Compartir

¿Qué es la violencia sexual y cómo prevenirla?

 
Por Marina Fernández. 14 febrero 2020
¿Qué es la violencia sexual y cómo prevenirla?

La violencia sexual es un problema de salud pública grave y generalizado que afecta tanto a las comunidades y a la sociedad como a las víctimas y los seres queridos de estas. Las mujeres y los niños y niñas son los que lo sufren en mayor medida y los hombres son los que la cometen también en mayor medida, aunque las víctimas de este tipo de violencia son de todo tipo de género, edad, orientación sexual, etnia, clase socioeconómica y capacidad intelectual.

Además, las víctimas cuentan con otro gran problema añadido: el del silencio. A menudo las víctimas de estas situaciones no saben cómo actuar, sienten vergüenza e incluso no reconocen los actos como violencia sexual debido a cómo se normalizan o minimizan algunas cuestiones en sociedad. En consecuencia de esto, muchas personas no denuncian, no reportan a la justicia lo que les ha sucedido. En este artículo de Psicología-online abordaremos de forma resumida qué es la violencia sexual, cuáles son las causas y las consecuencias y de qué forma podemos prevenirla.

También te puede interesar: Tipos de violencia

Qué es la violencia sexual

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la violencia sexual como: “todo acto sexual, la tentativa de consumar un acto sexual, los comentarios o insinuaciones sexuales no deseados, o las acciones para comercializar o utilizar de cualquier otro modo la sexualidad de una persona mediante coacción por otra persona, independientemente de la relación de esta con la víctima, en cualquier ámbito, incluidos el hogar y el lugar de trabajo”.

La coacción a la que se refiere puede abarcar:

  • Uso de grados variables de fuerza
  • Intimidación psicológica
  • Extorsión
  • Amenazas (por ejemplo de daño físico o de no obtener un trabajo o una calificación, etc.)

Es importante recalcar que también puede existir violencia sexual si la persona no está en condiciones de dar su consentimiento, es decir, si está bajo los efectos del alcohol o los estupefacientes, si es menor, si está mentalmente incapacitada o dormida y que el contacto sexual pasado no implica necesariamente consentimiento futuro.

Algunas de las formas de violencia sexual son las siguientes:

  • Violación
  • Ataque sexual
  • Incesto
  • Abuso sexual infantil
  • Violación cometida por un/a novio/a o conocido/a
  • Agarrar, tocamientos lascivos o manoseo
  • Envío de mensajes de texto sexuales sin permiso
  • Abuso ritual
  • Explotación sexual comercial (por ejemplo: prostitución)
  • Acoso sexual
  • Hostigamiento sexual u homofóbico. Aquí puedes ver los diferentes tipos de homofobia, sus causas y consecuencias.
  • Exposición de genitales o partes privadas y voyerismo
  • Participación forzada en la producción o visualización de pornografía
  • Cualquier otro acto sexual no deseado: miradas, comentarios lascivos...

Causas de la violencia sexual

Averiguar las causas de la violencia sexual es una tarea compleja dado la gran cantidad de formas que este tipo de violencia adopta y la gran cantidad de contextos donde se presenta. Conviene pues, analizar las diferentes tipologías de forma individual para lograr una mayor precisión explicativa sobre las causas concretas, a continuación veremos algunos ejemplos.

En el caso concreto de la violencia sexual que va dirigida hacia la mujer se encuentra un modelo explicativo que abarca tanto los factores individuales como los relacionales, comunitarios y sociales: el modelo ecológico. Este modelo nos cuenta que los cuatro factores mencionados interaccionan entre sí dando lugar a la violencia sexual contra la mujer. Como ejemplo, en un estudio centrado en los factores que aumentan el riesgo de que los hombres cometan una violación (una tipología concreta de violencia sexual) hacia una mujer dio como resultado los siguientes datos:

Factores individuales y relacionales

  • Pertenencia a una pandilla.
  • Consumo perjudicial o ilícito de alcohol o drogas.
  • Personalidad antisocial.
  • Exposición en la niñez a la violencia entre los padres.
  • Antecedentes de abuso físico o sexual en la niñez.
  • Escasa educación.
  • Aceptación de la violencia (por ejemplo, creer que sea aceptable golpear a la esposa o la novia).
  • Múltiples parejas o infidelidad.
  • Opiniones favorables a la inequidad de género.

