. Aunque las personas soñamos en promedio unas 4 o 5 veces por noche, la mayoría de nosotros no recuerda lo que sueña, lo cual puede ser frustrante, sobre todo, si tenemos en cuenta que la mayoría de los sueños son muy significativos.

El hecho de no recordar lo que soñaste es algo completamente normal dentro del funcionamiento cerebral, porque los episodios oníricos ocurren durante la fase del sueño REM (Rapid Eye Movement o Movimiento Ocular Rápido), en la cual el cerebro muestra una actividad similar a cuando estás despierto. Ahora bien, te has preguntado, ¿por qué algunos sueños son fáciles de recordar y otros no? La respuesta incluye una serie de causas muy variadas como el estrés, ansiedad, trastornos del sueño, falta de sueño REM, o ciertas condiciones de salud, entre otras. En este artículo de Psicología-Online, te explicaremos cómo recordar los sueños, para que tengas a la mano estrategias que te ayuden a revivir lo que soñaste con mucha claridad.

Índice
  1. Establece la intención antes de dormir
  2. Repite la frase «Recordaré mis sueños»
  3. Reproduce tu sueño antes de contarlo
  4. Cuéntale tu sueño a quien tengas cerca
  5. Registra tus sueños
  6. Despiértate durante la fase REM
  7. Practica la relajación y el mindfulness
  8. Prioriza la calidad del sueño antes que la cantidad

Establece la intención antes de dormir

Antes de irte a dormir, di para ti mismo/a que quieres recordar tus sueños al despertar. La sugestión y la programación mental pueden ser poderosas herramientas para mejorar tu capacidad para recordar los sueños. Repite mentalmente que deseas recordar tus sueños al despertar.

Además, también ayuda establecer una rutina saludable del sueño. Reduce la exposición a las pantallas, tómate una ducha tibia, pon música relajante y lee un buen libro para que tu cerebro disminuya su actividad neuronal y puedas entrar con mayor facilidad en las fases del sueño.

Si quieres recordar los sueños, también ayuda tener la habitación a una temperatura agradable, entre los 21 °C a los 25 °C, así como utilizar cortinas oscuras para evitar que entre luz. Además, es importante que establezcas un horario para dormir que sea estable, para que tu cuerpo se acostumbre y se relaje.

Repite la frase «Recordaré mis sueños»

El psicólogo estadounidense y especialista en la higiene del sueño y en la cognición, Robert Stickgold, asegura que si te acostumbras a repetir varias veces antes de dormir la frase «Recordaré mis sueños», le estás dando un mensaje a la mente subconsciente para que se prepare y recuerde los episodios oníricos.

El psicólogo dice que es similar a ordenarle a tu cerebro una lista de cosas que debe ejecutar antes de pasar a la fase de sueño REM, lo que también activa la parte del cerebro llamada corteza prefrontal medial. Aunque no se trata de una ciencia exacta, es una manera efectiva de ordenarle a tu mente lo que debe hacer. Si repites la estrategia con frecuencia, al menos unas dos o tres semanas, obtendrás mejores resultados.

Reproduce tu sueño antes de contarlo

Otra forma de recordar los sueños es reproducirlos de inmediato en tu mente, pero antes de levantarte. No saltes de la cama para contarles a todos tus sueños, ya que no recordarás completamente todos los detalles. Lo ideal es que, al despertar, te tomes un momento en tu cama y repases en tu mente lo que soñaste. Preferiblemente, hazlo varias veces, para que puedas almacenar en tu memoria cada detalle del sueño. Descubre Dónde se almacenan los recuerdos en este artículo.

Cómo recordar los sueños - Reproduce tu sueño antes de contarlo

Cuéntale tu sueño a quien tengas cerca

Si tienes a alguien cerca cuando te despiertes, cuéntale tu sueño. Eso sí, antes de hacerlo, repasarlo mentalmente de manera consiente y en silencio para que no se te escapen elementos clave del episodio. Después, conversa con esa persona y relata lo que soñaste. Esta es una forma activa de mantener tu mente y recordar los sueños.

Puedes coméntaselo a algún familiar o amigo/a que tengas cerca de ti, ya que la finalidad es que repitas los detalles y características de lo que soñaste, y le indiques a tu mente que debe procesar esos recuerdos.

Registra tus sueños

Tener un diario de sueños cerca de tu cama es una de las estrategias más simples y efectivas para recordar los sueños. Anota cualquier detalle, por pequeño que sea, tan pronto como despiertes. Incluye colores, emociones, personas y lugares en tus notas. Estos detalles pueden ayudarte a reconstruir la historia del sueño más tarde.

