menu
Compartir

Cómo hacer un diario de emociones

 
Por Sonia Silgado. 7 diciembre 2020
Cómo hacer un diario de emociones

Para poder solucionar lo que nos ocurre es necesario primero averiguar qué es lo que está pasando. A menudo, en consulta, muchas personas no saben explicar lo que les pasa ni lo que sienten y esto puede llegar a ser una dificultad en la terapia. Un trabajo que puedes adelantar antes de embaucarte en una terapia, e incluso que puedes hacer por simple forma de autoconocimiento, es lo que se conoce como diario emocional. Muchos psicólogos solicitan una especie de pequeño diario tras la primera consulta, por lo que si ya vienes con dicho trabajo hecho, el proceso de recuperación será más rápido.

¿Sabes cómo hacer un diario de emociones? Sigue leyendo Psicología-Online para saber en qué consiste un diario de autoconocimiento, cómo realizarlo, con ejemplos de cómo escribir un diario personal y qué beneficios puedes obtener al cumplimentarlo.

¿Qué es un diario emocional?

A los/as psicólogos/as nos encantan los autorregistros. Estos consisten en apuntar pensamientos, emociones, conductas, situaciones, etc. que van ocurriendo en el día a día. De esa forma, puede uno entender cómo actúa, por qué y qué es lo que sería necesario cambiar primero.

El diario emocional sería un tipo de autorregistro el cual nos propondría la información acerca de cómo nos sentimos, la causa de dichos sentimientos, y la conducta que hacemos al sentirnos de determinada manera. En algunos casos, también se pueden anotar los distintos pensamientos que se tienen ya que pueden suponer la razón del malestar de una persona.

Este tipo de autorregistros son útiles para cualquier persona, ya que nos ayudan a conocernos a nosotros/as mismos/as, pero, sobre todo, el diario emocional tiene muchos beneficios para personas con problemas de autoestima, de falta de control emocional, de negatividad, entre otros. Escribir un diario emocional es un ejercicio genial para niños y niñas, para que puedan aprender a identificar sus emociones. En este artículo hablamos de la educación emocional en niños/as pequeños/as. También es un muy buen ejercicio para adultos, que se puede realizar cada cierto tiempo para ver qué ha ido cambiando en nuestros pensamientos, sentimientos, emociones y conductas. Ahora que hemos visto qué es el diario emocional, veamos cómo se hace un diario de emociones.

¿Cómo hacer un diario emocional?

¿Cómo crear un diario de emociones? Se trataría de coger un papel y en él elaborar una tabla con tres o cuatro columnas.

  • En la primera columna pondremos "situación".
  • En la segunda columna (es opcional) podríamos "pensamiento".
  • En la tercera podríamos "emoción".
  • Y en la cuarta "conducta".

¿Cómo empezar un diario de emociones? Debes buscar un momento en el día en el que puedas estar tranquilo/a para poder rellenarlo. Esto puede ser antes de dormir, por ejemplo. En ese momento, debes hacer un repaso a los distintos sucesos en el día y proceder a rellenar la tabla. Otra opción es anotarlo en el momento en el que ocurre. Para ello puedes llevar contigo un cuaderno o anotarlo en el teléfono móvil. Como te sea más práctico. Puedes utilizar plantillas como la que dejamos a continuación o puedes utilizar alguna aplicación de tu teléfono móvil.

  1. En la columna de situación, se trataría de anotar el contexto. Ejemplos de ello pueden ser: "discutí con mi pareja", "estuve en un atasco"...
  2. En la segunda columna, anotarías lo que piensas en ese momento: "ya estamos otra vez", "me van a echar por llegar tarde", "soy un/a inútil"...
  3. En la tercera columna debes de tratar de poner nombre a lo que sientes. ¿Te sientes enfadado/a? ¿Frustrado/a? ¿Triste? Te puedes ayudar de una lista de emociones con sus respectivas definiciones.
  4. En la última columna pondríamos lo que hacemos como reacción a lo que ha ocurrido y a lo que sentimos. Quizá empiezas a pitar con el coche o das un portazo. Quizá intentas hacer una relajación o te vas a dar una vuelta.

Tras esto, con tu terapeuta o tú solo/a si no vas a terapia, debes reflexionar y analizar lo escrito y encontrar posibles soluciones. Para dichas soluciones hay que elaborar un plan de acción. Por ejemplo, en vez de acumular lo que siento y evitar hablar de ello con mi pareja, se lo diré de forma calmada para no acabar explotando.

Cómo hacer un diario de emociones - ¿Cómo hacer un diario emocional?

¿Qué me aporta un diario emocional?

¿Para qué sirve el diario emocional? La técnica del diario emocional sirve para que puedas entender cómo te afectan la situaciones, por qué y qué es lo que haces para gestionar tus emociones.

  • Identificar y registrar las emociones que sientes. También aporta un autoconocimiento sobre tus emociones.
  • Tomar consciencia de tus estrategias de gestión emocional. Se trataría de observar si esta gestión emocional está siendo eficaz o si tienes que buscar conductas alternativas para relajarte. A lo mejor ponerse a pitar no es la forma más adecuada de calmarte y, a cambio, debes quizá poner en el coche una música concreta que te ayude a evadirte.
  • Relacionar las emociones con las situaciones. Con el diario emocional puedes a lo mejor darte cuenta que en muchas ocasiones estás enfadado, incluso cuando la situación quizá no merecería la pena el enfado.
  • Tomar consciencia de tu lenguaje interno. Si decides anotar al columna de pensamientos, también puede servirte para entender el lenguaje que utilizas contigo mismo. Seguramente, si tienes baja autoestima te la estás alimentando al llamarte a ti mismo/a inútil, por ejemplo.
  • Identificar personas que influyen en tus emociones. Otro de los aspectos que puedes descubrir al realizar un diario emocional es el hecho de que quizá te des cuenta que con unas personas reaccionas de forma distinta y más calmada que con otras.

En definitiva, la técnica del diario de emociones se trata de una herramienta muy útil para conocernos a nosotros/as mismos/as, para comprendernos, respetarnos y mejorar nuestra actitud con nosotros/as mismos/as y con los demás.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer un diario de emociones, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Bibliografía
  • Bartolomé, E. (2015). Educación emocional en veinte lecciones. Grupo Planeta Spain.
  • Ferran, S. (2004). Libertad emocional: estrategias para educar las emociones. Barcelona: Paidós.
  • Grün, A. (2014). La escuela de las emociones. Maliaño, España: Sal Terrae

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo hacer un diario de emociones
1 de 2
Cómo hacer un diario de emociones

Volver arriba