Compartir

Delincuencia juvenil: qué es, causas, consecuencias, tipos y cómo prevenirla

 
Por Marina Fernández. 20 mayo 2020
Delincuencia juvenil: qué es, causas, consecuencias, tipos y cómo prevenirla

La delincuencia no se produce de forma aleatoria, parte de una cultura, de unos valores, unos conflictos económicos, políticos, sociales... en los que todos estamos inmersos. Muchos jóvenes carecen de planes o proyectos vitales y son considerados incapaces de adaptarse al medio social por lo que, a menudo, toman la delincuencia como vía alternativa de conducta. En este artículo de Psicología-Online abordaremos el fenómeno de la Delincuencia Juvenil. Veremos qué es, cuáles son sus causas y consecuencias así como los tipos de delincuentes jóvenes que podemos encontrar y cómo puede este fenómeno prevenirse. Esperamos que sea de utilidad.

¿Qué es la delincuencia juvenil?

La delincuencia juvenil refiere a todos aquellos delitos que cometen los niños que todavía no han alcanzado la mayoría de edad. En el caso de España y respondiendo a una definición jurídica nos centraríamos en las edades comprendidas entre los 14 a los 18 años según la Ley de Responsabilidad del Menor. Una definición más criminológica abarcaría no solo las conductas constitutivas de infracciones penales sino también otras como el alcoholismo, la drogadicción, el absentismo escolar... Incluso se podría ampliar la franja de edad incluyendo a personas que están por debajo de los 25 años, no 18.

Durante décadas se ha estudiado este fenómeno y sobre todo cuáles son las causas que pueden llevar a un menor a cometer delitos, ya que se trata normalmente de un fenómeno multi-causal como más adelante veremos. Casi todos los países cuentan con juzgados específicos para tratar este tipo de delincuencia (Juzgado de Menores) así como centros de detención destinados únicamente a menores de edad.

Causas de la delincuencia juvenil

Dentro de las causas de la delincuencia juvenil podemos encontrar diversas teorías que han tratado de explicar el fenómeno juntando diferentes factores. Las teorías se dividen en:

Teorías psicobiológicas

Estas teorías sostienen que el origen del comportamiento delictivo se encuentra en la presencia de diversos factores genéticos, psicobiológicos y psicofisiológicos que influyen tanto de forma aislada como relacionándose entre sí en el impulso hacia el individuo para cometer el acto delictivo. Algunos ejemplos: exceso de agresividad, estados patológicos, anomalías de genéticas...

Teorías psicomorales

Presencia de factores biofisiológicos, psicológicos, sociológicos o morales los encargados de conformar en el individuo una personalidad tendente a la delincuencia. Por ejemplo pueden influir factores como el egocentrismo, la agresividad, la indiferencia afectiva, la labilidad afectiva...

Teorías psicosociales

Estas explicaciones teóricas se centran en que la delincuencia es resultado de la interacción entre diferentes estímulos individuales, sociales y situacionales. Aquellos sujetos que carezcan de recursos personales adecuados serán más vulnerables a delinquir cuando se les presente el estímulo en cuestión.

Teorías del conflicto

En este caso son las contradicciones internas de las sociedades modernas las que provocan el desencadenamiento del acto delictivo. La frustración, la inestabilidad social de la época en que vivimos y el resentimiento hacia un futuro incierto pueden provocar agresividad y conductas delictivas.

Teorías críticas o radicales

Conciben la delincuencia como una mera etiqueta que se ha impuesto de forma social a las clases más bajas y pobres por parte de todos los que ejercen el control formal e informal. La delincuencia pasaría a no ser algo real sino artificial.

Consecuencias de la delincuencia juvenil

Las consecuencias de la delincuencia juvenil engloban tanto cuestiones administrativas, como psicológicas y sociales.