Puedes escribir el relato en el momento que te despiertes, inclusivo en mitad de la noche, para recordar lo que soñaste. Así pues, para empezar a recordar los sueños lo mejor es escribir tu diario de forma regular. Con el tiempo, verás que tu mente recordará todo lo que soñaste de forma espontánea.

Si buscas un cuaderno útil donde anotar, recordar y clasificar tus sueños, te recomendamos el siguiente:

Despiértate durante la fase REM

Si tienes la capacidad de disfrutar de ciclos de sueño saludables y conciliar el sueño fácilmente, esta estrategia puede ser ideal para ti. Intenta despertarte durante la noche al menos unas tres veces para experimentar más ciclos de sueño REM, fase en la que los sueños son más vívidos. Puedes programar una alarma para que te despierte en intervalos de dos o tres horas de sueño. Esto te proporcionará más oportunidades de recordar tus sueños.

Sin embargo, es importante recordar que esta técnica puede no ser adecuada para todos, ya que podría interferir con la calidad del descanso. De hecho, solo se recomienda si logras conciliar el sueño rápidamente por la noche y mantienes una buena higiene del sueño. Además, es crucial no alterar las horas de sueño recomendadas, que, según los expertos, deben ser de 7 a 8 horas diarias. Mantener un equilibrio adecuado es esencial para asegurar un descanso óptimo. En este artículo, te explicamos todos los detalles del Sueño REM: qué es, duración y características.

Cómo recordar los sueños - Despiértate durante la fase REM

Practica la relajación y el mindfulness

El arte de recordar tus sueños también inicia con una mente tranquila y un cuerpo relajado. La práctica de técnicas como la relajación y el mindfulness puede convertirse en tu aliado más valioso para recordar tus sueños. Aquí te presentamos algunas sugerencias para incorporar estas técnicas antes de dormir:

  • Ejercicios de respiración: realiza respiraciones profundas y lentas, centrándote en cada inhalación y exhalación. Este proceso ayuda a calmar la mente y reduce la ansiedad, creando un estado propicio para recordar los sueños. Aquí te proponemos diferentes Ejercicios de respiración para relajarte.
  • Relajación muscular progresiva: tensa y relaja cada grupo de músculos, comenzando por los pies y ascendiendo hasta la cabeza. Esta técnica no solo libera las tensiones acumuladas durante el día, sino que también te hace más consciente de tu propio cuerpo.
  • Meditación: dedica unos minutos diarios a la meditación para fortalecer la conciencia y la claridad mental. Esto potenciará la retención de tus sueños de manera más vívida. Al mantener una mayor conciencia durante el día, también aumentas las posibilidades de experimentar sueños lúcidos, donde eres plenamente consciente de que estás soñando.
  • Mindfulness: implica estar completamente consciente en el momento presente, y puede mejorar significativamente tu capacidad para recordar los sueños. Esta experiencia no solo facilita la recopilación de tus sueños, sino que te brinda la oportunidad de explorarlos de manera más profunda y significativa.

Integrar estas prácticas en tu rutina puede no solo mejorar tu capacidad para recordar sueños, sino también enriquecer tu experiencia onírica.

Prioriza la calidad del sueño antes que la cantidad

No se trata simplemente de dormir mucho ni poco, ya que los expertos sostienen que tanto el déficit como el exceso de horas de sueño pueden afectar negativamente a la calidad del descanso. Dormir menos de 8 horas puede perjudicar la calidad del sueño, mientras que dormir en exceso puede tener un efecto similar. Es fundamental reconocer que la calidad del sueño es más importante que la cantidad cuando se trata de recordar los sueños.

Ten presente que la calidad del sueño no solo se relaciona con la duración, sino también con la profundidad y la eficacia del descanso. Al adoptar prácticas que promuevan un sueño saludable y hacer del descanso una prioridad, estarás en camino hacia noches más reparadoras y sueños más memorables. La atención a la calidad del sueño contribuirá significativamente a mejorar tu capacidad para recordar los sueños.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo recordar los sueños, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Significado de los sueños.

Bibliografía
  • Huffington, A. (2017). La revolución del sueño: Transforma tu vida, noche tras noche. Plataforma.
  • Stickgold, R., & Ellenbogen, J. M. (2010). Actividad cerebral durante el sueño. Mente y cerebro (41), 56-63.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Cómo recordar los sueños