Factores comunitarios y sociales

  • Normas tradicionales y sociales favorables a la superioridad masculina (por ejemplo, considerar que las relaciones sexuales sean un derecho del hombre en el matrimonio, que las mujeres y las niñas sean responsables de mantener bajo control los deseos sexuales de los hombres o que la violación sea un signo de masculinidad).
  • Sanciones jurídicas y comunitarias poco rigurosas contra la violencia.

En el caso concreto de los abusos sexuales a menores se encuentran otros factores de riesgo explicativos diferentes a los de las mujeres. Save the Children elaboró una Guía de la violencia sexual contra los niños y las niñas. Abuso y explotación sexual infantil que especificaba lo siguiente:

Factores sociales

  • No considerar al niño como sujeto que posee una serie de derechos.
  • Abuso de poder y validación de la violencia en las relaciones más próximas.
  • Tolerancia ante ciertas formas de agresión, física, psicológica o sexual.
  • Falta de conocimiento sobre la repercusión y las consecuencias que tienen este tipo de vivencias en la infancia para el correcto desarrollo de los individuos. Aquí encontrarás las Consecuencias del maltrato psicológico infantil.
  • Entornos culturales que permiten y promueven el matrimonio en edades muy tempranas.
  • Consumo excesivo de alcohol y drogas.

Factores familiares

  • Estructuras familiares donde existen relaciones de poder desiguales.
  • Violencia de género.
  • Distancia emocional.

Factores personales

En el caso del agresor:

  • Exposición a la violencia durante la infancia.
  • Distorsiones cognitivas.
  • Poca capacidad o ausencia de empatía.
  • Trastornos de la personalidad.
  • Consumo de pornografía infantil.

Si las acciones fueran repetidas podríamos hablar de pedofilia, un trastorno de la conducta sexual.

Si hablamos del origen de la violencia sexual hacia cualquier víctima, encontramos tres factores principales:

Factores psicológicos

  • La imposibilidad de conseguir la excitación sin el uso de la violencia.
  • La falta de autocontrol.
  • Una autoestima deficitaria.
  • La ausencia de empatía sexual, que puede llevar a una distorsión cognitiva que justifique su agresión (“a ella/él le gusta”, “lo ha buscado”, “el sexo con niños es darles cariño”...).
  • Algún trastorno de personalidad.
  • Una historia personal como víctima de abusos.

Factores sociales

Muy importante en cuanto hablamos de la violencia hacia la mujer, el prestigio que da la violencia en determinados grupos y comunidades como expresión de virilidad, la cosificación de la mujer a través de los medios de comunicación, la discriminación de género y el lenguaje sexista cotidianos.

Factores situacionales

El consumo de drogas y alcohol, el contagio emocional de la vivencia grupal, la cercanía víctima-victimario y la desolación de espacios considerados propicios para el ataque.

La suma de todas estas variables o de algunas de ellas es la que daría lugar a la violencia sexual. Aún así, hay muchísimas más hipótesis y explicaciones que vale la pena investigar si el tema os interesa.

Recalcar también que a menudo la persona que comete un acto de violencia sexual hacia otra suele ser un conocido de la víctima, ya sea amigo, compañero de trabajo, vecino, pareja íntima o cónyuge, miembro de la familia o persona en una posición de autoridad e influencia para la víctima.

Consecuencias de la violencia sexual

Las consecuencias de la violencia sexual son variadas y afectan tanto a la víctima que lo sufre como a los seres queridos, a las comunidades y la sociedad.

Impacto en los sobrevivientes

Independientemente de si la agresión se produjo recientemente o hace muchos años, puede afectar la vida diaria. Cada víctima reacciona de forma única a la violencia sexual, tanto a largo plazo como a corto plazo, ya que existen consecuencias para ambos periodos temporales. Las reacciones emocionales comunes incluyen culpa, vergüenza, miedo, adormecimiento, conmoción y sentimientos de aislamiento.

Los efectos psicológicos de la violencia sexual han sido relacionados a comportamientos de salud arriesgados a largo plazo. Las reacciones pueden variar desde el trastorno por estrés postraumático (PTSD), los trastornos alimentarios, los trastornos de ansiedad y los trastornos del estado de ánimo. Los impactos físicos incluyen desde lesiones personales hasta preocupaciones por embarazo o enfermedad sexual. Los económicos incluyen gastos médicos y fuera del trabajo.