Consecuencias jurídicas

  • Internamiento terapéutico
  • Asistencia a centro de día
  • Permanencia centro fin de semana
  • Tratamiento ambulatorio
  • Prestaciones en beneficio de la comunidad
  • Realización de tareas socio-educativas
  • Convivencia con otra persona, familiar o grupo educativo
  • Privación de permisos de conducir o del derecho a tenerlo
  • Inhabilitación absoluta
  • Amonestaciones

Consecuencias para el individuo y para la sociedad

Las consecuencias más comunes que se pueden encontrar son:

  • Desequilibrio mental
  • Desintegración familiar o deterioro del núcleo familiar
  • Promiscuidad sexual y falta de valores morales
  • Comunes enfermedades sexuales
  • Muertes prematuras por broncas callejeras
  • Pérdida de valores

Tipos de delincuencia

La delincuencia juvenil puede aparecer en diferentes circunstancias. Los actos de delincuencia juvenil pueden ser clasificados de la siguiente manera:

  • Conductas de ocasión: comportamientos que el joven adopta al tener que acostumbrarse a la vida social y a unas normas con las que todavía no está familiarizado. Suelen ser los menores comportamientos delictivos, los de bajo grado.
  • Conductas de transición: engloba comportamientos delictivos más severos en un periodo de tiempo más limitado. Suelen ser respuestas a cambios en la escuela, en la familia...
  • Conductas de condición: asociadas a los jóvenes que persisten en mantener su comportamiento antisocial, afectando de forma más grave en su estilo de vida y desarrollando lo que se conoce como carrera delictiva.

Tipos de delincuentes juveniles

Según una clasificación basada en lo cognitivo-conductual que analiza el tipo de crianza parental vs la tipología delictiva se han clasificado los delincuentes juveniles en:

El insolente

Presenta una estructura psicológica y un patrón conductual condicionado por un trastorno de la función socializadora y educativa del vínculo paterno. Es el delincuente más común de todos y es impulsivo, poseedor de un pobre auto-concepto, pobres habilidades interpersonales y una actitud de oposición respecto a las normas sociales. Es el que presenta una mayor probabilidad de reinserción social puesto que sus procesos resilentes se encuentran estancados pero con posibilidades de cambiarlo.

El tipo de violencia no suele tener una motivación fija ni una planificación, es más bien impulsiva e instrumental y a menudo bajo los efectos de las drogas o el alcohol. Algunos ejemplos de delitos serían:

  • Delitos menores contra la propiedad
  • Hurtos en viviendas
  • Hurtos en el comercio
  • Hurtos de vehículos
  • Estafas
  • Faltas a las normativas sociales

El indolente

Presenta una estructura psicológica y patrones de conducta condicionados por el trastorno de la función nutridora "vínculo materno". Muestra trastornos del apego y la empatía lo cual deteriora su capacidad para mantener vínculos interpersonales a través del tiempo además de ser incapaces de reconocer necesidades y sentimientos de otras personas. Bajo control de impulsos pudiendo alcanzar niveles altos de agresividad. La posibilidad de rehabilitación es baja debido a que sus niveles de resilencia son mínimos.

Algunos ejemplos de delitos que pueden cometer son:

  • Delitos mayores contra las personas
  • Abusos sexuales
  • Violaciones
  • Homicidios simples
  • Robo con violencia
  • Agresiones con lesiones graves
  • Secuestros

El incorregible

El tipo menos común de todos. Presenta un mayor nivel de reincidencia violenta y suelen actuar en solitario. Son los más peligrosos en cuanto a su expresividad y potencial criminal. El nivel de psicopatología es global y suelen presentar trastornos agudos tanto en funciones socializadoras como educativas y nutridoras. No suelen sentir remordimiento y presentan violencia extrema llegando a disfrutar con el sufrimiento ajeno. Sus posibilidades de rehabilitación son escasas ya que es probable que en su edad temprana estos individuos no hayan desarrollado procesos psicológicos asociados a la empatía y a la resilencia.

Algunos ejemplos de delitos:

  • Delitos mayores y crímenes
  • Violaciones seriales
  • Secuestros con tortura
  • Robo con homicidio
  • Homicidios seriales
  • Canibalismo
  • Agresiones con resultado mortal

Factores que influyen en la delincuencia juvenil

Además de las causas de la delincuencia juvenil, existen muchas circunstancias que pueden propiciarla y mantenerla o todo lo contrario. A continuación veremos estos factores:

Factores de riesgo

Encontramos, por un lado, los factores de riesgo. Estos pueden afectar de forma negativa en el desarrollo de la conducta de los jóvenes pudiendo dar lugar a situaciones de mayor tensión, de falta de control emocional, conductas delictivas...

