Compartir

Perfil psicológico de una persona infiel

Perfil psicológico de una persona infiel

La infidelidad puede hacer referencia a una acción concreta en la vida de una persona o, por el contrario, ser una actitud reiterada en la biografía sentimental del protagonista que repite un esquema similar en cada nueva relación. Esta es una de las características repetidas en el perfil de una persona infiel. El hecho de haber protagonizado un episodio similar en distintas ocasiones muestra un concepto de amor en el que una relación de pareja es compatible con otro vínculo paralelo (desde el punto de vista del infiel). Cada persona es diferente, sin embargo, existen algunas características comunes. ¿Cuál es el perfil psicológico de una persona infiel? En Psicología-Online enumeramos algunas de sus características.

Seducción constante

Dentro del perfil psicológico de una persona infiel cabe destacar que, por general, suele ser una persona a la que gustar y sentirse deseada. Y, especialmente, cuando ya ha llegado la monotonía a la historia de amor, surge ese aliciente del deseo que activa sus sensaciones. En este caso, la seducción se vive intensamente al estar al límite de aquello que se siente como prohibido u oculto a los demás. Caer en la tentación es un aliciente de novedad en la vida del protagonista que lucha por no ser descubierto. Y es que, si algo define el perfil psicológico de la persona infiel es que no desea renunciar a estas historias breves, pero tampoco quiere que este hecho salga a la luz ante el riesgo de abandono por parte de su pareja.

Generalmente, una persona infiel no observa la realidad de manera democrática. Mientras que quiere tener la libertad de poder vivir más de una historia, no vive con la misma predisposición que su pareja pueda tener una relación con otra persona. Justifica la infidelidad y encuentra excusas para actuar de este modo. Vive la realidad desde la supremacía del yo, es decir, desde el ego.

Busca esa sensación de pasión que le permite experimentar las sensaciones frecuentes de la idealización sentimental en donde cada uno observa al otro como perfecto. Siente dificultad para afrontar una etapa de rutina en una relación de pareja cuando ya han quedado atrás las mariposas en el estómago o la intensidad de las primeras citas sin tener ese aliciente de emociones tan vivas.

Seducción constante

Autoestima vulnerable

El perfil psicológico de una persona infiel también suele conllevar a que su autoestima dependa, en gran medida, de esa búsqueda de aprobación externa en ese juego de la seducción que nace a partir del deseo de gustar y sentirse deseado ante la mirada ajena. Por tanto, esto esconde una frágil seguridad en uno mismo.

A su vez, esta búsqueda de la reafirmación del propio atractivo personal por medio del lenguaje de la seducción en una historia externa a la relación de pareja también conecta con una necesidad de juventud constante ante la ley del paso del tiempo que produce un efecto visible en la imagen corporal.

La persona tapa de forma temporal posibles carencias afectivas y vacíos internos, sin embargo, más allá de la superficie queda el sufrimiento que produce la dependencia emocional. Aunque el infiel se crea muy libre por tomar decisiones de este tipo, en realidad, está muy condicionado por sus propios hábitos y creencias.

En este otro artículo te ayudamos a que puedas saber si tu novio te engaña con otra mujer.

Engaño permanente

Las infidelidades frecuentes son un síntoma de la falta de transparencia que tiene esa persona para hablar de sí misma con su pareja. La mentira es un recurso habitual para disfrazar la realidad. Aquel que se siente engañado tal vez descubra alguna contradicción en las versiones dadas sobre un tema, note cambios de comportamiento repentinos en el estilo de vida de su pareja u observe excusas poco coherentes para ausentarse de celebraciones importantes.

Aunque aquello que define a una persona infiel no es solo su capacidad de mentir, sino también, la naturalidad con la que lo hace y lo convincente que puede llegar a resultar si su pareja no desconfía todavía de sus actos. Si en algún momento se produce la ruptura definitiva al ser descubierto, muy pronto iniciará una nueva relación puesto que esta dependencia sentimental hace que el protagonista se sienta realmente incómodo con la idea de la soledad.

Por tanto, detrás del perfil de una persona infiel también existe un temor interno a esa sensación de vacío que surge ante la experiencia de sentirse solo sin haberlo elegido.

Engaño permanente

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Perfil psicológico de una persona infiel, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Personalidad.

Escribir comentario sobre Perfil psicológico de una persona infiel

¿Qué te ha parecido el artículo?

Perfil psicológico de una persona infiel
1 de 3
Perfil psicológico de una persona infiel

Volver arriba