Compartir

Egoísmo positivo y negativo: definición y ejemplos

 
Por Marta Menéndez. Actualizado: 30 agosto 2018
Egoísmo positivo y negativo: definición y ejemplos

Cuando alguien dice que una persona es egoísta, no dudamos en pensar que es algo negativo, quiere decir que esa persona presta demasiada atención a sus propios deseos, necesidades y bienestar mientras no tiene en cuenta a los demás. Las conductas egoístas se describen como inmorales, una buena persona piensa en los otros primero. Según algunos expertos, el comportamiento egoísta no es solo inmoral sino también negativo para el bienestar propio, de acuerdo con el proverbio chino “si quieres ser feliz en tu vida, ayuda a alguien”.

Sin embargo, en la literatura de autoayuda plantean otra opinión sobre pensar primero en uno mismo, introduciendo el autocuidado que hace referencia a la importancia de priorizar la propia salud física y bienestar psicológico mediante unos buenos hábitos de alimentación, ejercicio, sueño, relajación y actividades de ocio. En este artículo de Psicología-Online, te explicamos el egoísmo positivo y negativo: definición y ejemplos.

Egoísmo negativo e insano

El egoísmo negativo sería aquel que es malo tanto para la persona egoísta como para la victima explotada. Se trata de una transacción unilateral en la que la persona egoísta pretende conseguir algo que quiere de otra persona. En este sentido podríamos pensar que es bueno para la persona egoísta porque obtiene lo que quiere, pero esto tampoco es así porque puede haber consecuencias negativas a largo plazo que superan las ganancias temporales también para la persona orgullosa y egoísta.

Actuar de esa forma puede tener consecuencias muy negativas a largo plazo. Si alguien se aprovecha de otras personas es probable que en un futuro no le ayuden o colaboran voluntariamente con él. Incluso pueden buscar venganza en algún momento. Además, alguien que adquiere fama de manipulador emocional puede ser evitado o apartado por los demás y acabar solo. Quedarse aislado no es bueno porque todos necesitamos una red de apoyo formada por personas que nos quieran y respeten.

Egoísmo positivo y negativo: definición y ejemplos - Egoísmo negativo e insano

Egoísmo positivo o sano: definición

El egoísmo positivo es aquel que beneficia tanto a la persona egoísta como a otras personas. En este caso, el egoísmo es una transacción de dos caras, un intercambio en el que dos personas voluntariamente se separan de algo para obtener otra cosa que valoran. Como ambas personas ganan algo que desean, se le puede llamar transacción ganar-ganar.

Pero las transacciones bilaterales implican mucho más que intercambios económicos de objetos y servicios. Por ejemplo, cada vez que hacemos algo con otra persona u otras personas porque disfrutamos haciéndolo de forma conjunta y no tanto en solitario es también una transacción a dos caras.

Egoísmo negativo y positivo: ejemplos

Egoísmo negativo

  • Algunos ejemplos de egoísmo negativo serían robos, fraudes o el uso de la violencia para quitarle a los demás lo que quieren, entre otros. La manipulación emocional sería otro ejemplo, la persona egoísta presiona a otra para que haga algo que la otra no quiere hacer haciéndole sentir culpable si no lo hace mediante amenazas, aislamiento o de cualquier otra forma. De este modo, la persona egoísta obtiene lo que quiere.

Egoísmo positivo

  • El ejemplo más claro de una transacción de dos caras es un simple intercambio. Yo le doy a alguien algo que le gusta mucho y a mí me da algo que yo valoro, puede ser desde música, películas, ropa, etc. De esta forma los dos sentimos que estamos ganando en el intercambio.
  • Ver una película con un amigo, donde se intercambian miradas, risas, conversaciones… Ir a conciertos, eventos deportivos, a la playa…

Esto son ejemplos de egoísmo positivo siempre que todas las personas implicadas en esos planes obtengan algo de valor para ellos en esa actividad, de esta forma son interacciones buenas para todas las partes.

Egoísmo positivo y negativo: definición y ejemplos - Egoísmo negativo y positivo: ejemplos

Egoísmo neutral en la psicología: los autocuidados

"Si no nos preocupamos primero por nosotros mismos, no estaremos lo suficientemente bien como para ayudar y cuidar a los demás"

El egoísmo neutral sería aquel que incluye el autocuidado sin involucrar directamente a otras personas. Iría en la línea de lo planteado por la literatura de autoayuda: “¿Cómo puedo ayudar a otros si primero no cuido mi propia salud ya sea física o mental?

Cuidar de nosotros mismos forma parte de las prácticas de psicología preventiva, el egoísmo neutral nos coloca en una mejor posición para hacer cosas que puedan ayudar a los demás. Por lo que estos actos de autocuidado podrían ser actos egoístas neutrales porque no ayudan o perjudican a los demás de inmediato. El tiempo que empleo para el autocuidado no lo puedo emplear para ayudar a otras personas, pero a su vez también me permite estar en mejores condiciones para ayudar a los demás en otros momentos.

Un ejemplo sería cualquier conducta de autocuidado: peinarse, lavarse los dientes, etc. También puede ser salir a correr en solitario, yoga… Se trata de cualquier actividad que favorezca el bienestar de la persona.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Egoísmo positivo y negativo: definición y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Personalidad.

Escribir comentario sobre Egoísmo positivo y negativo: definición y ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Egoísmo positivo y negativo: definición y ejemplos
1 de 3
Egoísmo positivo y negativo: definición y ejemplos

Volver arriba