  • Factores individuales: baja inteligencia, temperamento difícil en la infancia, impulsividad, hiperactividad, bajo auto-control, pobres relaciones con los iguales, rasgos cognitivos como la tendencia a atribuir la responsabilidad de su comportamiento a agentes externos, atribución de comportamientos hostiles a nivel social, etc...
  • Factores familiares: estrés familiar, abuso, negligencia, estilo parental hostil, crítico y punitivo.
  • Factores ligados al grupo de iguales: pertenencia a grupo de pares involucrados en actividades delictivas.
  • Factores sociales o comunitarios: residir en áreas con bajo compromiso comunitario, alta tasa de desempleo, falta de oportunidades legítimas, falta de confianza en los vecinos y bajos niveles de participación común.
  • Factores socioeconómicos y culturales: pobreza y desempleo juvenil.

Factores de protección

Por otro lado, aparecen los factores de protección, que son todas aquellas variables que atenúan el efecto de los factores de riesgo presentes en los individuos encargándose de disminuir la probabilidad de desarrollar los problemas ya mencionados.

  • Factores individuales: género femenino, alta inteligencia, habilidades sociales, control interno y temperamento resistente.
  • Vínculos sociales: afectividad, apoyo emocional y buenas relaciones familiares.
  • Creencias saludables y sólidos modelos de comportamiento: aprendizaje de normas y valores sólidos, compromiso con valores morales y sociales, buenos modelos de referencia.

¿Cómo prevenir la delincuencia juvenil?

Los expertos coinciden en que las intervenciones preventivas deben iniciarse desde la niñez, deben ofrecerse a todos los lugares y poblaciones y además involucrando no sOlo a los jóvenes sino a las personas que se encuentren en su alrededor y entorno cercano. Todos los sectores de la sociedad deben involucrarse en la prevención de la delincuencia juvenil para obtener resultados más óptimos.

Los profesionales hacen también hincapié en que la forma de prevención más adecuada no es la primaria, desde un nivel más general, sino la secundaria y la terciaria porque permiten ver cambios directos en las personas menores de edad. Por otro lado, la intervención primaria debe ser constante en el tiempo para que pueda obtener algún tipo de resultado.

En cuanto a factores importantes a tener en cuenta para la prevención por parte de los individuos en cuestión: el control de impulsos y el nivel de auto-imagen y auto-concepto. Muchos jóvenes se esfuerzan por ser valorados socialmente con conductas dañinas y/o delictivas, es en este punto en el que hay que trabajar.

Medidas recogidas por UNICEF

  • La prevención de la delincuencia juvenil es una parte esencial de la prevención del delito en sociedad.
  • Toda la sociedad debe procurar un buen desarrollo de los adolescentes.
  • Hay que centrarse en el bienestar de los jóvenes desde la primera infancia.
  • Elaborar medidas que eviten criminalizar y penalizar al niño por una conducta que no causa graves perjuicios ni perjudica a los demás.
  • La familia es la unidad central encargada de la integración social del niño. Se debe tratar de preservar la integridad familiar tanto por parte de los gobiernos como por la misma familia.
  • Políticas que permitan a los niños criarse en ambientes de estabilidad y bienestar familiar.
  • Servicios y programas de carácter comunitario que respondan a las necesidades, problemas, intereses e inquietudes especiales de los jóvenes así como garantizar el asesoramiento a las familias.
  • Reforzar medidas de apoyo comunitario así como instalaciones adecuadas a todos aquellos jóvenes que no puedan continuar viviendo en un ambiente adecuado.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Delincuencia juvenil: qué es, causas, consecuencias, tipos y cómo prevenirla, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología legal.

Bibliografía
  • DefiniciónABC. Definición de Delincuencia Juvenil.
  • Saludemia. Delincuencia juvenil - lo fundamental - formas de aparición de la delincuencia juvenil.
  • Anónimo. Prevención de la Delincuencia Juvenil. La bitácora, Eduso.
  • Araos, C. Tipos de Delincuentes Juveniles (Perfiles Delincuencia Juvenil).
  • Lexmarie, N. & Serrano, I. (2016). Prevención de delincuencia juvenil: ¿Qué deben tener los programas para que sean efectivos? Revista Interamericana de Psicología,1(50), 117-127.
  • Martínes Alonso, S. Las consecuencias de la delincuencia juvenil en España a debate. Revista Digital INESEM.
  • Menárguez, M. (2016). Delincuencia Juvenil, Crimipedia.

Escribir comentario sobre Delincuencia juvenil: qué es, causas, consecuencias, tipos y cómo prevenirla

¿Qué te ha parecido el artículo?

Delincuencia juvenil: qué es, causas, consecuencias, tipos y cómo prevenirla
Delincuencia juvenil: qué es, causas, consecuencias, tipos y cómo prevenirla

Volver arriba