Compartir

Encopresis en niños: causas y tratamiento

Por Marta Menéndez. 28 mayo 2018
Encopresis en niños: causas y tratamiento

¿Tu hijo ya tiene edad para ir al baño pero no puede evitar hacerse caca encima? ¿Afecta a la relación con sus compañeros y a la realización de otras actividades? Si es así, puede que tu hijo tenga encopresis. La encopresis ocurre cuándo un niño mayor de 4 años tiene ganas de defecar y se lo hace encima, manchando su ropa. Este problema suele estar asociado con el estreñimiento. El estreñimiento tiene lugar cuándo la caca queda “atascada” en el intestino. Tratar el estreñimiento ayudará a eliminar la encopresis, aunque llevará un tiempo. En este artículo de Psicología-Online te explicamos la encopresis en niños: causas y tratamiento.

Síntomas de la encopresis infantil

El síntoma más común de la encopresis es manchar los pantalones. El estreñimiento suele ocurrir antes de la encopresis, pero puede no ser detectado. Si tu hijo no va al baño en 3 días o más y tiene dolor cuándo consigue hacer caca puede padecer estreñimiento.

Otros síntomas típicos de la encopresis pueden ser:

  • Pérdida de apetito
  • Dolor abdominal
  • Infecciones de orina

Tu hijo puede experimentar culpa o vergüenza por manchar los pantalones. Además, pueden reírse de él en el colegio por su problema. Como consecuencia de esto, es típico que los niños con encopresis muestren comportamientos para ocultar el problema, pasar desapercibidos, estar callados, etc. Por ejemplo, pueden esconder los pantalones manchados para que el resto no se entere de lo que ha ocurrido.

Encopresis en niños: causas y tratamiento - Síntomas de la encopresis infantil

Posibles causas de la encopresis

Ir al baño puede convertirse en un problema para tu hijo si no tiene una alimentación rica en fibra, si no bebe mucha agua o hace poco ejercicio. Estas son algunas razones por las que ir al baño puede resultar muy doloroso.

Si las heces son demasiado líquidas puede que tu hijo no las pueda controlar y manche sus pantalones. En algunos casos, el intestino puede verse ensanchado por el bloqueo de las heces haciendo que tu hijo pierda la sensación de que necesita ir al baño.

Las causas más comunes del estreñimiento que puede producir encopresis son:

  • Dieta pobre en fibra
  • Falta de agua
  • Poco ejercicio físico
  • Aprendizaje para ir al baño antes de tiempo
  • Ir al baño menos de una vez cada tres días

Algunas causas psicológicas menos comunes son:

  • Problemas comportamentales, trastornos de la conducta
  • Estresores familiares, escolares, ambientales, etc.
  • Ansiedad acerca de la conducta de ir al baño

Que la encopresis esté asociada con causas psicológicas no quiere decir que los síntomas estén bajo el control del niño. La mayoría de ellos no pierden el control sobre sus heces intencionadamente con algún objetivo. El problema puede comenzar a partir de situaciones controladas como miedo a usar el baño en lugares públicos o por no querer aprender a usar el baño, pero con el tiempo están situaciones acaban siendo incontrolables.

Cómo ayudar a un niño con encopresis: tratamiento

Algunas opciones de tratamiento para la encopresis son:

Eliminar la obstrucción

El médico puede recomendarte algún producto para eliminar la obstrucción y aliviar los síntomas del estreñimiento. Estos productos pueden incluir:

  • Aceite mineral
  • Enemas
  • Laxantes

Cambios en el estilo de vida

Hay numerosos cambios en el estilo de vida que pueden ayudar a superar la encopresis de tu hijo.

Adoptar una dieta rica en fibras puede mejorar o acelerar el ritmo intestinal. Algunos ejemplos de alimentos ricos en fibra son:

  • Fresas
  • Cereales
  • Judías
  • Uvas
  • Brócoli

Para niños entre 4 y 8 años, beber 5 vasos diarios de agua y prohibir el consumo de cafeína puede ayudar a prevenir la deshidratación.

El ejercicio diario ayuda a la movilización intestinal. Anima a tu hijo a realizar ejercicio físico de forma regular.

Modificación de conducta

Se pueden emplear técnicas conductuales para reforzar a tu hijo cada vez que vaya al baño de forma correcta, que coma alimentos ricos en fibra y coopere con el tratamiento. El refuerzo puede variar desde un elogio a objetos tangibles, siempre y cuando se haga con constancia y coherencia. Evita reñir a tu hijo por manchar los pantalones, ya que puede aumentar su ansiedad a la hora de ir al baño. En vez de regañarle, intenta permanecer neutral después de cada “accidente”.

Terapia psicológica

Si tu hijo presenta estrés psicológico u otro tipo de problema de conducta subyacente, la terapia psicológica puede ser una buena opción. La terapia ayudará a tu hijo a desarrollar estrategias de afrontamiento y a mejorar su autoestima. Además, puede proporcionar algunas pautas de conducta para los padres.

Encopresis en niños: causas y tratamiento - Cómo ayudar a un niño con encopresis: tratamiento

Diagnóstico de la encopresis infantil

El diagnóstico de la encopresis se basa fundamentalmente en los síntomas descritos por el paciente y un examen físico. El examen físico puede incluir, en ocasiones, un examen del recto.

Un examen psicológico puede realizarse para detectar la causa emocional subyacente a la encopresis.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Encopresis en niños: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Trastornos emocionales y de conducta.

Escribir comentario sobre Encopresis en niños: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
GUILLERMO
existe algún tratamiento para poner fin a este padecimiento??

Encopresis en niños: causas y tratamiento
1 de 3
Encopresis en niños: causas y tratamiento

Volver arriba