Compartir

Disfunción eréctil psicológica: causas, tratamiento y soluciones

 
Por Marissa Glover. 12 julio 2018
Disfunción eréctil psicológica: causas, tratamiento y soluciones

La disfunción eréctil es un problema cada vez más común y sumamente alarmante y preocupante para los hombres que la padecen. Se dice que la principal causa de que se produzca esta patología es psicológica, por lo que si el hombre no se encuentra estable emocionalmente, es más probable que la padezca. A pesar de que es un problema que va en aumento, la buena noticia es que en la gran mayoría de los casos se cura fácilmente, sobre todo, si la causa es de origen psicológico. Así que si te encuentras en este momento sufriendo a causa de este problema o es tu pareja quien lo padece y quieres ayudarla, este artículo de Psicología-Online sobre disfunción eréctil psicológica: causas, tratamiento y soluciones, seguro que te será de gran utilidad para que podáis saber cómo se puede erradicar este problema.

Es importante que te mantengas sumamente informado acerca de esta patología, ya que mientras más lo estés, evitarás caer en confusiones e incluso preocupaciones innecesarias. Por ello, te recomiendo que te asegures que la información que busques por Internet sea confiable y/o si tienes más dudas relacionadas con tu caso en particular, lo mejor que puedes hacer es ir a consultarlo directamente con un profesional.

Disfunción eréctil psicológica: causas

Existen muchas causas de origen psicológico por las cuales un hombre puede comenzar a tener este tipo de problema, sin embargo, entre las principales podemos destacar las siguientes:

  • Estrés y nervios. El estrés es una causa bastante común que puede generar este tipo de padecimiento. Si una persona se encuentra sometida a altos niveles de estrés constante, ya sea en casa por estar atravesando situaciones familiares difíciles, por el hecho de tener un trabajo sumamente absorbente y con demasiadas obligaciones, entre otro tipo de situaciones que consumen bastante energía y vitalidad, es muy probable que esto se vea reflejado no solo a nivel psicológico, sino también físico. Hay que recordar que para que se produzca una erección, el cerebro tiene que estar estimulado para enviar esta información al cuerpo y que este reaccione de una determinada manera. Por lo que si durante las relaciones, la persona está bastante estresada y tensa, le será imposible conectar realmente con lo que está haciendo en el aquí y ahora.
  • Temor al embarazo o a alguna ETS. Otra situación que puede impedir que se produzca una erección en el hombre es que se encuentre sumamente preocupado por dejar embarazada a su pareja y/o porque le transmita alguna enfermedad de transmisión sexual o a la inversa. Esto evidentemente va a repercutir en su concentración y, por lo tanto, en su rendimiento sexual.
  • Problemas en la relación de pareja. Cuando no existe una buena relación con la pareja, debido a estar atravesando por una crisis o, simplemente, porque nunca han aprendido a resolver sus problemas y van cada vez más en aumento, es muy común que este tipo de padecimiento aparezca.
  • Ansiedad. Suele ocurrir que cuando se presenta alguna vez este problema en el que el hombre no logra mantener su erección debido a razones pasajeras, como al haber estado estresado unos días, tener muchas preocupaciones en la cabeza, etc., se haya quedado con el temor de que esto le pueda seguir ocurriendo siempre. Por lo que cada vez que intente tener relaciones sexuales, se comenzará a sentir demasiado ansioso por no poder rendir lo que él desea y en lugar de disfrutar del acto sexual, se tortura a sí mismo exigiéndose hacerlo de “manera adecuada”. Este problema aumenta si a pesar de eso, la pareja lo critica y recrimina por no poder mantener la erección más tiempo.
  • Preferencias sexuales. Otra razón por la cual puede estarle ocurriendo esto a un hombre es que sus preferencias sexuales no estén encaminadas hacia la persona con la que está teniendo relaciones y, aún así, quiera hacerlo u obligarse a ello. Por eso, es importante ser sincero con uno mismo y reconocer el origen de este problema que puede darse en este caso por la falta de deseo sexual.
Disfunción eréctil psicológica: causas, tratamiento y soluciones - Disfunción eréctil psicológica: causas

Soluciones para la disfunción eréctil psicológica

A continuación, te mencionaremos algunos consejos para la disfunción eréctil psicológica sencillos que puedes comenzar a poner en práctica si quieres trabajar para solucionar este problema por ti mismo. Sin embargo, es importante tener en cuenta que en caso de que el problema haya persistido bastante a lo largo del tiempo y/o tu mismo no hayas podido hacerle frente, es necesario que acudas directamente a un profesional para que sea el quien se encargue de ofrecerte el tratamiento que más se adecue a tu situación y a tus necesidades.

