Compartir

Cómo superar el egoísmo en nuestra vida diaria

 
Por Marta Menéndez. 12 septiembre 2018
Cómo superar el egoísmo en nuestra vida diaria

En nuestro día a día, las conductas egoístas pueden dar lugar a gran cantidad de conflictos. Ser capaces de anteponer las necesidades de los otros a las nuestras puede ser un hábito muy difícil de desarrollar, sobre todo si no nos sale de forma natural. No debemos olvidar que el proceso para superar el egoísmo es lento y debe hacerse paso a paso y además, una persona puede ser egoísta en algunas áreas de su vida y no serlo en otras.

De este mismo modo, el egoísmo no siempre tiene efectos negativos en nuestra vida, hay situaciones en las que es adecuado y adaptativo. En este artículo de Psicología-Online te contamos cómo superar el egoísmo en nuestra vida diaria, así como algunas situaciones en las que puede resultar adecuado ser egoísta.

Cómo interfiere el egoísmo en tu vida

Para saber cómo superar el egoísmo en nuestra vida diaria, debemos tratar de identificar cómo el egoísmo genera problemas en nuestra vida, para así comenzar a eliminar las acciones centradas en uno mismo e ir recomponiendo nuestro día a día.

El egoísmo genera más conflictos

Cuando actuamos de forma egoísta generamos controversia o desacuerdos en diversas áreas vitales. A lo largo de nuestra vida hemos visto a personas que no solo se encuentran con conflictos, sino que los buscan activamente. Parecen disfrutar de los momentos de discusión y peleas. No solo están en desacuerdo con algunas cosas, sino que parece que quieren estarlo. Generalmente no resulta agradable estar cerca de este tipo de gente. Esta es una forma sutil de egoísmo, mediante estos conflictos la persona se convierte en el centro de atención que necesita y se siente autosuficiente.

Ser egoísta mata tu alegría o diversión

El egoísmo a menudo limita la capacidad de disfrutar de las cosas porque siempre encuentra algo malo en todo. Esto puede convertirse en una forma de expresar egoísmo ya que es una forma de sentir el control para una persona crítica, le hace sentirse por encima de los demás en una posición de autoridad autoproclamada porque ha identificado un error en las otras partes.

El egoísmo da lugar a expectativas poco realistas

El egoísmo hace que la persona egoísta espere de los demás demasiadas cosas, y es más sutil cuando se trata de lo que uno mismo debe dar.

Una persona con demasiadas expectativas para sí mismo nunca acepta un cumplido, nunca se siente como si hubiera tenido éxito, incluso cuando claramente ha hecho algo. Pueden parecer humildes porque son duros con ellos mismos, pero por dentro se consideran muy superiores al resto.

Esta es otra forma sutil de egoísmo porque ignora las propias limitaciones naturales y supone que uno debería ser capaz de hacer cualquier cosa en cualquier momento. Aunque el pensamiento positivo es algo bueno, la realidad es que la mayoría de nosotros no somos capaces de hacer lo que queremos hacer, aunque nos lo propongamos. Todos tenemos limitaciones y debemos aprender a aceptarlas como parte de nuestra humanidad.

En conclusión, una persona que espera demasiado de sí misma que no acepta un cumplido y siente que es demasiado bueno para ciertas personas puede perder a mucha gente de su alrededor y generar mucha tensión y daño.

El egoísmo limita la capacidad de mejorar

La mayoría de nosotros tenemos dificultades para aceptar las críticas, pero al mismo tiempo, sabemos que es necesario hacer algunas críticas para mejorar.

En el caso del egoísmo hay un rechazo total a cualquier tipo de crítica, se considera que un verdadero amigo es el que se centra solo en sus aspectos positivos e ignora los negativos. Entonces, cuando alguien ofrece una crítica útil con la intención de ayudarle, lo interpretan como desprecio y falta de respeto.

