Compartir

Diferencias entre psicosis y esquizofrenia

 
Por Marta Thomen Bastardas. 7 marzo 2019
Diferencias entre psicosis y esquizofrenia

La imagen que la sociedad tiene de la psicosis, en general, y de la esquizofrenia, en particular, como trastorno mental proviene de la característica más visible de estas condiciones. Dicha característica corresponde con la desconexión con la realidad que se produce en los trastornos psicóticos, entre ellos, la esquizofrenia. Para poder comprender las diferencias entre la psicosis y la esquizofrenia, debemos tener presente previamente la definición, los síntomas, las causas, el origen y el curso de ambas. En este artículo de Psicología-Online, te contamos qué es la psicosis, sus causas y síntomas, también qué es la esquizofrenia, sus causas y síntomas. Por último, explicamos los puntos principales en los que se diferencia la psicosis de la esquizofrenia.

También te puede interesar: Diferencia entre psicosis y neurosis

¿Qué es la psicosis?

La psicosis fue el trastorno que más interés despertó en el siglo XIX, naciendo como término opuesto de la neurosis. Se conoce como psicosis al conjunto de síntomas que producen que la persona no sea capaz de distinguir la realidad de la fantasía, perdiendo así el contacto con la realidad. La persona no presenta conciencia de enfermedad, factor que resulta un reto para el conjunto de profesionales de Salud Mental para el tratamiento de esta, puesto que la persona debe tener conciencia para poder trabajar con la enfermedad.

La psicosis conlleva una percepción alterada de la realidad, es decir, la realidad no se percibe y no vive igual que los demás. La irrealidad en la que viven las personas que la padecen genera angustia y nerviosismo, lo cual produce que se muestren en un estado de vigilancia hacia su entorno, que tengan dificultades en los distintos ámbitos de su vida.

Causas de la psicosis

Las causas de los síntomas psicóticos pueden ser muy distintas. La psicosis puede producirse:

  • Por consumo de sustancias o fármacos
  • Por enfermedades previas como la esclerosis múltiple, epilepsia, Parkinson, Alzheimer, entre otras
  • Como consecuencia del estrés psicosocial
  • Como síntoma de determinados trastornos como la esquizofrenia

Síntomas de la psicosis

Para comprender la experiencia psicótica, es necesario clasificar los principales síntomas que esta produce. Los síntomas de la psicosis son:

  • Pensamientos confusos: los pensamientos más habituales se vuelven confusos o la persona deja de establecer asociaciones lógicas entre los distintos pensamientos. Se produce una dificultad de comprensión de su diálogo, siendo en ocasiones un diálogo sin sentido. Por otro lado, la comprensión no se produce únicamente por las personas que escuchan el diálogo, sino también por ellos mismos, siéndoles difícil en ocasiones seguir el hilo de las conversaciones, concentrarse o recordar las cosas.
  • Ideas delirantes: creencias irreales, aunque a veces podrían tener sentido, no son reales. Están fuertemente arraigadas, pues para el paciente son percibidas como totalmente verdaderas. Las ideas delirantes están causadas por la incapacidad de separar las experiencias reales de las irreales.
  • Alucinaciones: percibir con los sentidos algo que en realidad no está ahí. Las alucinaciones pueden producirse en cualquier sentido: puede ser ver, oír, oler, saborear o notar algo. Oír voces es la alucinación más habitual.
  • Cambios afectivos y de percepción: en ocasiones, la persona sufre un cambio en su forma de sentir. También son frecuentes los cambios bruscos del estado de ánimo. O bien, parece que sus emociones pierden intensidad, manifestando también menos emociones a quienes les rodean.
  • Cambios de conducta: las personas que han sufrido psicosis presentan conductas distintas a las que estaban habituados a tener. En muchas ocasiones, estas conductas se asocian al delirio que la persona esté teniendo.

En el DSM-V, los trastornos psicóticos son el trastorno delirante, el trastorno psicótico breve o brote psicótico, el trastorno esquizofreniforme, la esquizofrenia, el trastorno esquizoafectivo, la catatonia y el trastorno psicótico inducido por sustancia, medicamentos o enfermedades.

Aquí puedes encontrar más información sobre la psicosis.

¿Qué es la esquizofrenia?

La esquizofrenia es una enfermedad mental grave del grupo de trastornos psicóticos, siendo la más representativa de estos. El trastorno esquizofrénico, usualmente, se manifiesta en la adolescencia o al comienzo de la edad adulta. La esquizofrenia puede comenzar repentinamente o de manera gradual y los síntomas pueden mejorar o ser de carácter crónico en grados diferentes, manejándose con antipsicóticos. Muchos pacientes experimentan períodos de mejoría en los que solo presentan síntomas menores y períodos de empeoramiento cuando los síntomas se agravan. Sin embargo, aunque se presenten períodos de mejoría, para que pueda establecerse un diagnóstico de esquizofrenia, los signos continuos del trastorno deben persistir durante un mínimo de seis meses y este período ha de incluir al menos un mes de síntomas. Existen diferentes subtipos de esquizofrenia, entre ellos la esquizofrenia paranoide.

Causas de la esquizofrenia

Finalmente, cabe destacar la causa desencadenante, la cual sería la predisposición genética y factores ambientales y detallar que no puede deberse directamente a una enfermedad o al consumo de drogas o fármacos.

