menu
Compartir

Qué es el sesgo de negatividad

 
Por Gianluca Francia. 27 mayo 2021
Qué es el sesgo de negatividad

Uno de los sesgos más difundidos, capaz de obstaculizar el juicio y la comunicación es el sesgo de la negatividad, por el cual el cerebro humano es biológicamente más sensible a las noticias y a los estímulos desagradables que a los positivos. Una actitud desarrollada por una obvia razón: la supervivencia. Citando a Kahneman: "El cerebro de los seres humanos y otros animales contiene un mecanismo que ha sido diseñado para dar prioridad a las malas noticias, para aumentar la probabilidad de vivir el tiempo suficiente para reproducirse".

Podemos ver cómo el sesgo de la negatividad es poderoso y arraigado en muchas situaciones de la vida cotidiana, por ejemplo, en la tendencia a recordar más los insultos y los fracasos de los elogios y de los éxitos. Esto desencadena un círculo vicioso: cuanto más sensibles somos, más la negatividad se apoderará de nuestra mente y la actitud hacia la negatividad refuerza el sesgo. En este artículo de Psicología-Online, profundizaremos sobre qué es el sesgo de negatividad.

Significado del sesgo de negatividad

El sesgo de la negatividad es un fenómeno en el que los eventos negativos son más importantes y requieren más atención que los eventos neutros o positivos. En otras palabras, la información negativa tiende a tener un impacto mayor que la positiva en los juicios de los individuos, ya que es más saliente y distintiva y permanece más tiempo grabada en la memoria.

Origen del sesgo de negatividad

El sesgo de la negatividad nos ha dado una ventaja en la evolución. Las cosas buenas son agradables, pero las malas pueden matar. Es por eso que prestamos atención a las cosas malas y las recordamos primero. Este sesgo, en efecto, es útil para darse cuenta de potenciales amenazas. Como especie, hemos aprendido a sobrevivir sobre todo porque hemos sido muy buenos en evitar los peligros.

Este pesimismo empieza muy pronto: los niños pequeños empiezan a mostrar signos de negatividad a partir de los siete meses de edad, lo que sugiere que la tendencia es innata. Como prueba adicional, los investigadores están convencidos de que tendemos a recordar más fácilmente los malos recuerdos que los buenos, ya que algunos estudios han descubierto que es más probable que la gente recuerde momentos infelices de la infancia, aunque describirían ese período como generalmente feliz. En este artículo, te contamos cómo superar un trauma en la infancia.

Elementos del sesgo de negatividad

Paul Rozin y Edward Royzman han propuesto cuatro elementos del sesgo de negatividad para explicar su manifestación:

  1. Poder negativo: se refiere a la noción que, aunque posiblemente de igual magnitud o emotividad, elementos o acontecimientos, negativos y positivos no son igualmente sobresalientes.
  2. Gradientes negativos más empinados: parece que los acontecimientos negativos se perciben cada vez más negativos que los positivos a medida que se acerca, espacial o temporalmente, al acontecimiento mismo.
  3. Dominio de la negatividad: describe la tendencia a la combinación de elementos o eventos positivos y negativos.
  4. Diferenciación negativa: la conceptualización de la negatividad es más elaborada y compleja que la de la positividad.

Ejemplos del sesgo de negatividad

El negativity bias también puede afectar significativamente a las decisiones de los individuos. En efecto, la tendencia a dar más peso a la información negativa que a la positiva también se ha analizado en las investigaciones realizadas por Daniel Kahneman y Amos Tversky, centradas en la toma de decisiones. A este respecto, la negatividad bias puede estar relacionada con el fenómeno de la aversión a la pérdida, estudiada en la "teoría del prospecto" por parte de los dos autores mencionados.

Según los resultados de sus investigaciones, si se toman decisiones que impliquen ganancias o pérdidas, los costes o pérdidas potenciales tienden a pesar más en la decisión o a ser considerados más que las ganancias potenciales. Como demostró Taylor en Asymmetrical effects of positivo and negativo events, los eventos negativos tienden a implicar una mayor movilización de las respuestas fisiológicas, cognitivas, emocionales y sociales del organismo que las positivas.

En este artículo, encontrarás más información sobre cómo tomar decisiones difíciles en la vida.

Cómo combatir el sesgo de negatividad

Todos tenemos la prueba de lo activo y potente que es el sesgo de negatividad si reflexionamos sobre cómo, al final de un día de trabajo, nos viene natural recordar más los insultos que los elogios, o más los momentos negativos que los positivos.

Sin embargo, hay una manera de contrarrestar los efectos del sesgo de la negatividad. Daniel Goleman afirma que es necesario un enfoque negativo para sobrevivir, pero necesitas un enfoque positivo para florecer y prosperar. A continuación, veremos cómo combatir el sesgo de negatividad :

  • Enfocarnos en los aspectos positivos de un evento: centrarnos en los espacios de cambio a nuestra disposición, desencadena los circuitos de gratificación presentes en el cerebro. Reducir la percepción de una amenaza nos permite una mayor flexibilidad cognitiva, así como una mayor capacidad para considerar otras perspectivas y escenarios. Descubre cómo tener siempre un pensamiento positivo.
  • Anotar todos los momentos gratificantes vividos: ya sea un cumplido, un encuentro o un nuevo proyecto. Si los recuerdos positivos se registran con más lentitud que los negativos, un entrenamiento diario de las buenas noticias nos hará más fuertes ante los problemas, porque no los afrontaremos solo con el miedo y el temor de ser aplastados, sino con la capacidad de movilizar recursos y soluciones.
  • Utilizar la técnica del sándwich: en primer lugar, se procede con una comunicación positiva sobre los progresos realizados, luego se pasa a las malas noticias y, por último, se concluye con una declaración positiva sobre todas las iniciativas previstas.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué es el sesgo de negatividad, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Psicología cognitiva.

Bibliografía
  • Eyal, N., Li, J. (2020). Come diventare indistraibili. Milán: Edizioni LSWR.
  • Inside Marketing (2020). Negativity bias. Recuperado de: https://www.insidemarketing.it/glossario/definizione/negativity-bias/
  • Picozzi, M. (2020). Verbal Warrior. Il potere delle parole per disinnescare il conflitto. Milán: Sperling & Kupfer.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Qué es el sesgo de negatividad
Qué es el sesgo de negatividad

Volver arriba