Cómo superar el egoísmo en nuestra vida diaria - Cómo interfiere el egoísmo en tu vida

Cómo superar el egoísmo en nuestro día a día

Algunos consejos que puedes tener en cuenta para superar el egoísmo en tu vida son:

Sé honesto contigo mismo

En primer lugar, para saber cómo dejar de ser envidioso y egoísta, debes admitir que el egoísmo está interfiriendo en tus relaciones. Después, debes identificar las áreas que están siendo negativamente afectadas por conductas egoístas, esto puede ayudarte para empezar a cambiarlas. Sin embargo, la identificación de estas conductas centradas en ti mismo no será fácil y puede ser muy doloroso. Aceptar una verdad negativa sobre uno mismo y tratar de cambiarla es algo que aporta motivación finalmente.

Reemplaza los hábitos egoístas

Cambiar hábitos a largo plazo es posible con una planificación cuidadosa y consistente atendiendo a los detalles de tu comportamiento. Observa tus interacciones con otras personas e identifica aquellas áreas en las que eres egoísta. Trata de buscar formas sobre cómo puedes reemplazar las conductas egoístas. Para dejar de ser egoísta, céntrate en cómo pueden verse mejoradas tus relaciones si superas el egoísmo en tu día a día. Aunque al principio puede ser muy duro, con el tiempo verás los beneficios.

Piensa en los otros primero

Sitúa los deseos y necesidades de los demás en primer lugar, esta es una de las reglas fundamentales para superar el egoísmo. No ser egoísta implica dar tu tiempo, energía, atención o dinero a otras personas cuando sea necesario. Es común que tratemos de justificarnos con nosotros mismos por lo que hacemos, pero debemos recordar que las relaciones no son perfectas y que debemos tratar a los demás de la misma forma en que nos gustaría que los demás nos trataran a nosotros.

No te rindas

Decidirse a cambiar un patrón muy enraizado en las relaciones requerirá mucho esfuerzo. Las dificultades pueden hacerte dudar y que pienses que sería mejor tirar la toalla, pero no debes desanimarte y trata de recordar por qué quieres superar el egoísmo. Una buena forma de superar tu egoísmo es intentar superar los obstáculos.

Cómo superar el egoísmo en nuestra vida diaria - Cómo superar el egoísmo en nuestro día a día

Tipos de egoísmo positivo

A pesar de lo comentado anteriormente, hay ocasiones en las que puede resultar adecuado ser un poco egoísta. A continuación, te presentamos el egoísmo positivo:

Cuando te enfrentas a una decisión importante para ti

A veces las decisiones que tomamos involucran a otras personas, pero otras veces grandes decisiones como puede ser mudarse a otra ciudad, terminar una relación… te obligan a pensar en ti mismo y menos en los demás. Es importante tener en cuenta todo lo relevante a la hora de tomar decisiones importantes, pero al final debemos optar por la mejor decisión para uno mismo.

Cuando la felicidad está involucrada

Ser feliz es algo por lo que todos nos esforzamos, especialmente si no hemos tenido la vida que necesitamos o queremos para nosotros mismos. A veces ser feliz significa dejar de lado las cosas que ya no funcionan para ti o no te vienen bien. Ser feliz requiere un poco de egoísmo por nuestra parte para obtener lo que cada uno de nosotros merecemos.

Cuando se trata de la salud

La salud es nuestra y solo nuestra. Por lo tanto, ser egoísta en este aspecto es fundamental. La forma en que elegimos cuidar de nosotros mismos es solo nuestra y de nadie más.

Cuando se necesita pasar tiempo solo

Pasar tiempo solo es una buena razón para ser egoísta. Todos necesitamos nuestro tiempo a solas para hacer cosas que nos gustan, conocernos, etc. Por lo que a veces hay que ser egoísta para encontrar tiempo para uno mismo.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo superar el egoísmo en nuestra vida diaria, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Escribir comentario sobre Cómo superar el egoísmo en nuestra vida diaria

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo superar el egoísmo en nuestra vida diaria
1 de 3
Cómo superar el egoísmo en nuestra vida diaria

Volver arriba