Síntomas de la esquizofrenia

A continuación, se presentan los síntomas determinados para diagnosticar la esquizofrenia. En la esquizofrenia se pueden diferenciar los síntomas positivos y los negativos.

Los síntomas positivos de la esquizofrenia

Los síntomas positivos son el comportamiento psicótico del trastorno, los cuales comprenden los delirios, las alucinaciones, el discurso o pensamiento desorganizado y el comportamiento desorganizado o catatónico.

  • Delirios: pensamientos irreales. Para el paciente son percibidos como totalmente verdaderos.
  • Alucinaciones: percibir con los sentidos algo que en realidad no está ahí. Las alucinaciones pueden producirse en cualquier sentido: puede ser ver, oír, oler, saborear o notar algo. Oír voces es la alucinación más habitual.
  • Pensamientos desorganizados: consisten en hacer asociaciones desorganizadas de pensamientos debido a la afectación del razonamiento lógico.
  • Comportamiento desorganizado o catatónico: el comportamiento desorganizado se asocia con una elevada agitación, incapacidad de organización, dificultando el comportamiento dirigido a metas (dificultando actividades cotidianas). En contra, el comportamiento catatónico conlleva una disminución de la actividad psíquica y motora, pudiendo llegar a una falta total de atención y rigidez.

Los síntomas negativos de la esquizofrenia

Los síntomas negativos se relacionan con un déficit emocional, motivacional o social. Estos pueden ser vividos dolorosamente por el entorno, puesto que implican una pérdida de interés o iniciativa, sensibilidad emocional, interacción social…, pudiendo causar un aislamiento emocional y social de la persona y pudiendo provocar ansiedad y depresión. Los síntomas negativos que se presentan en la esquizofrenia son el aplanamiento afectivo, la alogia y la abulia o apatía y, en algunos casos, puede producirse aislamiento emocional y social.

  • Aplanamiento afectivo: es la nula reacción ante estímulos emocionales, dándose una reducción de la intensidad de la expresión emocional.
  • Alogia: pobreza del habla, incluyendo una disminución de la fluidez del discurso.
  • Abulia o apatía: falta de voluntad, incapacidad para persistir o para iniciar una actividad. Pueden producirse sentimientos de vacío.

Para más información sobre este trastorno, aquí puede encontrarse en qué consiste la esquizofrenia.

Diferencias entre psicosis y esquizofrenia

Una vez comprendida la psicosis y el trastorno esquizofrénico, vamos a detallar de forma resumida todas las diferencias entre psicosis y esquizofrenia, aún siendo dos conceptos íntimamente asociados.

1. Una está dentro de la otra

Si entendemos la psicosis como el conjunto de trastornos psicóticos que reproducen este conjunto de síntomas de pérdida del contacto con la realidad, la esquizofrenia es un trastorno que cursa dentro del grupo de trastornos psicóticos. Por tanto, la primera de las diferencias entre psicosis y esquizofrenia, es que la esquizofrenia está dentro de la psicosis.

2. Los síntomas negativos

Aunque los síntomas más representativos de la esquizofrenia sean los síntomas positivos, esta presenta los síntomas negativos que no se dan en la psicosis. Cierto es que el estado psicótico puede producir cambios en el estado de ánimo y en el comportamiento, pero estos cambios se dan cuando la persona está desconectada de la realidad y conectada con el delirio y/o la alucinación. En cambio, en la esquizofrenia el estado afectivo y de comportamiento se mantiene, aún en períodos de mejoría con ausencia de sintomatología.

3. Duración de los episodios

Otra diferencia entre psicosis y esquizofrenia es la duración de la manifestación de los síntomas. En la psicosis los episodios son de corta duración, pudiendo ser de segundos o máximo unos minutos. En contra, la esquizofrenia requiere que el conjunto de síntomas estén presentes en períodos de larga duración, hasta un mes consecutivo.

4. La causa

Otra de las diferencias entre psicosis y esquizofrenia es el desencadenante. Aunque la manifestación de los síntomas de ambos puede ser debida por una lesión cerebral, un origen genético o un origen social, en la psicosis el desencadenante de los síntomas puede ser debido también por el consumo de sustancias, enfermedades como demencias, consumo de medicamentos…, mientras que se descartaría el trastorno esquizofrénico si los síntomas fueran debidos a estos desencadenantes.

5. Trastorno psicopatológico

La esquizofrenia es en si un trastorno psicopatológico, el cual destaca por los síntomas psicóticos que presenta. Sin embargo, la aparición de síntomas psicóticos no es un indicativo de trastorno mental, puesto que los síntomas psicóticos pueden aparecer, como se ha detallado anteriormente, tras un abuso de consumo de sustancias, una enfermedad…, lo cual no indica un trastorno mental, sino un síntoma producido a causa de estas circunstancias.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Diferencias entre psicosis y esquizofrenia, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología clínica.

Bibliografía
  • Alanen, Y. O. (2003). LA ESQUIZOFRENIA. Sus Orígenes y su Tratamiento Adaptado a las Necesidades del Paciente. H. Karnak Ltd: Londres.
  • Instituto Nacional de la Salud Mental. (2015). LA ESQUIZOFRENIA.
  • The British Psychological Society. (2015) Comprender la psicosis y la esquizofrenia.

Escribir comentario sobre Diferencias entre psicosis y esquizofrenia

¿Qué te ha parecido el artículo?

Diferencias entre psicosis y esquizofrenia
Diferencias entre psicosis y esquizofrenia

Volver arriba