Mantente en el aquí y ahora

No permitas que tu mente empiece a divagar cada vez que vas a tener o estás teniendo relaciones sexuales. Deja de preocuparte por el que va a pasar, si vas a rendir lo que deseas o no, si vas a poder tener una erección en seguida, etc. Olvídate de todo eso y dedícate a disfrutar plenamente del momento.

Puedes concentrarte más en las sensaciones que vas experimentando con el contacto físico con tu pareja, pensar lo mucho que te sientes atraído por ella, etc. No pierdas de vista tu principal objetivo que es el de disfrutar. Algo que te puede ayudar para lograrlo es la meditación o el mindfulness, lo cual es una herramienta sumamente valiosa para tranquilizar la mente y que nos permite centrarnos más en el presente, que es lo único que tenemos seguro.

Reducir el estrés

En el tratamiento de la disfunción eréctil psicológica, es muy importante eliminar el estrés y las preocupaciones de tu vida. Todos atravesamos por situaciones difíciles, ya sean familiares, financieras, sociales, etc., sin embargo, no por ello nos vamos a complicar la vida y a dejar de disfrutar todo lo demás que poseemos.

Si tienes problemas y mucho estrés en el área que sea, trata de no centrarte únicamente en el lado negativo que esto tiene para ti y, por el contrario, aprende a encontrar el aprendizaje en cada una de las dificultades que tengas y que eso te motive a cada vez hacerlo mejor. Aprende también a preocuparte en el momento en el que tienes que hacerlo y, sobre todo, ocuparte. Una vez que lo hayas hecho, el tiempo que te reste en donde tengas que hacer otras cosas, como convivir con tu familia, amigos y, en este caso, cuando vayas a tener relaciones con tu pareja, olvídate de ello y disfruta de esa sensación que puede ser tan placentera como tú lo desees.

Métodos anticonceptivos

Si tu principal preocupación es la de dejar embarazada a tu pareja o transmitirle o que te transmita una enfermedad de transmisión sexual, recuerda que existen métodos anticonceptivos que se pueden utilizar con toda seguridad para que esto no ocurra. Así como también puedes protegerte para evitar la transmisión de alguna ETS. Aquí también es importante que seas responsable de elegir con quien tener un encuentro sexual y si tu pareja o tú tienen alguna ETS, es importante someterse a un tratamiento médico para erradicarla.

Haz ejercicio

Hacer ejercicio te ayudará no solo a aumentar tu bienestar y rendimiento físico, sino también a nivel psicológico mejorando tu bienestar emocional. Es de gran ayuda para reducir el estrés y la ansiedad.

Disfunción eréctil: tratamiento

Como ya lo mencioné anteriormente, si tu problema de disfunción eréctil se ha mantenido a lo largo del tiempo y hasta este momento no has podido erradicarlo por ti mismo y te está trayendo cada vez más problemas a nivel psicológico e incluso de pareja, es necesario que acudas a un profesional para recibir un tratamiento.

El tratamiento de la disfunción eréctil más adecuado y que ha resultado tener mayor eficacia para este tipo de casos es el psicológico, ya que por medio de la psicoterapia la persona afectada logra comprender mejor el origen de su problema y, así mismo, se le puede dar la solución más adecuada a su situación. Hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones esta enfermedad puede tener de fondo algún otro tipo de trastorno psicológico como, por ejemplo, una depresión o algún tipo de trastorno de ansiedad, así que la mejor manera de saberlo y ser diagnosticado de manera correcta es acudiendo al psicólogo.

El psicólogo se encargará de ofrecerte un tratamiento que tenga como objetivo ir trabajando cada una de las causas de la disfunción eréctil por medio de ejercicios y herramientas específicas como, por ejemplo, ejercicios de relajación, reestructuración cognitiva con lo que se busca eliminar los pensamientos irracionales que te están limitando, ejercicios que se tienen que realizar en pareja, etc. En ocasiones, cuando se tiene una pareja estable, es necesario que ambos acudan a la terapia para resolver los conflictos que se estén produciendo entre ambos y que tengan mucho tiempo sin poder resolver y ayudarlos, así, a tener una mejor relación.

Disfunción eréctil psicológica: causas, tratamiento y soluciones - Disfunción eréctil: tratamiento

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Disfunción eréctil psicológica: causas, tratamiento y soluciones, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sexología.

Escribir comentario sobre Disfunción eréctil psicológica: causas, tratamiento y soluciones

¿Qué te ha parecido el artículo?

Disfunción eréctil psicológica: causas, tratamiento y soluciones
1 de 3
Disfunción eréctil psicológica: causas, tratamiento y soluciones

Volver arriba