Las consecuencias para las víctimas incluyen varios ámbitos: consecuencias somáticas como enfermedades crónicas o médicas agudas, consecuencias psicológicas como problemas de ajuste social, sexuales, malestares, cambios cognitivos... y consecuencias o reacciones psicofisiológicas como reacciones cardíacas o musculares cuando aparecen los recuerdos, sobresaltos...En casos graves, las consecuencias pueden ser tan dolorosas que terminan en suicidios, asesinatos al agresor...

Impacto en los seres queridos

Padres, madres, amistades, parejas... Mientras intentan encontrar un sentido a lo que sucedió, los seres queridos suelen sufrir reacciones similiares a las de los supervivientes. Miedo, culpa, autoculpa y enfado son las reacciones más comunes.

Impacto en las comunidades

Cuando sucede una agresión sexual en su comunidad, puede crear un ambiente de miedo, ira o incredulidad en las escuelas, los lugares de trabajo, los vecindarios, las universidades y entre las comunidades culturales o religiosas. Además, existen costos económicos para las comunidades (médico, juicios...)

Impacto en la sociedad

La violencia sexual pone en peligro las estructuras sociales esenciales porque crea un clima de violencia y miedo. Las personas que lo sufren ven interrumpidos sus trabajos, sus estudios y todo tipo de actividades en sociedad en las que pueden verse incapacitados.

Prevención de la violencia sexual: 3 estrategias

En el pasado los métodos para combatir la violencia sexual se centraban en el sistema de justicia penal en gran medida, actualmente se sabe que este tipo de violencia no es consecuencia de un único factor sino de la interacción de varios en los que también está implicada la sociedad. Desde una perspectiva de salud pública, los factores comunitarios y sociales pueden ser los más importantes para identificar formas de prevenir la violencia sexual antes de que se produzca, ya que la sociedad y la cultura pueden apoyar y perpetuar creencias que aprueban la violencia.

Según la OMS, algunas de las estrategias serían las siguientes:

  1. Ayuda: proporcionar una respuesta integral a las necesidades de las víctimas supervivientes.
  2. Educación: Ampliar la base de conocimientos y concienciar acerca de la violencia sexual.
  3. Jurídica: promover reformas jurídicas, como:
  • Fortalecimiento y ampliación de las leyes que definen la violación y la agresión sexual
  • Sensibilización y capacitación de la policía y los jueces acerca de la violencia sexual
  • Una mejor aplicación de las leyes existentes.

Y recuerde, si sufre algún acto de violencia sexual:

  • Póngase a salvo.
  • Consiga ayuda.
  • Obtenga atención médica.

La violencia sexual es un problema de salud pública grave y todos y todas debemos participar en su prevención. Es una de las violencias más denigrantes que existen por las implicaciones médicas y psicoemocionales que conlleva, afectando la dignidad y bienes jurídicos como la libertad.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Qué es la violencia sexual y cómo prevenirla?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología legal.

Bibliografía
  • Coalición de Pensilvania contra la Violación Sexual. Violencia sexual: información para adolescentes y sus comunidades. Recuperado de: https://www.pcar.org/sites/default/files/pages-pdf/sexual_violence_and_teens_brochure_spanish.pdf
  • Generalidades sobre la violencia sexual. EEUU: Medine Plus.Recuperado de: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001955.htm
  • Gómez, E. & Juárez, E.(2014).Criminología sexual.Revista del Instituto de Ciencias Jurídicas de Puebla, México.(34), 141-165.
  • National Sexual Violence Resource Center.(2016).El impacto de la violencia sexual. Recuperado de: https://www.nsvrc.org/sites/default/files/2016-04/saam_2016_el_impacto-de-la-violencia-sexual_0.pdf
  • Organización Mundial de la Salud.(2013).Comprender y abordar la violencia contra las mujeres.Recuperado de: https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/98821/WHO_RHR_12.37_spa.pdf;jsessionid=2C3A63A9D177E0C4D531595831C4D59C?sequence=1
  • Ramos, L. & Saltijeral, M.T. & Romero, M. & Caballero, M.A. & Martínez, N.A.(2000). Violencia sexual y problemas asociados en una muestra de usuarias de un centro de salud.SciELO, Salud Pública.(43), 182-191.

Escribir comentario sobre ¿Qué es la violencia sexual y cómo prevenirla?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Qué es la violencia sexual y cómo prevenirla?
¿Qué es la violencia sexual y cómo prevenirla?

Volver arriba